G

Gastos en Indonesia

Gastos en Indonesia. Tallado de personas en muro de Borobudur
  • Moneda del país: Rupia indonesa (IDR o Rp)
  • Conversión: 1 USD ≈ 14.258,75 Rp (aquí conversión actual)
Billetes rupia indonesia
¡Somos millonarios!
En rupias indonesas.
GASTOS POR PERSONA POR DÍA
Alojamiento Durmiendo en hoteles low cost 99.811 Rp (~ 7,00 USD)
Comida 78.993 Rp (~ 5,50 USD)
Transporte 52.757 Rp (~ 3,70 USD)

Indonesia es un país que muchas personas (tanto locales como extranjeros) te dirán que es barato, pero no todo es color de rosa. En este post te mostraremos un poco el lado oscuro de los gastos en Indonesia y como salir del paso para que este país «barato» no termine saliendo caro.

Alojamiento

Hostels y Hoteles

El alojamiento esta bien pero hay que buscarlo. Siempre dependerá donde estemos y que busquemos pero un básico mochilero saldrá de 5 a 10 USD. Cuando estuvimos en la isla de Flores (no tan barata comparado con las otras de Indonesia) una habitación privada para dos con baño propio y ducha nos costó 198.000 rupias – aprox. 16 USD – en el hotel Gardena.

Siempre solicitá que tengan mosquitero o lleva el tuyo propio para colgar, en el sudeste asiático el riesgo de dengue y malaria existen y no deben ser tomados a la ligera.

Habitación del Hotel Gardena en la isla de Flores.
Nuestra habitación en el hotel Gardena, Isla de Flores.

Camping

Camping no hicimos. No vimos ningún lugar oficial y no sentimos tal seguridad como para andar tirando tienda en cualquier lado. Por otro lado, si existe alguien que haya tenido la experiencia nos alegrará mucho que la comparta 😀

Couchsurfing

Una grata experiencia que compensa los malos ratos provocados por locales que solo te ven como una billetera andante. Couchsurfing se utiliza bastante y en algunos lugares como la isla de Bali tiene una comunidad muy grande. Con los malos ratos que nos hacian pasar los vendedores pesados, compartir la amabilidad y cariño de familias indoensas fue de lo mejor.

Transporte

Trenes

Si querés hacer largas distancias es el país perfecto para tomar trenes. Por hacer unos 600 kilómetros el costo no supera las 100.000 Rp (aprox. 8 USD) en clase económica. Incluye aire acondicionado, servicio de venta de comida y bebida, enchufes, lugar donde poner las valijas y – generalmente – mucho espacio personal para distenderse. ¡¡¡Una verdadera ganga!!!

Aquí puedes ver la página oficial, está en bahasa indonesio pero igual es bastante entendible.

Las distancias cortas siguen siendo baratas, peeero a veces tienen un pésimo sistema de combinaciones que ni los locatarios entienden. Nos paso en Jakarta perder el tren de larga distancia (habíamos comprado online el billete) porque nos perdimos usando los trenes locales, y no, no es porque fueramos turis. Teníamos el mapita, unimos las lineas a usar y puntos donde cambiar de línea, etc.

Todo parecía tan fácil. Por las dudas cada parada que bajábamos preguntábamos de vuelta y nos decían «Yes yes yes» (ahora teorizamos que solo decían sí como a los locos porque no nos entendían ni jota) para descubrir al final que el que nos tomamos que supuestamente iba a nuestro destino último un par de paradas antes volvía a retroceder de donde veníamos y que en realidad había que cambiar de tren de la misma linea pero que no paraba en esa estación sino en tres después y que recién ahí nos teníamos que tomar otro que fuera para atrás y bajar en nuestro destino y más valía que lo hubiesemos tomado a tiempo porque sino el siguiente recién volvía a pasar en 30 minutosaaaaaAAAAHHH!!

Caos total. Así que ya sabés, si vas a tomar tren local antes preguntá bien y a más de una persona. Los trenes locales fueron, para nosotros, como una representación de la burocracia uruguaya pero versión más dinámica.

