G

Guía: Qué ver en Tánger y Asilah

Tangier, kasbah, Marruecos

Se cuenta que Tingis era esposa de Anteo, gigante de la mitología griega. Anteo murió a manos de Hércules buscando impedirle su undécimo trabajo, robar las manzanas doradas del jardín de las Hespérides. A su muerte, Hércules se juntó con Tinjis y tuvieron un hijo llamado Sufax. En honor a su madre, Sufax fundó la ciudad de Tinjis, actual Tánger. Nace de este modo en los primeros manuscritos de la historia y varios milenios más tarde te contamos en esta guía qué ver en Tánger.

Cómo llegar a Tánger

En Ferry

Tánger es una ciudad costera ubicada en la punta noroeste de África sobre el estrecho de Gibraltar. Por su cercanía al continente europeo (menos de 40 km) es común que muchos lleguen en ferry desde las ciudades españolas de Tarifa o Algeciras. Desde Tarifa el ferry llega al Puerto Tanger-Ville, bastante céntrico. Desde Algeciras arriba en el puerto nuevo ubicado a 40 km de Tánger. Para evitar dolores de cabeza lo ideal es tomar el bote desde Tarifa. La compañía a cargo del trayecto es FRS. El costo ida y vuelta es de unos 55-60 euros y solo ida 35-40 euros (puede variar por épocas).

En Tren

Tánger está conectada por tren a las ciudades costeras principales (Casablanca, Rabat), Marrakech y Fez por la compañía de tren ONCF. No es la versión más económica pero si la más cómoda. Incluso hay tren nocturno desde Marrakech a Tánger. Los trenes arriban a la estación Tanger Ville, a 15 dirhams (MAD) del centro en Petit Taxi.

En Autobús

En el caso que vengas de Tetuán (como nosotros) o de alguna otra ciudad que no tenga conexión por tren entonces está la posibilidad de los autobuses. Las dos compañías principales son CTM y TRAMESA. A nosotros el viaje en CTM desde Tetuán nos costó 30 MAD/persona (+5 MAD por equipaje de bodega).

bus de tangier, marruecos
Al norte de Marruecos verás muchos buses de ALSA, compañía española.

Moverse por Tánger

De encontrarte cerca del centor histórico, caminando es posible recorrer todo. Otra opción es el Petit Taxi de color azul. Son de uso compartido y los preferidos por los locatarios. También hay Grand Taxi (color blanco) pero suelen ser más caros y no utilizan el taxímetro.

Dónde dormir en Tánger

Las opciones más económicas sin irse muy lejos son los alojamientos dispersos en los alrededores de la medina, especialmente aquellos cercanos a la costa. Para ayudarte a elegir es bueno que sepas a que zona de Tánger vas. Está la Medina, la Ville Nouvelle y toda la zona costera del puerto y la playa municipal. Existen dos avenidas principales: Boulevar Mohamed V que va desde la Medina hasta Ville Nouvelle (la zona nueva) y Boulevar Mohamed VI que va desde la playa municipal hasta Malabata. Adyacentes a ellas existe muchas opciones de albergues y hoteles.

Qué ver en Tánger

La leyenda de Tingis fue incorporada en la mitología bereber, pueblo que ocupó Tánger. De aquella época al siglo XXI pasaron fenicios, cartagineses, romanos, vándalos, árabes, portugueses, españoles, ingleses, judíos, musulmanes, cristianos, etc. Tánger despertó mucho interés en los círculos europeos y estadounidenses durante el siglo XIX y XX, tanto cultural como políticamente. Era enclave de artistas, escritores, multimillonarios de dudosa reputación y espías.  Hoy todavía muestra una resaca de su multicultura, disminuida y deteriorada desde mitad del siglo XX en adelante. Con este mega resumen de la ciudad ya podemos empezar a hablar de los lugares de interés.

Kasbah tangier, puerto, marruecos
Desde la Kasbah de Tanger se ve el puerto.

Medina de Tánger

Medina es como se denomina en el mundo musulmán (especialmente del norte de África) al casco antiguo de la ciudad.

La Medina de Tánger fue la más tranquila de todas las medinas que visitamos en Marruecos, todo lo contrario a las histriónicas medinas de Marrakech y Fez. La Medina de Tánger se encuentra pegado al Puerto de Tanger Ville y se compone de calles estrechas y pasajes peatonales con montones de tiendas, puestitos, cafés y restaurantes. Los zocos (mercados tradicionales) son pequeños y se recorren sin ser acosado constantemente por los vendedores.

