G

Guía: Qué ver en el Cairo en 2020

Guía: Qué ver en Cairo y Alejandría. Mosaico con monumentos emblemáticos de El Cairo y Alejandría

Egipto, un país que evoca magia y misterio. Un lugar lleno de secretos aún sin descubrir. Un rincón del Sahara que acuna milenios de historia. Quien viaja a Egipto no puede menos que asombrarse ante las majestuosas obras antiguas. Aún en las ciudades más transformadas, so culpa de la modernidad, se palpa en el aire los fantasmas del pasado.

Y sin embargo, Egipto no recibe tanto turismo. ¿Por qué?

La razón principal es que desde la famosa Primavera Árabe el país ha entrado en la categoría de zona de riesgo medio-alto por la posible amenaza latente de ataques terroristas. Desde la salida del ex-dictador Mubarak, las recomendaciones oficiales indican que no salgas de puntos turísticos y que te apegues a los servicios de las agencias de viajes de buena reputación para «mayor seguridad». De hecho, existen regiones de Egipto totalmente prohibidas para el turista y solo las empresas autorizadas pueden trasladar u hospedar extranjeros, complicando las cosas al trotamundos independiente.

Además de la famosa revolución del 2011, mucha gente teme que sea muy costoso de visitar, que por ser un país árabe resulte complicado moverse dentro o que no sea un destino seguro para las mujeres.

En esta guía de qué ver en Cairo y Alejandría trataremos de quitarte todos esos miedos, de informarte de todo lo que podamos a través de nuestra experiencia y de convencerte para que dejes de aplazar ese viaje a las antiguas tierras faraónicas.

SEGURIDAD

Aunque la situación actual siga siendo de riesgo, ya han pasado 9 años desde ese enero de 2011 en que el pueblo salió a reclamar justicia al grito de «basta de abusos», desencadenando una serie de sucesos violentos que sacudió al país a lo largo y ancho. La cosa no quedó por ahí. En 2013 hubo otro golpe de estado perpetrado por el ejército y recién en 2014 se calmó un poco el asunto con la entrada del actual presidente, El-Sisi. Durante este período, el turismo cayó en picada y como consecuencia muchos egipcios quedaron sin trabajo. Como respuesta, el gobierno bajo los precios de las entradas a los puntos turísticos y reforzó las medidas de seguridad para con el turista. Sin embargo, recién en los últimos años ha empezado a verse una afluencia más estable y alta de extranjeros.

Estatua en el museo militar, Ciudadela de Saladino
Museo Militar

Actualmente existe una presencia fuerte de policías y militares en todas las zonas turísticas, múltiples controles para entrar a todos los monumentos, museos y metro y vigilancia fuerte sobre las agencias turísticas. Aunque en lo personal no nos gusta ver militares en cada esquina (y aburre un poco tener que pasar todo el rato por controles) es cierto que reduce considerablemente los riesgos de posibles ataques terroristas.

IMPORTANTE: Debido al repunte turístico que está teniendo el país los precios han comenzado a subir y bastante, además de ser increíblemente inestables. Hemos visto que suben de un mes a otro. Por eso es importante que tengas en cuenta que los costos que indicaremos son a la fecha de nuestra visita, febrero de 2020, pero que puede que a tu llegada haya cambiado. Te instamos a que los uses solo como una referencia y que vayas tan pronto como puedas; antes que se desborde de turistas y que resulte todo super costoso. ¡¡Como sucedía previo a la revolución del 2011!!

LA MUJER EN EGIPTO

[Párrafo personal de Joana]

Sí, es cierto todo lo que probablemente has leído u escuchado. Los egipcios son bastante babosos y no se precisa hablar árabe para comprender el significado de aquellas palabras vomitadas con determinado tono y acompañadas de miradas lascivas. Una como mujer ha crecido escuchando en las calles de su propio país ese tipo de insinuaciones y ya sabe reconocer esa subclase del género masculino. Incluso viajando con Diego a mi lado, tenían el atrevimiento de tirar comentarios. Y eso sin necesidad de vestirse provocativa. Siempre buscaba estar bastante tapada y con ropa suelta, además que soy bastante desalineada yo, pero no había caso. Esto no significa que no se pueda viajar sola a Egipto, pero de hacerlo debes extremar las precauciones. Mis recomendaciones serían las siguientes:

  • Si puedes ir acompañada de alguna otra amiga mejor.
  • No te muevas por lugares poco turísticos sola y menos de noche. Si es necesario gasta un poco más en hoteles céntricos y en transporte privado.
  • Viaja a Egipto con un marido ficticio. Por más bien intencionado que parezca el egipcio que te hable, siempre insinúa de una manera u otra que tienes un marido que te está esperando en el hotel, en el restaurante, en la entrada al museo o en cualquier otro lado. Que nunca sepan que en realidad estas sola. 
  • Mantén a familia y amigos informados de tus actividades en el día a día y comunícate diariamente. Que sepan que si repentinamente dejas de comunicarte es porque algo ha ocurrido. Al conocer tu itinerario sabrán cuál fue el último lugar donde probablemente estuviste. Cuando te muevas de un lugar a otro en Uber, Careem o taxi, puedes utilizar aplicaciones que comparten a otra persona tu ubicación en tiempo real.
  • Evita moverte a dedo. Si te tomas el metro en el Cairo utiliza los vagones exclusivos para mujeres.
  • Si utilizas Couchsurfing y vas a alojarte en casa de un hombre, asegúrate que tiene un perfil completo, que goza de recomendaciones positivas escrita por otras mujeres y que vive en una zona donde no te sea peligroso moverte sola.

No dejes de viajar por miedo. Todas estas recomendaciones buscan lo contrario, que estés mejor preparada y que te brinde seguridad para ir por tu cuenta. Egipto tiene mucho para ofrecer y por encima de los mal intencionadas existe una gran cantidad de hombres que querrán ayudarte de verdad. Además de que puedes contar con el apoyo incondicional de las mujeres egipcias quienes siempre que me veían buscaban ayudarme, cuidarme y protegerme de una manera casi maternal. Esa unidad femenina que no precisa palabras, que traspasa las fronteras políticas, religiosas, culturales y lingüísticas, fue una de las cosas que me generó más confianza y que me colmó el espíritu de calma y agradecimiento. 

[Fin párrafo personal]

Pirámide Roja, Dashur
Que ser mujer no te impida viajar. En la Pirámide Roja, Dashur.

MOVERSE ENTRE CIUDADES

El transporte público entre ciudades está bastante mejor de lo que esperábamos y hay bastantes opciones.

Tren

Une el país de norte a sur, desde Alejandría hasta Aswan. Existen tres clases: primera, segunda y tercera. Se supone que los turistas solo pueden viajar en primera o segunda, pero en viajes cortos es posible viajar en tercera clase.

Método oficial: Ingresa a la web de Egyptian National Railways, cambia el idioma a inglés (arriba a la izquierda) y entra a «Sign up». Crea una cuenta con tus datos personales y número de pasaporte. Para comprar los tickets debes loguearte con tu nuevo usuario, cliquear en «I Agree to terms and conditions above» (esto tendrás que hacerlo cada vez que entres) y seleccionar origen, destino, fecha y clase (AC 1: primera clase, AC 2: segunda clase). La opción «Offset» es por si deseas que muestre también opciones de los días previos y posteriores al día que te interesa viajar.

Una vez mostrado los resultados seleccionas el viaje que prefieras y en la siguiente pestaña agregas tus datos y los datos de los pasajeros extras que vayan contigo. Al terminar se paga y con tarjeta y queda listo. La reserva se puede cancelar online  hasta 24 horas antes de la salida del tren pero solo se devuelve entre un 50 y un 75% del costo del pasaje.