Persona subiendo al tren.

Buses

Estamos cerca del lado oscuro. Si uno toma un bus dentro de la ciudad todo será a pedir de boca. El ticket será sorprendentemente barato (3.600 Rp – aprox. 0,3 USD -), los ómnibus nuevos con aire acondicionado y el personal muy amable.

Después tenemos la mafia de los buses. Si tu destino está fuera del circuito céntrico indefectiblemente te verás obligado a tomar uno de estos. Los buses serán un vejestorio tira humo que, además del conductor, tendrá dos «guardas» cuyo trabajo básico es ir colgados de un brazo de las puertas abiertas del bus para atraer clientes y cobrarte el boleto (y gritarle cochinadas en bahasa indonesia a las mujeres).

En muchos países uno sube al bus, le cobran el pasaje y se va a sentar. Acá te dirán el costo pero no te cobraran en seguida, al rato y cuando alguno de los supuestos guardas se les cante se arrimarán a ti y te pedirán una suma que capaz sea un poquitito más elevada de lo acordado (una nadita, solo diez veces más de lo supuesto) y cuando pegues el grito en el cielo te invitarán cortésmente a bajarte ahí, en medio de la nada a buscar tu propio medio de transporte.

Resumen de la historia: como uno está de vacaciones y no quiere pelea termina pagando diez veces más. Una vez el boleto suponía salir 2.000 Rp – 0,2 USD – y cuando fueron a cobrarnos mágicamente se transformaron en ¡¡¡20.000 Rp!!!! Y si, en la conversión no será mucho, pero el costo no es lo que nos molesta, es la actitud.

Y los ómnibus de la mafia no se contentan solo con estafarte porque tenes cara de turi (pero no nos sintamos mal, estafan a todo turista por igual, sea blanco, amarillo, negro o violeta, si no sos locatario marchaste), además son totalmente irregulares en horarios.

Buses gubernamentales en Yogyakarta.
Prolijos buses
gubernamentales
en Yogyakarta.

Un día arrancamos para Borobudur a las 6 a.m., teníamos que hacer solo dos cambios de buses (o eso se suponía). Con el primero llegamos a eso de las 7 a.m. a una gran terminal cuya descripción en el folleto era aproximadamente así: nueva terminal, con funcionarios preparados y toda la información que precises a mano.

Realidad: había un hombre aleatóriamente parado bajo el sol que parecía ser EL funcionario porque vociferaba destino de cada ómnibus que pasaba, ómnibus sin horarios cuyos destinos no estaban claros. Nos acercamos a el funcionario en cuestión para preguntar por nuestro bus, nos dijo que nos paráramos a esperarlo en un corredor específico pero que no sabía la hora.

Esperamos y esperamos y esperamos, y cada vez que preguntábamos la respuesta era «No sé, estamos en Ramadan, quien sabe cuando vendrá» y después de dos horas y media nos rendimos y cambiamos por otro bus que ya estaba allí, no era directo pero solo añadía uno más a la cadena (y un boleto más también).

¡¡Era una trampa!! Tuvimos que añadir un cuarto bus porque el tercero solo te arrimaba un poco, obvio que eso no nos lo dijo cuando subimos, tan solo después que pagamos y todo a precios inflados. Llegamos recién al mediodía a Borobudur.

Más adelante conocimos una chica que hizo el mismo viaje pagando un minibus privado con un grupo del hostel y le salio 15 USD, tan solo 5 USD más que a nosotros. Se ahorró el estrés de los buses, de pelear por el precio y de perder horas y horas en el tramuyo. Así que si sos turista más fácil contratarte algo privado que luchar contra la mafia de los buses «públicos».

Angkot

Los angkot son como los minibuses comunitarios de la ciudad. Van por la vida a bocinazos, atrayendo la atención de cuanto peatón se le pase por enfrente. Como no tienen destinos claros ni paradas claras suelen usarlos solo los locatarios, pero si preguntas no son tan complicados y definitivamente son muchísimos más baratos que un bus mafioso. Antes de subir ya te preguntan tu destino y pagas al bajar.

