G

Guía: Qué ver en Luxor (ex Tebas)

Tumba de Ramses V y VI o KV9 en el Valle de los Reyes, pintura de la diosa Nut en el techo

Luxor, antes conocida como Tebas, supo ser la capital de Egipto por más de 1.500 años durante el período faraónico del Imperio Medio y Nuevo. Acoge joyas como el Templo de Karnak o el Valle de los Reyes. Antiguamente se la conocía como Waset («ciudad del centro») y más tarde Tebas («el santuario») bajo dominio griego. Homero la describía como La Ciudad de las Cien Puertas por todas las entradas a los templos existentes. Al llegar los árabes la llamaron Luxor (literalmente «los palacios») creyendo que todos los templos que albergaba eran antiguos palacios.

El centro de la ciudad se encuentra en la orilla este del Nilo, donde encontrarás la mayoría del alojamiento y las terminales de tren y autobús. Luxor está muy conectada con las ciudades principales (Cairo, Alejandría y Hurghada) y a pesar de las distancias es muy sencillo llegar a ella por diferentes medios de transporte. Para saber más sobre cómo llegar a Luxor puedes leer nuestra entrada con esa información y más.

Luxor está dividida en dos por el río Nilo. Para que sea más sencillo ubicar cada templo, monumento y tumba te facilitamos la información hablando de cada orilla por separado.

ORILLA ESTE

Templo de Luxor 

Datada de los tiempos de Amenhotep II y Ramses II (1400 al 1000 a.C.), está dedicado al dios Amon-Ra y su esposa Mut. La entrada es donde antiguamente el templo de Karnak se unía al templo de Luxor a través de la Avenida de las Esfinges. Lamentablemente, la mayoría de las esfinges han desaparecido a lo largo del tiempo. Ya en la entrada chocaras con dos enormes colosos de Ramses II y un obelisco de granito de 25 metros de alto. Su hermana gemela se encuentra actualmente en la Plaza de la Concordia en Paris. Fue regalada en 1830 al rey de Francia y este a cambio obsequió a Egipto un reloj que, cuentan las malas lenguas, se estropeó por el camino y nunca funcionó. El reloj puede verse hoy día en la Mezquita de Mohammed Ali en el Cairo.

Dentro del templo se alzan montón de columnas con hojas de papiros tallados en sus capiteles. A lo largo del recorrido hay inscripciones con escenas del Antiguo Egipto. Uno de los relieves más interesantes narra la batalla entre Ramses II contra los hititas, pueblo que trato de ocupar sus tierras. Durante época romana, el templo fue parcialmente transformado en cuartel militar. Aún se observa estuco romano que puede ser visto cubriendo parcialmente antiguos jeroglíficos. Cuando muchos romanos se transformaron al cristianismo se erigió una iglesia dentro del recinto, pero al llegar los musulmanes la iglesia fue sustituida por la Mezquita sufita de Abu el-Hagag, erigida sobre el primer patio del templo. Es muy curioso entrar al templo y verla plantada ahí en el medio, como fuera de lugar. Actualmente sigue activa.

En época calurosa, una buena opción es visitar el templo durante la tarde-noche y pasear por su interior iluminado.

  • Precio de entrada: 160 LE
  • Horario de apertura: 6:00 a 21:00 hs
Templo de Luxor
Templo de Luxor

Templo de Karnak

El templo toma su nombre de la villa de Al-Karnak y está compuesto de tres partes. La más larga, el precinto de Amón-Ra, está dedicada al dios Amón y es la única área abierta al público. Las otras dos secciones, de Montu y Mut, se encuentran desmanteladas. Así y todo, el templo es bastante grande y vale la pena dedicarle varias horas.

El lugar data del 2000 a.C. y unos 30 faraones colaboraron en su construcción añadiéndole detalles desde el Reino Medio del Antiguo Egipto hasta los tiempos de Ptolomeo. Varios de ellos fueron reyes destacados como Hatshepsut, Ramses II, Ramses III y Seti I. El resultado es un impresionante conjunto de columnas, estructuras, patios, pilares y obeliscos, e incluso un lago sagrado con la estatua de un escarabajo gigante.

El templo tenía cuatro entradas hacia los cuatro puntos cardinales, las más interesantes eran la que unía al Templo de Luxor por la Av. de las Esfinges y la que miraba al Nilo. Notarás que de este lado las esfinges de la avenida en vez de cabeza humana tienen cabeza de carnero, es porque este animal representaba al dios Amón.

Su sala hipóstila es de las zonas más impresionantes. Está constituida de 134 enormes columnas con capiteles representando la flora del Nilo (papiros, nenúfares y flores de loto abiertas y cerradas). Las columnas tienen una altura aproximada de 23 metros, algunas más altas que otras, emulando una escena gigante de la ribera.

  • Precio de entrada: 200 LE
  • Horario de apertura: 6:00 a 18:00 hs
Columnas en el Templo de Karnak
La ribera de columnas en el Templo de Karnak. Capiteles en forma de loto abierto.