Si al buscar horarios no aparece ningún resultado en la fecha que pusiste, significa que ya está todo vendido. No es posible comprar tickets online dentro de las 24 horas a la salida del tren.

Método pseudo-oficial: Ir hasta la estación de tren, hacer doble fila (mujeres y hombres suelen hacer fila por separado y las mujeres «tienen prioridad» -no siempre se cumple esta regla-), lograr que el funcionario te entienda (usualmente no hablan inglés), comprender cuánto cuesta y pagar. Estos tickets son impersonales y en el caso que no puedas usarlo podes revenderlos. Cuando vean que sos extranjero te van a dar billete de 1ª o 2ª clase, pero hay unos trenes más básicos y antiguos que sirven para moverse en la zona de Alejandría y el Cairo que es 3ª clase y el billete cuesta solo por 1LE. Es una opción muy redituable para distancias de unos 10 km.

Método no oficial: ¿No quedan más boletos pero tenés que viajar ese día sí o sí? No te preocupes, subí al tren y cuando pase el guarda le pagas el billete. Si tenés suerte puede que consigas algún lugar para sentarte parte del camino, sino, probablemente tengas que ir todo el recorrido parado.

Watania Sleeping Trains

Si querés cubrir muchos kilómetros pero durmiendo cómodamente (el tren estatal no tiene opción con cama) la única empresa es Watania Sleeping Trains. No es barato, pero te cubre cena y desayuno y te asegura no estresarte. El costo por ir del Cairo a Aswan con ellos es de 60 USD. Los tickets se pueden comprar online o en la estación (que es la misma que la estación de los trenes estatales). En esta boletería sí hablan inglés y es mucho más difícil que te quedes sin lugar

Buses

Hay varias empresas que cubren los recorridos que el tren no realiza. La más profesional y con más destinos es GO-BUS. Tienen la web muy completa, gente que te atiende en inglés y comprar tickets en persona u online es muy sencillo. Después está High Jet y Blue Bus Egypt. Las oficinas son menos profesionales y el inglés es algo más chapucero, pero tienen horarios de salida diferentes a Go-Bus y te permite barajar más amplitud de horarios. Eso sí, las terminales de donde salen unos y otros no suelen estar siempre ubicados en el mismo lugar. Por último hay compañías que van a sitios menos turísticos como Upper Egypt pero solo se consigue info y tickets en persona en boletería oficial.

Autobús de la compañía Go Bus

Dedo

Nosotros íbamos de apurados por Egipto, así que no llegamos a intentarlo, pero si podemos aclararte un par de cosas por si tu querés probar:

  • Salir de las ciudades con transporte público puede ser un poco complejo, si al final tenés que pagarte un taxi o Uber puede que cueste lo mismo que el pasaje de tren o bus.
  • Cada vez que alguien pare hay que aclarar firmemente que no tenés dinero y que deseas que te lleven gratuitamente.
  • Si un militar ve que vas por la ruta en el auto llevado por un local es muy probable que «por tu seguridad» te hagan bajar y te obliguen a tomarte un transporte público.
  • Los militares en Egipto son muy tiquismiquis y no les hace nada de gracia que un turista llegue a zonas no turísticas por medio del autostop.

Dicho esto, no significa que sea imposible, pero sí más difícil en comparación a otros países. Nuevamente aclaramos, nosotros teníamos poco tiempo y no llegamos a intentarlo, puede que las dificultades que experimentamos nosotros para movernos con transporte público dentro de las ciudades no aplique para salir de ellas (aunque lo dudamos) y que no todo lo que nos dijeron sobre moverse a dedo sea completamente cierto porque no pudimos comprobarlo por nuestra cuenta. Invitamos a dejar consejos y correcciones en los comentarios de aquellos que lo hayan probado 😀

MOVERSE DENTRO DE LAS CIUDADES

Metro

Solo existe en el Cairo, pero es una red bastante amplia que te permite acceder más fácilmente a la mayoría de los puntos turísticos. El costo del viaje varía según la terminal en la que te  bajes. En el plano que te dejamos más abajo vas a ver que las estaciones tienen tres colores. Las marcadas en amarillo cuestan 3 libras egipcias (LE), en verde cuestan 5 LE, en violeta cuestan 7 LE y en celeste 10 LE.

Algunas líneas más recientes tienen trenes modernos, pero en otras más viejas hay que tener cuidado de no quedar atrapado con la puerta al cerrar cuando el vagón está lleno. Esos aprietan y arrancan sin importarles que estés mitad para afuera mitad para adentro (comprobado empíricamente). Todas las líneas cuentan con un vagón exclusivo para mujeres.

Líneas de metro del Cairo
Líneas de metro del Cairo

Tram

Solo existen en Alejandría. El primero comenzó a operar en 1863 y no ha parado desde entonces. Cuando lo veas te vas a cuestionar cómo es posible que siga andando. Hay varias líneas, unas que pasan por zonas turísticas y otras por zonas locales, pero suelen ir a 2 km/hr a causa del tránsito caótico que los va trancando, por lo que no es un transporte eficaz. Se llega más rápido caminando. Si igual deseas utilizarlo por aquí te dejamos el mapa de las diferentes líneas y sus paradas.

Taxi, Uber y Careem

Los taxistas son muy pesados y te pelean el precio siempre. Dicho esto, si no tenés internet para contratar uber/careem y el transporte público no llega a tu destino no va a quedar más remedio. Si decidiste comprarte chip egipcio o tenés una sim internacional, lo mejor es descargar la app de Uber o Careem (este último solo funciona con una tarjeta sim de Egipto) y pedirte uno. Uber y Careem están presentes en Alejandría, Cairo, Hurghada y Shark el-Sheim. No hay que discutir precios, suelen ser más económicos, no paran en la tienda de papiros del primo y si pagas con tarjeta a través de la app te permite prescindir del efectivo.

Microbuses

Vas a ver que además de buses grandes (que son un viaje de entender, nosotros no llegamos a comprenderlos) existen unas camionetas (usualmente blancas pero las hay de diversos colores) que van para todos lados. Abundan mucho en el Cairo y en Alejandría. Si encuentras un local que hable inglés y te pueda explicar cómo utilizarlas es relativamente sencillo. Usualmente no salen gritando ni nada porque observan los gestos del posible pasajero. Si estas en una «parada» (zona con alta afluencia de microbuses) observan el gesto tu mano para a donde deseas ir. El conductor mira tu gesto y si va para ahí para y te subís. En el Cairo por ejemplo, si haces un círculo con el dedo índice hacia abajo significa que vas a la Plaza Tahir, si en cambio señalas hacia abajo  con el puño cerrado y el dedo índice extendido es que vas a la parada de metro. El costo varía según distancia entre 3 y 5 LE.

Parada de microbuses
Parada de microbuses

COMER EN EGIPTO

La comida egipcia es deliciosa y muy amplia. Los costos cambian mucho según zona y tienda. Se puede comer muy barato en un puesto callejero por 40 LE o muy caro en un restaurante más arreglado. Para que sepas por dónde empezar a probar te invitamos a leer nuestra entrada de «Comida de Egipto. Que NO perderse.«

CONSEJOS y RUTA DE VIAJE

Nuestra ruta por Egipto fue un poco enrevesada y tuvo muchas modificaciones de último minuto casi que desde el día uno. En total estuvimos 16 días. Como no teníamos mucho tiempo nos quedaron muchos sitios en el tintero. Estas son las zonas que visitamos:

Son muchas cosas y no queremos que te aburras. Para hacer más amena la lectura dividimos en dos entradas la información. En esta primer parte te describiremos que ver y hacer en El Cairo y Alejandría. En nuestra segunda parte describiremos el resto de lugares. Antes de comenzar te vamos a dejar un par de consejos útiles para tu estadía en Egipto.

