G

Gatos de Tailandia – Amuletos de la suerte

Gatos de Tailandia - Amuletos de la Suerte Ilustracion de gatos del manuscrito Cat treatise ตำราแมว

Muy característico de Tailanda es la creencia en supersticiones. Bastante hablábamos del tema en nuestro párrafo sobre el Mercado de los Amuletos en Bangkok.

Desde hechiceros contratados hasta números de la suerte y tatuajes protectores, todo es válido en este país para escapar de la mala fortuna, evadir maldiciones o repeler phii (fantasmas). Los gatos también sirven, por eso en esta entrada queremos contarte sobre tres famosos gatos de origen tailandés que, además de plácida compañía, pueden ser tu próximo boleto a ganar la lotería o evadir el mal de ojo de tu vecina.

Gato Siamés

El gato Siamés es una raza gatuna ampliamente extendida por el globo terráqueo, sin embargo son pocos los que conocen sus orígenes. Si estuviste leyendo nuestro resumen histórico de Tailandia sabrás que antiguamente se le conocía como Reino de Siam y que recién en 1940 cambió su nombre a Tailandia. Así que en el extranjero a estos gatos que provenían del Reino de Siam se los denominaba Siameses, mientras que dentro de Siam se los llamaba Wichien Maat, traducido como «Diamante dorado».

Los tailandeses creían que los Siameses  eran puros y sagrados y que protegían los templos budistas del antiguo reino, razón por la que eran exclusivos de la familia real y muy venerados por el pueblo. Cuando una persona de alto rango fallecía era común colocarle cerca un Siamés. Se creía que el espíritu se introducía en el felino y que el Siamés actuaba como guardián del difunto. Luego de que el alma estaba bien instalada, el gato era trasladado a vivir cómodamente en un templo, porque se sabe que ser guardián de espíritus es tarea ardua.

Gato, templo de Bangkok, Tailandia
Con la inclusión social ahora cualquier gato puede hacer de guardián del templo.

Gato Khao Manee 

Al gato de raza Kaho Manee también se lo conoce como Ojo de Diamante por su pelaje blanco y su particular heterocromía. Un ojo azul y el otro verde, amarillo o ámbar. De hecho, la traducción literal de su nombre tailandés significa «gema blanca».  Sus antepasados rondan las tierras del Reino de Siam al menos desde el 1300, mencionados en poemas bajo el nombre de Khao Plort (literalmente «Completamente Blanco»).

Desde siempre se ha creído que atrae la buena suerte y la felicidad, transformándolo en una raza popular y la preferida de Rama V, rey de Tailandia entre 1873 y 1910. Parece que el Palacio Real era más de los felinos que del monarca. Rama V logró mantener la independencia de Tailandia como único país del sudeste asiático no colonizado por los europeos y le dio a la nación el empuje que precisaba para modernizarse. ¿Será que los gatos lo insuflaron de fortuna y prosperidad?

Gato con ojos de colores distintos
Esta gata la vimos en España, sin embargo cumplía con casi todos los requisitos para ser un Khao Manee. ¿Será una gata inmigrante?

Gato Korat 

El Korat es un gato de ojos verdes y pelaje azulado, azul ruso para los entendidos o gris con tonos azules para los que no entendemos ni jota de cromatismos. Su nombre lo heredó de la provincia de Tailandia en el que apareció, Khorat. En tailandés se los denomina Si-sawat, que significa «Buena Suerte» o «Prosperidad», y es tradición regalar una pareja de estos a los recién casados o a una persona que se tenga en alta estima.

Es importante entender que este gato se entrega como regalo para aquellos a los que uno quiera desearles buena suerte y tradicionalmente no se «compra». Osea, es totalmente distinto pagar por tener un Korat porque te gusta el gato que obsequiarlo como amuleto de fortuna y felicidad. Si mañana tu herman@ o mejor amig@ se casa y no te va la de regalarle un juego de vajilla ya sabes, regalale una pareja de Korat y vas a quedar muy original.

Otro importante rol que cumple esta raza es en el festival Hae Nang Meaw, una ceremonia realizada en mayo o junio para invocar las lluvias durante la temporada seca. Un Korat femenino se introduce en una jaula y es paseado por todo el pueblo entre bailes y cánticos tradicionales. Los lugareños consideran que el maullido de la gata invocará la lluvia y traerá cosechas abundantes.

gato korat, tailandia
Creemos que el gato de uno de nuestros anfitriones era un Korat. ¿Se lo habrán regalado en su casamiento?

La presencia en Tailandia del Korat es tan antigua como la del Siamés y la del Khao Manee, pues los tres gatos aparecen registrados en un antiguo poema del año 1350 titulado Thai Tamra Maew («El libro de poemas de gatos») de autor desconocido. El libro se conserva actualmente en la Biblioteca Nacional de Tailandia. En la web World Digital Library se encuentra disponible al público la versión digital online.


¿Conocías los orígenes del gato Siamés? ¿Alguna vez habías escuchado o has visto algún Korat o Khao Manee? Comentanos más abajo.

CategoriesTailandia Otros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.