No suele salir más de 5.000 Rp – unos 0,4 USD – pero al igual que los buses pelea el precio o puede terminar saliendote 10.000 Rp. Lo mejor es tener los billetes en la mano y decirle «No tengo más que esto», seguramente te diga que no, en ese momento te das la vuelta con claro gesto de «entonces no me lo tomo nada» y rápidamente te atajaran con un «okeyokeyokey, come come come«. Este método también es aplicable para los buses de la mafia pero no para los locales prolijitos del gobierno.

Motos

Cuanta moto que pase te ofrecerá sus servicios. Nosotros preferimos nunca tomarlos porque no conocen el concepto de seguridad. Nos han ofrecido llevarnos en la misma moto a los dos con nuestras cuatro mega mochilas recargadas, entre la ciudad con tránsito pesado y sin casco. No gracias, quiero vivir un poco más.

Moto alquilada en Bali.
Moto que alquilamos en Bali.

Lo mejor es alquilar tu propia moto, sale entre 60.000 Rp y 75.000 Rp – entre unos 5 y 7 USD – alquilar por 24 horas. Algunos te piden que dejes un depósito, otros el pasaporte o cualquier documento de identidad. Nosotros preferimos dejar la cédula uruguaya (que para poco sirve) porque nuestro pasaporte es como un tesoro, tememos lo que pueda pasarle en manos ajenas.

La libertad de moverse por tu cuenta sin depender de la mafia de los buses es hermosa, pero debes estar preparado para conducir en el caos total (por ejemplo, los moteros indonesios consideran la vereda una extensión más de la calle y no reconocen los espacios de seguridad para con otros vehículos).

IMPORTANTE SI ESTAS EN BALI

Todos los policías que no viste en Indonesia los vas a ver en esta isla. Están ahí para parar a los turistas y multarlos o pedir soborno por cualquier cosa (si serán vivos). Así que asegurate tener TODO Y MÁS en regla. Nosotros hasta íbamos medio lento porque no había carteles con los límites de velocidad y preferíamos el odio general a que un policía nos encajara multa por ir más rápido que lo indicado en los letreros inexistentes.

Como su único fin es sacarte plata capaz te quieran inventar algo aunque tengas todo en regla, en estos casos lo mejor es tener un billete de 50.000 Rp – unos 4 USD – a mano y declarar que es todo lo que tenes para darles. Con este pequeño soborno ellos se quedan contentos y a ti no te sale tan caro.

Respecto al combustible, con solo 2 USD podíamos llenar el tanque de la moto. Además de las estaciones de servicio del gobierno también hay puestos callejeros que venden combustible en botella, es más caro y de muy bajo rendimiento pero podes encontrarlos en rutas largas que no tienen estaciones de servicio. Para emergencias te salvan el paso.

Taxi

Serás atacado por una horda de taxis cada vez que salgas de una estación (bus, tren, avión, lo mismo da). Los verás a lo lejos, alineados allí donde termina la entrada, prontos para atacar. Respirarás profundo y repasarás todos los métodos que conozcas para mantener la calma.

Pondrás un pie fuera y en seguida empezará el coreo: «Taxi! taxi! taxi! taxi! taxi! Mister taxi taxi Mister!». Dirás «No» hasta el cansancio, los ignorarás y aún así te seguiran. Si paras un segundo alguno se pegará a ti e invadirá tu espacio personal como si fuera tu cónyuge. Entonces todos los mantras, todas las ovejitas contadas y las respiraciones hechas se irán al bombo y los mandaras a todos a irse donde el sol no brilla.

Y como odian la competencia veras cartelitos con la leyenda «En esta zona prohibido grab, uber y cualquier parecido» que en realidad no son reales, los ponen los propios taxistas y no significa que no tengas servicio de ese tipo en la zona.

Personalmente recomendamos solicitar un taxi por aplicación o en alguna garita oficial. Te ahorraras dolores de cabeza.