La moneda del país es el Egyptian Pound (EGP) o Libra Egipcia (LE). Conversión actual LE a USD aquí.

Si tenes la ISIC (Carnét de Estudiante Internacional abalado por la ONU) traela!!! Absolutamente todos los lugares en Egipto cuestan la mitad si presentas esta tarjeta. Todos los precios que te vamos a detallar son sin tarjeta de estudiante. ¡Con tarjeta la mitad! Y al final del recorrido te va a ahorrar mucho dinero (nosotros nos habríamos ahorrado unos 100 dólares).

Te recomendamos fervorosamente que te aprendas los números en árabe. Son bastante sencillos y te van a resultar muy útiles si utilizas transporte público, para identificar la matrícula de tu Uber o si vas a un local de comida con carta solo en árabe.

Números del cero al nueve en árabe
Numeración árabe

El idioma oficial es árabe pero según por donde te muevas podrán hablar muchos otros idiomas como inglés, español, francés, alemán, ruso y hasta ucraniano. Te aconsejamos aprender palabras básicas como Salam Alekum (Hola) o Shokara (Gracias). Parece una tontería pero los locales te tratan con otro respeto cuando ven que conoces algunas palabras. Te dejamos algunas otras frases sencillas aquí.

Evita los paseos en calesas tiradas por caballos o a camello. Suelen ser muy explotados y maltratados en Egipto, trabajando sin descanso y a pleno sol. A veces quieren convencerte diciendo que el recorrido es muy largo para hacer a pie (por ejemplo dentro de las pirámides). Es mentira. Otras veces te dicen que no pueden ingresar autos y buses a ciertos destinos lejanos, en esos casos (como el templo de Edfu) se puede ir en tuk-tuk motorizado. Goza de la misma autorización para entrar al predio que una calesa.

Para la mayoría de monumentos, templos y museos es obligatorio pagar un ticket aparte para sacar fotos con una cámara profesional (incluido GoPro o similares). No así los celulares, que se pueden utilizar sin costo extra en casi todos lados. En algunos lugares te obligan a dejar la cámara en boletería si no estás dispuesto a pagar el ticket. Para estos casos es recomendable que quites la memoria y baterías y te los lleves contigo.

Si vas a entrar a una mezquita respeta sus costumbres. Tanto hombres como mujeres deben ir lo más tapado posibles (hasta hombros y rodillas tapado, evitar el uso de ropa ajustada). Si sos mujer turista no es necesario que te tapes el pelo, pero si lo haces agradecerán el gesto. Para entrar a la mezquita es necesario quitarse el calzado. Puedes llevarlos en tu mano para evitar que te pidan propina por dejarlos en los guarda-zapatos de la entrada.

En Egipto piden tip (propina) por todo, especialmente en las zonas más turísticas. Piden tip como quien pide limosna y de forma insistente. Que no te descoloque su actitud por momentos prepotente y mal educada de pedir tip.

EL CAIRO FARAÓNICO – Sus pirámides

Llegaste a Cairo, tiraste la mochila en el hostel más cercano y barato de la Plaza Tahir y ya aprendiste a cruzar la calle sin morir en el intento. Estás preparado para ir a lo que viniste: conocer las pirámides. Pero ¿dónde están? ¿cómo se llega? ¿cuánto cuesta? Te vamos a describir un poco el mundo de las pirámides.

Show nocturno de luces y sonido en las pirámides.
Show nocturno de luces y sonido en las pirámides.

Pirámides de Guiza

Como indica el nombre, las más famosas y conocidas (aunque no las únicas) no se encuentran mismo en la capital sino a 20 km, en la ciudad de Guiza. Es en su meseta donde se yerguen imponentes las tres pirámides de Kefrén, Keops y Micerinos, escoltadas por la Gran Esfinge.

Para llegar desde el centro del Cairo hay varias opciones:

  1. Tomar el metro con conexión a la Línea 2 y bajar en la estación de Giza. Costo del metro: 5 LE. Al salir del metro dirígete hacia la calle Al Haram donde encontraras una parada de bus donde paran el número 900 y 997 en dirección a las pirámides. El bus te dejará a 1 kilómetro de la entrada. Costo del bus: 2 LE. Para preguntar a los locales indicales que vas a «haram», que significa pirámide en árabe.
  2. Pelear el precio con un taxi (nunca usarán el contador y menos si sos turista). Hay tres tipos: negros (los más viejos), blancos (la nueva versión moderna) y amarillos (los más profesionales y caros). Siempre negocia el precio ANTES del viaje y paga AL FINAL. El costo variará según tus habilidades de regateo.
  3. Utilizar Uber o Careem. Desde la Plaza Tahrir hasta las pirámides sale unos 100 LE. Se puede inclusive elegir ir en moto en vez de auto y el precio se reduce a la mitad.

Trasladarse desde el centro hasta las pirámides consume al menos una hora de viaje. Cómo el predio cierra temprano te recomendamos reservar algún hostel en la zona de Guiza para estar más cerca y empezar la visita bien temprano, cuando hay menos gente. Existen un montón de opciones económicas y como plus te permite ver el show de luces nocturno que se proyecta en las pirámides y la esfinge. La contra es que el barrio no es muy bonito, pero para una sola noche está bien.

Una vez en el lugar hay dos boleterías. Una se encuentra exactamente frente al Pizza Hut y de fuera se parece a cualquier cosa menos a una taquillera oficial. Por ahí es más normal que ingresen solo locales. Si te abrís paso entre ellos (en Egipto la palabra «fila» es una rareza lingüística) y llegas a una ventana con barrotes te atenderá un hombre donde puedes comprar la entrada al predio. En esta boletería esa es la única entrada disponible.

Si además querés comprar las entradas a las pirámides es necesario que vayas a la otra (por la que van la mayoría de los turistas) y que se encuentra al final de la calle que queda al lado de la pirámide de Keops. Para no caer en engaños, asegurate de comprar entradas solo a personas que se encuentren detrás de un mostrador y que no te persiguen para vendertelas. Todas las entradas oficiales en Egipto cuentan con un holograma como el siguiente:

Entradas oficiales a las pirámides.
En todas las entradas oficiales encontraras un holograma como el de las fotos.

Horario de visita: 8.00 a 16.00 hs.

PRECIO DE LAS ENTRADAS

  • Ingreso al Giza Plateau (predio): 200 LE (este ticket es obligatorio para entrar al área. NO incluye el ingreso a las pirámides)

Si dentro del predio se quiere ingresar a las pirámides es necesario pagar tickets aparte.

  • Pirámide de Keops (Khufu): 400 LE*
  • Pirámide de Kefrén (Khafre): 100 LE
  • Pirámide de Micerinos (Menkaure): 100 LE
  • Museo de la barca de Keops (se compra directo en el museo): 100 LE
  • Sacar foto con cámara profesional dentro de las pirámides: 20 LE (con celular es gratis :D).** 

* Nuestra recomendación personal: La pirámide de Keops por dentro no vale sus 400LE. Mejor guardar el dinero para Saqqara y Dashur

** Si sacas foto con cámara pero sin ticket tendrás a un guardia de la pirámide persiguiéndote para que le des unas libras egipcias como pago por hacer la vista gorda. Si no pagas ticket de cámara pero la dejas guardada en tu mochila NO es obligatorio dejarla en boletería.  