En ella probamos el aceite de argán, ampliamente recomendados para consumo o como cosmético. La semilla de argán era totalmente desconocida para nosotros hasta nuestra llegada a Marruecos. El árbol es endémico del país y la producción del aceite se sigue realizando de forma tradicional en muchas zonas. El sabor nos convenció mucho y nos llevamos un frasquito.

Las dos avenidas principales que delimitan la Medina, y donde se puede encontrar casas de cambio y otras  facilidades modernas, son Avenue Mohamed V (en la parte alta) y Blvd. Mohamed VI (sobre la costanera). De la antigua muralla que rodeaba el casco histórico quedan algunos vestigios sobre la costanera y todavía se mantiene en pie la puerta Bab Al Bahr, antaño uno de los pocos accesos a la ciudadela fortificada (kasbah).

Desde Avenue Mohamed V.

Adentro de la Medina se encuentra la Sinagoga Nahon (también conocida como Massat Moshe) de 1878, hoy museo visitable por 20 MAD de 10 a 17hs, y la Gran Mezquita de Tánger, cuyo acceso está solo permitido a musulmanes. Para los que somos fanáticos de los viajes, que sepas que Tánger fue dónde nació y creció Ibn Battuta, viajero y explorador del siglo XIV.

Cuenta con un mausoleo en su honor al final de la Rue Ibn Battouta. Una «tumba» de madera tapada con paño blanco en el que dudamos que haya ningún cuerpo físico pero que se ha transformado en lugar de culto para los viajeros. Abre de 8 a 18hs y en teoría es gratuito, aunque el velador del mausoleo esperará una propina por las molestias.

Tombeaux Phéniciens – La necrópolis de Hafa

Alejándonos 450 metros de la Medina hacia el oeste, sobre el acantilado Mershan que termina en la costa, se encontraron entre 1910 y 1960 unas 98 tumbas fenicias (Tombeaux Pheniciens en francés) con artefactos del período púnico y romano. Estas tumbas formaban una necrópolis púnico-romana mirando al mar que fueron vaciadas y limpiadas en el siglo I d. C. para dar lugar a nuevos sepulcros.

Mediterraneo, chilaba,  Tombeaux Phéniciens. necrópolis de Hafa Tanger, marruecos
Vistas al Mar Mediterraneo desde las tumbas de Hafa Tanger.

Hoy solo se pueden ver 24 de ellas, una cantidad suficiente para asombrarse con los huecos rectangulares tallados en la roca de 70 centímetros de profundidad por 180 cm de largo y 60 cm de ancho. No andaban con la cortita de cavar en la tierra, cavaban en la piedra. Usualmente las tumbas (ahora vacías) suelen estar llenas de agua de lluvia y lejos de aparentar abandonadas les brinda un bello color con los reflejos del cielo al atardecer. La visita es gratuita y en un punto que hace la función de mirador.

Cerca de allí se encuentra el conocido Café Hafa. Interesante por su ubicación sobre el acantilado, que permite excelentes vistas del Mar Mediterráneo, y famoso porque en él estuvieron bebiendo té los Beatles y los Rolling Stones. Café Hafa se fundó en 1921 y nunca ha cerrado desde entonces. A pesar de su renombre, nosotros no le encontramos nada extraordinario y creemos que no pasa nada por saltárselo del itinerario.

Tombeaux Phéniciens - La necrópolis de Hafa , tangier, marruecos
Tombeaux Phéniciens – La necrópolis de Hafa

Cueva de Hércules

Está claro que Hércules dejó su impronta en el estrecho de Gibraltar, y no solo con sus columnas y con la ciudad de Tánger. De camino a su undécimo trabajo, robar las manzanas doradas del Jardín de las Hespérides (ninfas), a nuestro héroe se le hizo la noche. Imposibilitado de continuar hasta el día siguiente (en esa época no iba el alumbrado público) paró a descansar en una gruta junto al mar. Esta gruta sería la que hoy se conoce como la Cueva de Hércules.

Cómo llegar a la Cueva de Hércules

La Cueva de Hércules queda a 13 km de Tánger. Se puede llegar directo en el autobús 2A, bajando en la parada Mghayar y caminando los 950 metros restantes hasta la cueva, o tomar el autobús nº20 que va por ruta N1 hasta el pueblo de Boukhalef y desde allí tomar otro autobús o negociar precio con los taxistas para ir directo.

Gruta de Hércules, Marruecos
La gruta de Hércules.