Dedo

¡Qué alivio! ¡un respiro! Después de los trenes burocráticos, la mafia de buses, los taxis invasivos y la policía caza turis levantar el pulgar y ser llevado gratuitamente y por gente amable es como un bálsamo. Mientras dejes claro que queres un aventón gratis este método es más que posible y te permitirá conocer un lado más lindo de los locales, te arrimará a aquellos que solo buscan ayudar y no les interesa tu bolsillo.

Si estás con tiempo lo recomendamos como opción, pero cuidado cuando son muy amables, suelen tratar de ayudar más de lo que realmente saben y a veces te terminan dejando más lejos o en puntos que no te sirven. En esos casos, y si se ponen muy insistentes en dejarte en ese lugar que ellos saben que es el mejor (aunque tu sepas que no es así), lo mejor es decirles que preferís bajar antes porque querés sacar fotos o lo que sea y que luego te dirigirás para ahí.

Creemos que es la única forma de evitar su «sobre»-ayuda. A nosotros nos pasó en Bali y al final logramos hacernos entender para que nos dejará en un lugar mejor que el que pretendía en un principio con su ayuda.

Señora en el campo caminando por lor riéles del tren.

TIPS PARA VIAJAR POR INDONESIA

  • Si haces autostop deja claro que es para viajar gratis, podés usar la palabra GRATIS que significa lo mismo que en español. Acordate que Indonesia es un conjunto de islas y dependiendo en cual estés cambia la lengua. En la isla de Java se puede decir NEBENG que significa «viaje gratuito» en javanes. En otras islas podes usar Tumpang para decir que querés un aventón pero igual aclará que irías gratis. Lo ideal es preguntarle a los locatarios como se dice «viaje gratuito» en la lengua de esa isla.
  • Siempre lleva el billete en la mano para pelear el precio del boleto al grito de «ESTO ES TODO LO QUE TENGO!!!» si decidís tomar un angkot o bus de la mafia.
  • Para largas distancias y poco tiempo el tren es lo más barato y cómodo, aún en clase económica.
  • Buscar y reservar tren u otros transportes en Indonesia y otros países de Sudasia se puede hacer muy fácil con la app de celular Traveloka. Tener esta app instalada te va a facilitar el viaje.
  • Si querés evitar taxi, un Uber o Grab pueden ser buena opción pero aclarando los puntos. Nos pasó de pedir un Grab a pagar en efectivo con presupuesto de 7 USD según la app y que el conductor nos comunicara por chat un precio diferente de 25 USD. Obviamente lo cancelamos y pedimos otro.

Comida

Volvemos a la lucha de precios. Si compras en la calle y sos turista probablemente te cobren más caro. Lo ideal en estos casos es que te acompañen locatarios, a ellos no los timan. Si tu idea es comer afuera y los precios no están escritos preguntá bien el costo antes de ordenar.

Una comida como para que te llenes puede costar entre 15.000 y 80.000 Rp – unos 1,2 y 6,5 USD – así que es relativamente barato. En los supermercados los costos son bastante correctos, si te encantan las porquerías suelen ser casi que regaladas. No así los productos lácteos ni la carne.

Snack típicos de la isla Papua .
Snack típicos de la isla Papua.
Hecho del interior de un tronco.

Algunos precios:

  • Mandarinas medio kilo 15.000 Rp (1,2 USD);
  • Agua 1,5 litros 4.500 Rp (0,4 USD);
  • Galletas 500 gramos 4.500 a 10.000 Rp (0,4 a 0,8 USD);
  • Coco entero 10.000 Rp (0,8 USD).

El agua de la canilla no es potable, los locatarios la beben previo hervirla pero a nosotros hervida y todo igual nos provocaba malestar estomacal por lo que preferíamos comprar.

Otros

Cuando hablamos de entretenimientos la cosa se pone Cara (con c mayúscula). Como Indonesia tiene ese erróneo concepto de que el turista no se aburre de que le roben tratan de sacar provecho de cada minúscula atracción. Una vez pagamos 10.000 Rp – aprox. 0,8 USD – por una playa en Bali que era mucho más fea que otras playas gratuitas. Muchas playas y parques te los cobran aunque no valgan ni 50 céntimos.