Boleteria principal de las pirámides.
Boletería principal. Entrada general para extranjeros a la derecha. Entradas específicas a la izquierda.

Pirámides de Saqqara y Museo de Menfis

Si pensaste que las ultra famosas pirámides estaban lejos, las pirámides de Saqqara y Menfis se encuentran aún más lejanas, a unos 20 km de las de Guiza y 30 km de la Plaza de Tahrir. No te preocupes, aún es posible llegar en transporte público. Existen microbuses locales que salen desde la zona de Guiza y no cuestan más de 4 LE.

Pro: muy baratos. Contra: No te dejan al lado de las pirámides (mínimo 2 km de caminata).

Otra opción es pelear precio con los taxistas o pedir un Uber/Careem. Si eliges esto último, el costo desde la zona de Guiza hasta Saqqara es de unos 100 LE.

Sea cual sea el medio de transporte, si vas a ir primero a Menfis tienes que indicarle a quien te lleva que vas al museo de Mit Rahina, nombre del pueblo donde se encuentra localizado.

Y ahora que ya llegaste te estas preguntando qué es eso de Menfis y Saqqara. Empecemos por Menfis.

Menfis fue la primer capital del antiguo Egipto, fundada allá por el 3050 a.C. por el primer faraón que unió el Alto Egipto (zona sur) con el Bajo Egipto (zona norte): el rey Menes. Te podes imaginar que paso mucha cosa de esa época hasta ahora. Digamos que de la antigua capital no queda gran cosa para ver. Lo que encontrarás es un pequeño (muy pequeño) museo a cielo abierto donde hay desperdigadas ruinas con jeroglíficos de aquella época, una esfinge original que desenterraron en el mismo sitio donde se encuentra y el mega coloso de Ramses II, quien vino mucho después de la época de Menes – por el 1279 a.C. – pero como notaron que no había casi nada para ver en el museo decidieron justificar el precio de la entrada con el coloso.

Realmente tiene poco. Si tenés en tus planes visitar grandes templos del Antiguo Egipto como Abu Simbel, Karnak o similares no es necesario gastar tiempo y dinero en ir a Menfis aunque su coloso sea impresionante, ya verás colosos enormes y más imponentes en esos otros sitios. Además, tampoco brinda mucha información didáctica, dejándole a uno sabor a poco.

La entrada al museo es de 80 LE. Parking 5 LE.

Ramses II. Coloso de Menfis.

Como capital, la antigua Menfis precisaba un lugar donde enterrar a la realeza y a los altos cargos cuando morían (tirarlos por ahí no pegaba con la estética de la ciudad y con el sol empezarían a oler). Es así que nace Saqqara como cementerio real y donde se construye la primer pirámide oficial de la historia de las pirámides: la pirámide escalonada de Zoser. Antes de esto, las tumbas clásicas de nobles y reyes eran mastabas: estructuras de baja estatura y forma de trapecio con un foso subterráneo donde guardaban al difunto.

Para llegar a la entrada de Saqqara solo es posible con transporte privado o a pie y es un tramo largo.

Hay un precio base para entrar al predio y luego precios a parte para visitar el interior de los distintos recintos. Nosotros ya veníamos un poco cansados de pagar millones de cosas y cuando llegamos a Saqqara y vimos unos precios mucho más elevados a los esperados nos tocó las narices pagar más. Además, veníamos de ver las pirámides de Dashur y las de Guiza y nos sentíamos muy completos en lo que a pirámides se refería. Así que al ver los precios decidimos no entrar. Si tu objetivo es solo ver la Pirámide Escalonada, desde el punto de acceso se divisa. No sabríamos decirte si la visita vale la pena, pero tomamos nota de los costos para compartir contigo.

Horario de visita: 8 a 16hs.

PRECIOS DE SAQQARA

  • Ticket base para entrar (incluye museo de Imhotep): 180 LE
  • Tumbas de los Nobles y del Nuevo Reino en la necrópolis de Horemheb y de Bubastion: 140 LE
  • Mastaba de Serapeum: 150 LE
  • Mastaba de Merruka: 80 LE
  • Ticket para todo el complejo de Saqqara (todo lo de arriba incluido): 440 LE
  • Ingreso a la pirámide escalonada (entrada Sur): 100 LE
  • Tumba Sur: 100 LE
  • Cámara fotográfica dentro de las tumbas: 300 LE
  • Parking autos: 5 LE
Pirámide Escalonada, Saqqara
Vista de la Pirámide Escalonada desde la entrada.

Dashur

Ya estamos muy lejos del centro del Cairo, a 40 km para ser exactos. Aquí se encuentran dos importantes pirámides UNESCO que están algo olvidadas bajo las sombras de sus hermanas de Guiza y Saqqara. Lo maravilloso de esto es que no hay casi gente y el precio (por ahora…) está regalado. Por tan solo 60 LE se puede acceder al predio, al interior de sus dos pirámides y sacar por dentro y fuera todas las fotos que quieras sin pagar 1 LE extra.

En Dashur estas dos grandes pirámides son la Roja y la Acodada.

La Pirámide Acodada (o Romboidal) es el primer intento oficial del faraón Seneferu de crear una pirámide como Ra manda. Lamentablemente, empezaron la construcción con un ángulo demasiado pronunciado y quisieron acomodarla a mitad de camino, dejándola con esa forma tan extraña. Hoy su interior es vivienda de muchos murciélagos, pero no te preocupes que son amistosos y no chupan sangre humana. De todas las pirámides a las que entramos, esta fue la que más nos gustó.

La Pirámide Roja fue el segundo intento de Seneferu. Aprendido el error con la primera, esta pirámide es la primera de caras lisas exitosa (recordemos que la de Saqqara es escalonada). Como curiosidad, su nombre proviene del color de las piedras calizas utilizadas en su interior y no de las exteriores, que en realidad eran de color blanco.

La única forma de llegar y acceder al recinto de Dashur es con vehículo privado.

Horario de visita: 8 a 16hs.

Lo que mucha gente hace es transar precio de antemano en la calle con algún taxista, acordando que este contigo todo el día y te lleve a los tres puntos: Saqqara, Menfis y Dashur. Desde Guiza el precio por todo el recorrido puede ser unos 500 LE (a fin de cuentas, entre ir y venir en total son unos 80 km y el taxista se queda todo el día a tu lado perdiéndose otros trabajos). Otros optan por reservar guía privado con transporte a través de webs u hoteles, desconocemos precio, pero debe ser más caro solo por incluir guía y recogerte en tu alojamiento.

Pasadizo interior de la pirámide acodada
Pasadizo de entrada a la Pirámide Acodada

EL CAIRO ANTIGUO – La ciudad de los mil minaretes

Ciudadela de Saladino

No te preocupes, ya no nos vamos a alejar más del Cairo centro y todo lo que viene se puede acceder por metro o bus. Seguro que ya estuviste buscando que hacer en el Cairo además de ver sus pirámides y una de las cosas que te saltó fue esta fortificación. No la confundas con la que hay en Siria de mismo nombre. La Ciudadela del Cairo fue una fortaleza mandada a construir en 1176 para proteger la ciudad de las cruzadas. Sus paredes llegaron a albergar 10.000 habitantes.

El exterior no reviste mayor interés, pero el interior ofrece bastante. Una vez pagado el acceso de 180 LE, todas las mezquitas y museos dentro son gratuitos.