Visitar la Cueva de Hércules

El acceso a la Cueva de Hércules es gratuito. Se encuentra pasando una simpática plaza con mirador al mar que cuenta con varios cafés. Un rocoso pasadizo muere en una apertura al Atlántico que aparenta el perfil de una hercúlea cabeza. Dicen que los fenicios la esculpieron y que vista desde el agua muestra la silueta del continente africano. Además de esta sección (que es la más turística) la gruta tiene otra caverna bien iluminada donde se ve claramente la piedra tallada de la época en que los bereberes la extraían de sus paredes para utilizar como muelas de molino (ruedas de piedra).

Saliendo de la parte gratuita hay otra cueva de pago que cuesta 5 MAD y que es pura parafernalia, con motivos de Hércules y sus doce trabajos, pinturas, estatuas, música y luces de colores. Es la versión más fantasiosa e ilustrativa de la cueva. Podemos decir que por 5 MAD no está mal. Lo único que nos desagradó fue la presencia de un pobre mono con pañales y correa que un hombre ofrecía a los turistas por unos dirhams a cambio de fotos con el mono a cuestas.

Visitar Asilah

La existencia de Asilah, o Arcila, se remonta al 1500 a. C. con los fenicios. Ocupada por almohades y benimerines durante los primeros siglos después de Cristo, en el 1471 los portugueses la conquistaron y ocuparon hasta 1629. El sultán Mulay Ismail la recuperó. Durante el siglo XIX y principios del XX Asilah era utilizada por los piratas como puerto base, lo que provocó un bombardeo austríaco en 1829.

Después de la independencia marroquí de los españoles en 1956, al pintor Mohamed Melehi y el alcalde Mohamed Benaissa se les ocurrió crear un Festival de Arte para revivir Arcila. Pronto el pueblo pudo generar sus propios ingresos y el festival se volvió uno de los más importantes de Marruecos. Hoy Arsilah es un pueblo bien restaurado, con mucho arte callejero y ambiente relajado.

Murales de Acila, Marruecos
Mural en la medina de Assilah.

Cómo llegar a Asilah

En tren

Asilah se encuentra conectada a Tánger, Rabat, Casablanca, Marrakech, Meknes y Fez por la línea ferroviaria. La contra de esta opción es que la estación está a 2 km del pueblo y vas a tener que perder tiempo negociando precio con los taxistas o caminando. Con suerte hay algún microbus local disponible que va de la estación a Asilah por 3 MAD.

En bus

La mejor opción a nuestro entender es ir en autobús o en Grand Taxi compartido. Hay disponibles desde todas las ciudades importantes. La estación de destino es Gare Routière y se encuentra sobre la carretera principal, la ruta N1, en el extremo norte de la medina que está a pocos pasos. Desde Tánger en Grand Taxi cuesta 25 MAD por persona. Salen al lado de la enorme terminal de buses La Gare Routière Tanger (Nouvelle Gare) que los locales denomina Gare Mahatma Kate.

Mural artístico de Acila, Marruecos
Mural artístico de Acila.
Puerta ricamente decorada en la medina de Acila. Marruecos
Puerta ricamente decorada en la medina de Acila.

Pasear por Asilah

Asilah es pequeña y se recorre perfectamente a pie. Su Medina está pegada al Océano Atlántico y todavía conserva la antigua muralla fortificada de su kasbah, construida por los almohades y reformada por Alfonso V de Portugal en el siglo XV, con dos entradas principales: la puerta Bab Al Homar (o Puerta de Tierra) y la puerta Bab Al Kasbah (o Puerta del Mar). Los vehículos motorizados no están permitidos dentro y uno puede pasear distendido.

Es super tranquila con gente muy amable y cuenta con muchos murales y talleres de arte que uno va descubriendo a medida que la explora. Sin tener ningún highlight en particular, este antiguo poblado de pesqueros es perfecto para relajarse divagando por sus pasajes y callejones blancos y azules, tomando un café en la plaza principal frente a la fuente, visitando el puerto y disfrutando de su larga playa en el lado norte en verano. Asilah nos encantó y definitivamente merece una escapada aunque sea por el día. Discreto pero coqueto.

Plaza y fuente de Acila, Marruecos
Plaza de Assilah.

Mapa de Tánger, la Cueva de Hércules y de Asilah

Pasear es más sencillo con un mapa. Encuentra los lugares en este que confeccionamos especialmente para ti haciendo zoom en la ciudad. ¡Es posible incluso descargarlo y utilizarlo sin internet!


¿Alguna sugerencia para el post o estuviste y querés contar tu experiencia? Comparte en los comentarios 😀
Seguí viajando por Marruecos con nosotros.

CategoriesMarruecos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.