Si vas a Borobudur como turista la entrada te saldrá 325.000 Rp – 26 USD –  pero como locatario el costo es tan solo de 4 USD. Si querés hacer un tour por las islas con los dragones de Komodo y un par de islas más con playas y arrecifes para hacer snorkel el mismo pack que hace unos años salía 50 USD ahora sale como muy barato 80 USD. La mayoría cobran 150 USD, y no les preguntes a tu compañeros de grupo cuanto pagó porque en un mismo grupo todos pagaron diferente según sus habilidades de regatear.

Para el volcán Ijen otro tanto, hace unos años era gratuito, ahora tenés que pagar 100.000 Rp – aprox. 8 USD – de entrada (si vas para ver el amanecer por tu cuenta y te metes de callado en un grupo puede que te los ahorres porque a los grupos no los chequean por ir con guía local).

También pasa en algunos paseos que los locatarios te juran que precisas ir con guía (aunque no sea así) para cobrarte el servicio completo y aunque te rehúses (porque en realidad no es obligatorio ni es un guía oficial) no te dejen hacerlo por tu cuenta. A nosotros nos pasó yendo a ver unas cascadas, que tampoco tenían nada particularmente especial, donde tuvimos que pagar 124.000 Rp – 10 USD – por cabeza incluyendo entrada y guía porque sino no nos dejaban, so pena de miradas amenazantes.

Así que cuando planees el presupuesto para Indonesia tratá de buscar los precios más actualizados posibles ya que cambian mucho y date un margen a más por si el regateo no es lo tuyo.

ALGUNAS FORMAS DE AHORRAR

Si tenes identificación de estudiante de tu país o internacional (ISIC) los costos a los lugares nacionales como Borobudur y Prambanan salen la mitad. También podes comprar paquetes para abaratar en caso que no cuentes con tarjeta de estudiante. Lo ideal es hacer amistad con locales, te permitirá pedirles ayuda a la hora de comprar entradas, paquetes, alquileres o lo que sea y usualmente entre locales no se timan. Otra cosa es usar artimañas como la de mezclarse en los grupos grandes o por el estilo que te pueden ahorrar el precio de una entrada sobrevalorada.

Extra

El wifi es casi que inexistente en Indonesia, inclusive los locatarios no lo usan, prefieren comprar chips con paquetes y después recargar o tirarlo y comprarse un chip nuevo. En algunos alojamientos brindan wifi pero no es la regla general. En los lugares de wifi público suele ser casi imposible conectarse tras todo el registro requerido y cuando lo logras el servicio es muy precario. Si se depende mucho del internet es mejor comprarse chip propio.

Los precios andan al rededor de 25.000 Rp (2 USD) por 1 giga y 90.000 Rp (7 USD) por 9 gigas. Prestá atención a la letra chica de los chips porque a veces te dice que son 10 gigas pero resulta que de esos 10 giga, 4 giga son para usar en modo 4G, 4 giga para 3G y 2 gigas solo para youtube. También es importante chequear la cobertura, por ejemplo la compañia de celulares XL Axiata funcionan bien en la isla de Java y Bali pero no en Flores, ahí la compañia que funcionaba era Telkomcel. Te recomendamos informarte online al respecto según tu destino en Indonesia.  

Resumiendo los gastos en Indonesia

Nuestro gasto total promedio por día por persona en Indonesia fue de 189.498,79 Rp (~ 13,30 USD). Indonesia quedó en tercer lugar en nuestro top tres de países más caros del sudeste asiático, detrás de Nepal y Camboya. Aunque es cierto que al ser muchas islas el costo de traslado entre una y otra aumenta el promedio. Se puede hacer económico pero hay que estar atento a los engaños y entrenar un poco en la pelea de precios.


¿Te parece completa la información? ¿Ya has ido a Indonesia y te gustaría aportar tu experiencia? ¡Comparte en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.