Vas a encontrar:

  • La Mezquita de Alabastro de Muhamad Ali. Su nombre se debe a la piedra utilizada. En esta impresionante mezquita se encuentra el reloj que los franceses les regalaron a los egipcios como agradecimiento por el obelisco obsequiado y que se luce en la plaza de la Concordia en Paris. Al parecer el reloj nunca funcionó…
  • La Mezquita de Al-Nasir Muhammad. De época mameluca, era la mezquita oficial donde rezaba el sultán todos los viernes.
  • El Palacio de Al Gawhara o Palacio de la Joyería. Su nombre en honor a la esposa de Muhamad Ali. Cuando nosotros fuimos estaba cerrado.
  • El Museo de la Prisión de la Citadela. Con maniquíes representando ex-reclusos.
  • El Museo Militar. Bastante amplio, con zona exteriores e interiores.
  • El Museo de la Policía. Interesante si te va la onda detectives y asesinatos políticos.
  • El Museo de los Carruajes. Básico y pequeño. Se puede recorrer en menos de 10 minutos.
  • Una bonita explanada con vistas a toda la ciudad del Cairo y un café donde sentarte a tomar y comer algo a precios asequibles. De las partes más lindas.

Horario de visita: 8 a 18 hs

Patio interior de la Mezquita de Alabastro, Ciudadela de Saladino
Patio de la Mezquita de Alabastro. A la derecha reloj regalo de los franceses que nunca funcionó.

Mezquita de Al Rifa’i y Mezquita del Sultán Hasán

Al salir de la fortaleza hay otras dos Mezquitas famosas pegadas una al lado de la otra.

Mezquita de Al Rifa’i. Tiene la particularidad de albergar las tumbas de los reyes Fuad I y Faruq y sus hijos, algo poco común en la religión musulmana.

Mezquita del Sultán Hasán. Construida para funcionar como madraza, es una construcción típica de la época mameluca. Se destaca por sus lámparas colgantes, sus cuatro iwanes (salas) dedicadas a las lecciones sunitas, sus diversos patios y su bella fuente de abluciones.

En la peatonal que divide ambas mezquitas se compra el ticket por 80 LE y te permite el ingreso a ambas.

Horario de visita: 8.00 a 16.30 hs.

Mezquita de Ibn Tulun y Al Saleebah Street    

Desde la rotonda que separa la Ciudadela de las Mezquitas antes descriptas sale una calle en dirección al Nilo llamada Al Saleebah Street. Esta calle presenta algunas construcciones antiguas que podrás apreciar mientras caminas hacia la mezquita de Ibn Tulun. Entre ellas la Sabil-Kuttab del Sultán mameluco Qaytbay (un sabil es una antigua cisterna de agua pública  y un kuttab una escuela primaria del islám) y la Madrasa de Sarghatmish (una madrasa es un centro de enseñanza teológica).

Cuando llegues a la Mezquita de Ibn Tulun, la más antigua y grande de la ciudad, piensa que fue construida entre el 876 y 879 y que desde entonces apenas si se le ha hecho alguna reforma que otra. Cargada de tal valor histórico, una de las cosas que más nos llamó la atención de su construcción fue que el minarete tuviera una escalera helicoidal externa (usualmente las escaleras van por dentro). El ingreso es gratuito.

Horario de visita: 8:00 a 18:00 hs.

Un poco antes de ingresar a esta mezquita se encuentra el Museo de Gayer Anderson. Antaño, muchas casas eran construidas lindando la mezquita. Entre estas casas nació la de Gayer Anderon (que la adquiriría un par de cientos de años más tarde) en el período mameluco (1631 d.C.). Para principios del siglo XX, la mezquita apenas era visible entre la miríada de casas. En 1928 el gobierno decidió demolerlas todas para rescatar este hito histórico. Sin embargo, el Comité Árabe de Conservación de Monumentos se opuso a la destrucción de esta casa por su buen estado de conservación. El comité gano la pelea y Gayer Anderson, el dueño del momento, se mudó a ella llenándola de colecciones de arte a las que era aficionado. Hoy día resulta una visita interesante por ambos factores, el bien conservado estado de la antigua casa mameluca y la colección de artes y antigüedades que acumuló Gayer.

 Costo de entrada: 60LE, guía gratuito. Cámara 50LE (fotos con el celular permitido gratis).

Horario de visita: 9 a 17 hs

Patio interior de la Mezquita Ibn Tulun
Mezquita Ibn Tulun

Mercado de Khan El-Khalili y Sharia Al-Muizz Li-Din-Allah

Este centro neurálgico del comercio funciona desde que en 1382 el sultán mameluco Djaharks el-Khalili decidió que era un buen lugar para que los comerciantes pararan a descansar. Pero los comerciantes se dieron cuenta que el sitio venía genial para vender y pasaron del descanso al trabajo en menos de lo que grita un mono babuino. Entre sus puestos y tiendas está el antiguo Café El Fishawy (o Café de los Espejos) abierto desde 1769. Dicen que desde entonces no ha cerrado nunca, pero sabemos de buena fuente que eso es mentira (y menos mal, porque sino pobre el dueño). La zona más turística del mercado es al lado de la Mezquita de Hussein, aquí encontrarás los zocos más vistosos pero también los vendedores más pesados. Caminando un poco ya se llega a la zona no turística, aunque menos atractiva.

A un costado del mercado se encuentra la histórica calle de Sharia Al-Muizz Li-Din-Allah. En su kilómetro de largo podrás transportarte al Cairo islámico medieval. Se encuentra llena de viejas casas señoriales, sebil (antiguas cisternas de agua pública que se rellenaban con agua traída del Nilo en camellos – nos han dicho que incluso se puede acceder gratis a una -), varias mezquitas no tan renombradas pero históricamente relevantes como la de El-Akmar, la madraza del Sultán Belquq y el Palacio Musafirkhana. Es una calle con mucho ambiente que merece visita de día y de noche.

Casi al final de la calle se encuentra la Mezquita de Al Hakim, construida en el año 928 por el visir fatimí Gawhar al-Siqilli. De entrada gratuita, al visitarla por dentro asombra su deslumbrante mármol blanco y sus minaretes, los más antiguos de la ciudad. A lo largo del tiempo esta mezquita cumplió múltiples funciones: se utilizó como prisión de latinos durante las Cruzadas, fue establo de caballos en la época de Saladino, una fortaleza para las tropas napoleónicos y una antigua escuela. Otra mezquita de igual belleza y similar construcción pero algo menos turística es la Mezquita de al-Azhar, al lado del Parque al-Azhar.

Al salir de la mezquita está la terminación de la calle Al-Muizz. Muere en una de las tres antiguas puertas de acceso de la ex-muralla del Cairo y que sobreviven hasta el día de hoy: la puerta Bab al-Futuh («Puerta de las Conquistas») finalizada en 1087. Las otras dos son Bab al-Nasr («Puerta de la Victoria») a unos escasos metros a la derecha de Bab al-Futuh, y Bab Zuwayla, al sur.

Frente al mercado de Khan El-Khalili, al otro lado de la gran avenida Al Azhar, puede que reconozcas la calle al-Muizz dibujada por David Roberts un diciembre de 1838. David contempló en esta calle el bazar de los mercaderes de seda, nosotros un bazar de ropa y souvenirs. Los productos cambiaron, no así sus edificios. Aún se aprecia el complejo construido en 1503 por el sultán mameluco Qansuh al-Ghuri. A la izquierda se encuentra el mausoleo del sultán, una khanqah (lugar de retiro espiritual y reunión de los sufíes), un sabil y un kuttab. Unido por un techo de madera que brinda sombra a los mercaderes, a la derecha hay una madrasa y mezquita. El mausoleo y khanqah están abiertos a los visitantes y en su subsuelo (entrada por un lateral) se realiza show de derviches.

¿Derviche? ¿Qué es eso? Originalmente se les llamaba así a miembros específicos de la rama musulmana sufí. Se podría decir que el sufí es algo así como la rama más esotérica de la religión musulmana, enfocada en el ascetismo y el desarrollo de la vida espiritual. A cada orden espiritual dentro de los sufí se le denomina tariqa (camino). Como toda religión, ha desarrollado subramas, entre ellos los derviches girógavos pertenecientes a la tariqa mevleví de origen turco. Este sugrupo se ha destacado internacionalmente por su danza espiritual, hadra o imara, hoy más turístico que religioso y con fuerte presencia en Egipto. La danza derviche no solo es de un estilo único e hipnótico de observar, se encuentra cargado de simbolismo religioso que, de interesarte, vale la pena leer un poco antes de ir a presenciar uno de sus shows.

Cómo llegar al área: en metro, estación Bab El-Shaaria

Horario de apertura: De lunes a domingos, de 8:00 a 23:00. Consultar horario de establecimientos privados (cafés, restaurantes, tiendas, etc.)

Precio de pasear por el área: Gratis

Palacio de Abdin

Antigua residencia de la familia real y  sede política del actual presidente, el piso inferior  se ha transformado en museo, permitiendo a los turistas conocer el interior de uno de los palacios más suntuosos del mundo. Al ingresar se divide en 5 áreas: el Museo de la Plata, el Museo de la Familia Real, el Museo Presidencial de Regalos, el Museo de Documentos Históricos y el Museo de Armas. Este último el más interesante por lejos, con una amplia colección histórica y geográfica de diferentes armas, sus diferentes variantes y sus evoluciones a lo largo del tiempo.

Precio de la entrada: * 100 LE

Horario de visita: 8 a 17 hs

* No está permitido el ingreso con cámaras, laptops o tablets. De llevar una debes dejarla a la entrada. Tampoco permiten fotos con celular.

Museo Egipcio y Plaza Tahrir

La plaza Tahrir, aunque estéticamente no nos resultó muy impresionante, esta revestida de ciertos hechos que la transforman en visita obligatoria. También conocida como Plaza del Sadat o Plaza de la liberación, este espacio público ha sido testigo de la Revolución de Egipto de 1919 contra la colonización británica; de la revolución de 1952 en que el estado pasaba de una monarquía constitucional a una república; de las protestas de 1977 por la decisión gubernamental de recortar el subsidio a los alimentos; de las marchas contra la guerra de Irak en 2003 y de la famosa primavera árabe de 2011. Cuando veas la plaza no te vas a creer que todo eso sucedió realmente allí.

Además de su carácter histórico, en su subsuelo se encuentra la estación de Metro Sadat, a una cuadra el Nilo y a otra cuadra el Museo Egipcio.

Se supone que el Museo Egipcio que nosotros visitamos en breve será desplazado por el nuevo Gran Museo Egipcio. Sin embargo, desde que empezó su construcción por 2002, varias veces se ha aplazado su apertura. De mientras, te dejamos la info que recopilamos sobre el Museo Egipcio del centro del Cairo.

PRECIOS DE ENTRADA

Morning Hour (todos los días de 9 am a 5 pm) : Entrada general 200 LE – Salón de las momias 180 LE – Fotografía con cámara 50 LE (si no se paga ticket es obligatorio dejarla en boletería) – Video 300 LE.

Evening Hour (domingos a jueves de 5:30 pm a 9 pm): Entrada general 240 LE – Salón de las momias 225 LE – Resto igual al Morning Hour

¡¡Atención!!

Que no te pase como a nosotros, que creíamos que podías entrar con el ticket de la mañana y luego seguir de largo adentro hasta las nueve de la noche. Si tu ticket es del horario diurno a las 4.45 p.m. te estarán echando. Para entrar nuevamente deberás pagar el ticket nocturno.

¿Vale la pena entrar? Que pregunta difícil. En su interior verás tesoros históricos únicos que por un lado te harán sentir que merece la pena, pero en términos de relación calidad/precio no. Se nota que no hay mantenimiento ni cuidado alguno de todos los objetos expuestos, además de la falta de vigilancia para que la gente no esté manoseando todo. Lo único que parece preocuparles es que saques fotos sin haber pagado el ticket para cámara (eso sí, si después sacas con flash pero pagaste el ticket entonces no pasa nada).

El museo se divide en dos plantas. Si vas corto de tiempo te recomendamos empezar por la segunda, donde se encuentra el tesoro de Tutankamon, la sala de momias animales, los sarcófagos pro y las salas de momias humanas. Para las momias humanas hay que pagar un ticket aparte y son dos salas separadas pero homólogas (una en cada punta de la segunda planta), ambas con momias de diferentes faraones. Si vas con otra persona, un pequeño truco es pagar solo un ticket y utilizarlo por separado, cada uno en una sala. Es cierto que no ves ambas salas, pero la única diferencia son los faraones que hay dentro. Por lo demás son iguales. Dentro de estas salas y la de Tutankamon no se permite foto de ningún tipo (ni cámara ni celular).

Una vez termines arriba baja a visitar la primer planta, expone estatuas y jeroglíficos por épocas, además de sarcófagos de piedra. Esta menos mantenida en comparación a la segunda planta y tiene muchas menos de explicaciones.

Barrio Copto

Originalmente la palabra copto surgió de los griegos y se utilizaba para referirse a todos los egipcios. Con el tiempo, la palabra paso a usarse para denominar a cualquier egipcio perteneciente a la religión cristiana (ortodoxa, evangélica o católica). Podemos decir que el Barrio Copto es la zona cristiana del Cairo. Todas las iglesias se pueden visitar gratuitamente. Antes de entrar al barrio te recomendamos visitar la Mezquita Amr (gratuita), a tan solo una cuadra de distancia. No tiene nada de turística y eso es lo que le da el toque especial.

Al entrar al barrio copto vas a verte un poco perdido entre calles estrechas. Para ubicarte mira las esquinas superiores, donde suele haber carteles indicativos. Se puede visitar varias iglesias, pero vamos a describirte las más interesantes:

Iglesia Colgante

Bien cerquita de la estación de metro Mar Girgis. También llamada iglesia de Santa María Virgen. El apodo de «colgante» surge por su construcción sobre la antigua Fortaleza Romana de Babilonia, dejándola con una elevación artificial semi sobre el aire que provoca una fuerte curiosidad sobre la estabilidad de sus cimientos. Aunque se vea toda nuevita, su primer construcción data del 690 d.C. Con suerte encontraras estudiantes ofreciendo una guía gratuita por la iglesia con el solo fin de practicar inglés (no piden propina, increíble o_o). Precio: gratis.

A la izquierda de la Iglesia Colgante se encuentra pegado al Museo Copto. Nosotros no lo visitamos porque no nos va mucho lo de los coptos, pero quien si lo haya hecho lo invitamos a compartir su experiencia en los comentarios. Precio de la entrada: 80LE

Entre el espacio del Museo Copto y la Iglesia Colgante existe una bajada para pasear por las ruinas de la Fortaleza de Babilonia. Costo: 80 LE.

Iglesia Ortodoxa de San Jorge

En frente mismo a la estación de Mar Girgis y pegado al Museo Copto. En un principio nos confundimos y creímos que esa era la Iglesia Colgante (tonto de nosotros). El exterior es bastante impresionante, pero por dentro el decorador no le atinó mucho. Al centro hay una apertura que permite ver sus pisos inferiores más antiguos. Según dicen, al fondo existe un pozo subterráneo de donde bebió la Sagrada Familia. 

La iglesia es sede del Patriarcado de Alejandría, patriarcado que ostenta el título de «Su Santidad Papa de Alejandría y de todo Egipto». Así como lees, existen cuatro papas en el mundo y dos son alejandrinos (uno de los ortodoxos y otro de los coptos). A que no te esperabas eso en un país musulmán.

Precio de la enrada: gratis.

Iglesia Ortodoxa de San Jorge, Barrio Copto, El Cairo
Iglesia Ortodoxa de San Jorge

Iglesia de San Sergio

Esta iglesia recibe muchos visitantes porque según la tradición existía ahí una cueva donde se refugió la Sagrada Familia por tres semanas cuando huía del rey Herodes.

La arquitectura interna del recinto de pequeñas dimensiones, con paredes de ladrillos rojos, techos con arcos de madera y paneles con entramado de estilo árabe nos sorprendió gratamente. Brinda un estilo muy distinto a las clásicas iglesias de Europa, generando un ambiente cálido y acogedor. Sea o no cierto que la Sagrada Familia anduvo por allí, la iglesia igual se merece una visita.

Precio de la entrada: gratis.

Sinagoga de Ben Ezra

¡Hey! `¡Eso no es una iglesia! Lo sabemos, lo sabemos. Pero la sinagoga está en el barrio copto, así que debemos mencionarla. Además, siguiendo con los paraderos sagrados, se supone que el lugar donde construyeron la sinagoga es donde fue encontrado el bebé Moises. Su papel más importante a  nivel histórico es el haber sido guardián de miles de documentos de carácter religioso y cultural que fueron clave en la documentación de la historia judía entre los siglos IX y XVI. Dentro de la sinagoga no está permitido sacar fotos. Obviando su carácter histórico y cultural, a nosotros no nos pareció un edifico muy atractivo.

Precio de entrada: gratis

Parque Al-Azhar

Si tenés bastantes días en el Cairo y te sobra algo de tiempo, recomendamos mucho que te guardes toda una tarde para visitar este parque de 30 hectáreas. Este enorme espacio verde (construido sobre un antiguo vertedero de basura) permite un respiro del agobio del Cairo. Posicionada en un sitio alto, es ideal para tener panorámicas del Cairo y ver el atardecer. Aconsejamos ir en las primeras horas de la tarde para recorrer tranquilo todo el predio, sus lagos, fuentes y cascadas artificiales, y subir a un cerrito que tiene al medio para ver desde ahí el atardecer. De noche podrás apreciar la Mezquita de Alabastro sobre la Citadela de Saladino toda iluminada y, si la visibilidad lo permite, las pirámides en el horizonte. Finaliza la jornada paseando por el parque iluminado hasta alcanzar la salida.

Precio de entrada: 15 LE

Horario: 9 am a 10 pm.

Cómo llegar: Estación de metro Bab el Shaaria y 20 minutos a pie

Web https://www.azharpark.com/

Mezquita de Alabastro a la noche iluminada
Anochecer desde el Parque al Azhar

¿Y QUE MÁS EN CAIRO?

Si te quedaste con espacios blancos en tu planificación por el cairo también te podemos recomendar:

  • Pasear por la rambla del Nilo (gratis) y regatear un paseo en felucca (antiguas barcas egipcias) al atardecer (1 hora: aprox. 150LE).
  • Llegar hasta el antiguo acueducto que antaño alimentaba la Citadela de Saladino (gratis)
  • Apreciar las vistas panorámicas de El Cairo y el Nilo desde los 187 metros de alto de la Torre de El Cairo (70LE).
  • Escaparse por el día a New Cairo y ver otra cara de la población más «primer mundo».

ALEJANDRÍA – «Al final, cuando todo se acaba, lo único que importa es lo que has hecho.»

Estamos en el año 332 a.C. y Egipto se encuentra bajo dominio del rey persa Dario III. Pero en breve se le cortarán las clases de natación en el Nilo. Alejandro Magno ha decidido visitar las pirámides y sin ton ni son hecha a Dario. El pueblo agradecido proclama a Alejandro faraón de Egipto y éste, envalentonado por el buen recibimiento y un sueño profético, funda Alejandría en el 331 a.C. y la declara nueva capital del país. Gracias a su posición comercial estratégica en el Mar Mediterráneo y el Mar Rojo, la ciudad goza de prosperidad y se convierte en el centro del conocimiento del mundo antiguo. Grandes sabios son acogidos en su seno: Arquímedes (el que gritó ¡Eureka!), Euclides (te enseñó que la suma de los ángulos interiores de un triángulo es siempre 180º), Hiparco (padre de la trigonometría), Eratóstenes (primero en medir la circunferencia terrestre con un error de tan solo 15%), etc. Además de sus eruditos, una de las siete antiguas maravillas del mundo nacen en esta ciudad: el Faro de Alejandría.

Ciudadela de Qaitbay

El faro se funda en la isla de Faro (de ahí su nombre) en el año 280 a.C. Con sus 134 metros de alto, su fuego guiaba a los barcos llegando su luz hasta una distancia de 50 km mar adentro. Dos grandes terremotos, uno en 1303 y otro en 1323, dañaron severamente la estructura. Tanto que el viajero Ibn Battuta le resultó imposible ingresar a sus ruinas. El faro fue paulatinamente olvidado hasta 1480, cuando lo poco que queda de él es utilizado por el Sultán Qaitbay para construir un fuerte que permanece hasta hoy en día: la ciudadela de Qaitbay. La fortaleza fue una de las estructuras defensivas más importantes del mediterráneo. Cae bajo las tropas francesas en  1798, pero una vez recuperada por Egipto y tras la revolución de 1952, se transformó en museo marítimo.

Precio de entrada a la fortaleza y al museo: 60 LE.

Horario de apertura: 8 a 16 hs

Entrada a la Ciudadela de Qaitbay
Ciudadela de Qaitbay, ex Faro de Alejandría.

Nueva Biblioteca de Alejandría

Alejandro Magno consideraba importante comprender la cultura de los pueblos conquistados y a su vez extender la cultura helénica a esos pueblos. Sus sucesores buscaron los mismos objetivos. Fue durante el reinado de Ptolomeo (sucesor de Alejandro en Egipto) que se funda la Biblioteca de Alejandría, con la ambición de depositar en ella todo el conocimiento humano existente hasta el momento. Llegó a albergar un millón de volúmenes. Aunque se dice que el fuego la consumió, la realidad es que su verdadero destructor fue el tiempo y no las llamas. Su importancia fue erosionada por el paso de los años y se desconoce a ciencia cierta el cómo termino de desaparecer el edificio, pero las leyendas que describen sus épocas de esplendor se mantuvieron y magnificaron hasta llegar a nuestros días. Buscando revivir esta maravilla del pasado nace la Nueva Biblioteca de Alejandría en 2002 con un diseño único.

Se construyó con forma redonda en posición diagonal, aludiendo al conocimiento que asoma en el horizotne cual sol naciente. En su explanada hay plantados 14 olivos traidos de Siria que simbolizan la paz. El techo de cristal en ángulo de 40°  que se encuentra mirando al mar cuenta con ventanas en forma de «ojo» para permitir que entre la luz exterior e ilumine la amplia biblioteca. Hay tres tipos de cristales: transparentes, azules (representando el agua) y verdes (representando la tierra). Por fuera, su fachada tiene tallado más de 170 lenguas vivas y muertas. Su interior tiene la capacidad de alojar 8 millones de libros sin contar los de formato digital. Además de la biblioteca, el edificio cuenta con cuatro galerías de arte para exhibiciones temporales y varías más para exhibiciones permanente, tres museos dedicados a antigüedades, manuscritos y ciencia, un planetario, archivos digitales, un laboratorio de restauración de manuscritos y siete centros de investigación académica. Su centro cultural tiene nueve pantallas para proyecciones y un ambiente interactivo.

El arquitecto eligió construirla muy cerca de donde se encontraba la original, a unos pasos del Mar Mediterrráneo.

La nueva biblioteca ofrece una página web completísima: https://www.bibalex.org/en/default . En la sección «You Can Also Browse…» sugiere otras web muy interesantes. Una de ellas presenta el libro original escaneado de Napoleón y su equipo durante su incursión en Egipto con sus anotaciones y dibujos: «Description de L’Egypt».

PRECIO DE ENTRADA Y MUSEOS

  • Entrada general: 70 LE (incluye visita guiada de 30 minutos disponible en varios idiomas y todos los museos exceptuando el de antigüedades, el de manuscritos y el planetario).
  • Museo de Antigüedades: 50 LE
  • Museo de Manuscritos: 30 LE
  • Planetario: 50 LE (shows y horarios)

Horario de apertura: Domingo a jueves 10 am a 7 pm / Viernes 2 pm a 7 pm / Sábado 12 del mediodía a 4 pm

Catacumbas de Kom el-Shoqafa

Lo maravilloso de estas catacumbas dividas en tres niveles es la mezcla de culturas que contiene. Las cámaras representan diferentes deidades y estilos egipcios y greco-romanos. Los sarcófagos de la mitología greco-romana comparten su espacio con decorados de los dioses egipcios como Anubis y Tot. Sus nichos, las escaleras circulares que van bajando como hacia el inframundo y sus galerías oscuras te transportan en el tiempo y en la imaginación. Sin duda un lugar que merece visita y que recomendamos.

Precio de entrada: 80 LE

Ingreso con cámara: 300 LE (si no se quiere pagar el ticket se debe dejar en boletería, fotos con celular permitido)

Sarcófago del Antiguo Egipto en el interior de las catacumbas Kom el Shoqafa
Catacumbas Kom el Shoqafa

Columna de Pompeya

El interés de mucha gente por visitar esta columna es por su carga histórica aunque su origen no sea del todo claro. Algunos piensan que ahí fue enterrado Pompeyo (general romano), otros que es la única columna sobreviviente de la antigua Biblioteca de Alejandría o que fue construida en honor del emperador Diocleciano. Sea cual sea la realidad, actualmente en el recinto solo se encuentra la columna de granito y dos esfinges (pequeñas, no como la del Cairo) todo visible desde la puerta de entrada. Nosotros no nos pareció que mereciera la pena pagar entrada, pero internet está lleno de reviews positivas que te dicen que entres por su «carga histórica».

Precio de entrada: 80 LE

Horario de apertura: 9 a 17.30 hs

Anfiteatro Romano

O como le dicen los egipcios: Kom el-Dekka, literalmente «montículo de escombros». Entre que se puede ver perfectamente de fuera y que nosotros ya habíamos visitado muchos otros antiguos anfiteatros romanos en España, Italia y Portugal, decidimos saltarnos la visita a su interior. Pero por si te interesa visitarla te dejamos los precios y horarios.

Precio: Entrada general 80LE / Trípode 20 LE / Cámara Gratis

Horario de apertura: 8 a 17 hs

Museo Nacional de Alejandría

Acondicionado en una antigua mansión de estilo italiano que perteneció a un rico mercader de maderas alejandrino, el museo está divido en tres plantas y expone esculturas y piezas de los distintos períodos de la historia egipcia y alejandrina. Obviamente, si fuiste al Museo Egipcio del Cairo este se queda corto, pero de no haber ido es una oportunidad más barata de ver antigüedades.

Precio de entrada: 100 LE

Horario de apertura: 8 a 17 hs

Jardines y Palacio de Montaza

De los lugares más lindos en la zona de Alejandría, aunque algo lejos (no te preocupes, más abajo te indicamos varias maneras de llegar).

La entrada al parque se encuentra sobre la calle principal de Malak Hefni. Una vez dentro además de pasear por sus zonas verdes también es posible visitar el Palacio de Montaza (antigua casa de verano de la familia real y actualmente un museo en su honor), cruzar el puente rojo hacia la Isla del té (que no tiene té, su nombre es engañoso) y caminar por sus playas. El parque además aloja importantes hoteles. El predio es bastante grande y lleva un par de horas recorrerlo.  Es un buen paseo para escapar del ajetreo de la ciudad.

Precio de entrada: 25 LE.

Fotos: Permitido solo con celular. Multa por realizar foto con cámara profesional: 300 LE

Fachada del Palacio de Montaza
Palacio de Montaza

Llegar en taxi o uber cuesta unos 150 LE porque se encuentra a 10 km del centro de Alejandría, por eso abajo te contamos las maneras baratas.

Opción uno

Tomarse un microbus desde la zona de Corniche (avenida principal costanera frente a la altura de la Biblioteca de Alejandría) o donde comienza a elevarse la calle del medio que actúa como expressway a la altura del helipuerto sobre la costanera. Ahí mismo donde está la subidita que permite a los vehículos ir por encima de la calle te paras del lado que va a Montaza y el microbus que pare sabrá a dónde vas. Si estas en el medio entre estos dos puntos otra opción es estar sobre la calle costanera del lado que va a Montaza y cuando se acerca un microbus realizar con la mano izquierda el gesto como que vas todo para adelante, derechitoderechito, y ellos interpretan que te dirigís a algún punto sobre la misma costanera que efectivamente es toda una recta. El costo a Montaza es de 5 LE.

Opción dos

Tomarse un tren local de 3ª clase en el que probablemente nunca veas un turista. Solo cuesta 1 LE. Para ir hay que tomarlo desde algunas de las estaciones grandes de la ciudad: Alejandría, Al-Hadra o Sidi Gaber. Para regresar se toma desde la pequeña estación Montaza que está a unos pocos metros de la puerta de entrada al parque. No hay un mapa online con las paradas pero utilizando apps como maps.me aparecen todas.

¿Y QUÉ MÁS EN ALEJANDRÍA?

  • Visitar los jardines Shalalat (gratis). No vamos a mentir, no están para nada mantenidos, pero se puede ver un pedazo de la antigua muralla de Alejandría que es lo único que nos gustó.
  • En verano disfrutar de alguna de las tantas playas de Alejandría: Al-Ma’moura, Al-Assafrah, Miami, Sidi Bishr, Sidi Gaber, Rushdi, Stanley, San Stefano, Gleem y Cleopatra.
  • Pasear por las calles llenas de puestitos de libros en las cercanías de la Biblioteca de Alejandría (encontrarás libros en muchos idiomas, no solo árabe)
  • Caminar por la costa mediterránea, la «rambla» de Alejandría.

Moverse con los microbuses en Alejandría

Este método es más rápido que el tram y más económico que el taxi. Las estaciones principales son Coniche, Sidi Gaber y Smoha. Con ellas se va a todos lados.

La avenida costera actúa como calle principal de la ciudad y sobre ella siempre podrás parar microbuses que vayan para un lado o para otro. Igual en el mapa que te compartimos dejamos junto con los puntos de interés las paradas principales de microbuses.

MAPA DE EL CAIRO Y ALEJANDRÍA

Para facilitarte la búsqueda, verás que en el mapa que pusimos al principio de este post puedes hacer zoom en la ciudad de El Cairo y Alejandría. Al agrandar el área aparecen todos los puntos de interés que hemos mencionado a lo largo de esta entrada.


Esperamos que te haya gustado este intento de mega resumen sobre todo lo que hay para hacer en el Cairo y en Alejandría. ¡Nos vemos en la parte dos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.