Fiesta de Opet

Durante tu visita por ambos templos encontraras escenas que aluden a la gran Fiesta de Opet. Durante esta fiesta se realizaban procesiones del Templo de Karnak al Templo de Luxor. Representaban al dios Amon-Ra yendo desde el primer templo a visitar al dios Amon-Min al otro templo. El objetivo era reafirmar los lazos entre Amonr-Ra y el faraón del momento en una especie de unión divina. En sus inicios, la fiesta duraba 11 días, pero terminó extendiéndose a 27 días y durante todo ese tiempo el pueblo pasaba de juerga en juerga. Entre tanto jolgorio estaba muy representada la fertilidad de los dioses, por eso no es raro ver en los bajorrelieves del Templo de Luxor representaciones de las divinidades con su falo erecto. Verás que muchas piedras y columnas de este templo muestran surcos. Se originaron por la constante visita de mujeres por aquellos tiempos, que venían a rascar de ellas para mezclarlo con agua y beberlo, buscando así ser más fértiles.

Hoy en día los locatarios de Luxor realizan una «Fiesta de Opet» en homenaje a la antigua fiesta pero de carácter muy representativo (caso contrario se verían echados de la comunidad musulmana con tanta orgía).

Ambos templos (Karnak y Luxor) se encuentran en pleno centro de Luxor y se pueden llegar caminando.

ORILLA OESTE

Cruzar el río hasta la otra ribera es tan sencillo como tomarse un ferry público. Cuesta 5 LE y cruzan el río desde bien temprano en la mañana hasta las 23 hs. Al tener cara de turista puede que traten de convencerte de ir en barca privada. Ignóralos y sigue hasta el muelle. El muelle para embarcar al ferry se encuentra a la altura del Templo de Luxor. Hay un puente que las une pero está a 10 km del centro, más pensado para autos y buses que para peatones. En este lado también hay alojamientos para viajeros y buen ambiente, pero a diferencia de los templos de Luxor y Karnak, en la orilla oeste los monumentos están más lejanos y repartidos. Para los meses fríos una buena opción es alquilar bicicleta (cerca de la estación de tren vimos varias personas alquilando) por el día y pedalear a cada monumento. Lo desalentamos en verano donde las temperaturas pueden ser insoportables. Otra opción es arreglar con un taxista para que este todo el día contigo y te lleve de un punto a otro, puede costarte entre unos 350 y 500 LE (dependerá de tu poder de negociación). Lo mejor es arreglar con un taxi que ya esté en ese lado de la orilla, caso contrario te querrá cobrar el extra en kilómetros por ir hasta el puente para cruzar el río.

Luxor está llena de templos, necrópolis y monumentos. Se precisa de al menos dos días para lo principal. A menos que seas un fanático del antiguo Egipto que goce de suficiente tiempo y dinero (cada lugar te lo cobran bien cobrado) vas a tener que elegir entre los lugares que más te interesa visitar y con ese itinerario organizar tus días. Para ayudarte en la faena ya te describimos lo que hay para ver en la ribera este y ahora te vamos a describir lo mucho más que hay en la oeste.

Ferry para cruzar en Nilo
Ferry público en Luxor.

Valle de los Reyes

Entre los siglos XVI y XI a.C. surge esta necrópolis para los faraones de las dinastías del Nuevo Reino. Se cree que fue utilizado por 500 años. En el año 1979 fue declarado World Heritage Site y se mantiene como uno de los sitios arqueológicos más importantes del mundo. Se entra por la ruta del valle (wadi) pasando por dunas de arena y cerros. El valle está dominado por una colina con cúspide en forma piramidal llamada Meretseger («La que ama el silencio») y es esta colina una de las razones por las que los primeros reyes deciden excavar sus tumbas en este sitio (se nota que tenían fetiche con la forma piramidal).

A la entrada del valle esta boletería y un pequeño trencito para arrimar a los turistas vagos hasta la zona de las tumbas (son menos de 500 metros). Para que entiendas un poco la distribución de las tumbas y los mapas debes saber que KV significa King’s Valley (Valle de los Reyes en inglés) y que sus números corresponden al orden en que han sido descubiertas. Por ejemplo, la tumba de Ramses I fue la número 16 en ser encontrada, por lo que es la KV16. El valle alberga más de 50 tumbas, por lo que es importante que leas bien cuales vas a elegir. La mayoría de las tumbas están relativamente cerca unas de otras, pero existen algunas algo más lejanas y debes tener en cuenta esto cuando planifiques tu visita. Algunas son pequeñas y en quince minutos están vistas, pero en otras bien podrías quedarte una hora. Como cada ticket permite solo la visita a tres tumbas (y todas tienen cosas interesantes, algunas más que otras pero a veces va en gustos) lo ideal es que te informes de antemano y elijas al menos 5 opciones (dos párrafos más abajo te explicamos por qué 5 y no 3).

En boletería hay que hacer varias cosas importantes:

  • Adquirir ticket de entrada. Cada ticket te permite el ingreso a tres tumbas.
  • El ticket general no incluye las tumbas de Tutankhamon, Seti I ni Ramses V&VI. Para éstas es necesario un ticket aparte que también se adquiere en boletería. No te olvides de comprarlas o sino luego hay que volver medio kilómetro para atrás e implica perder tiempo.
  • Revisar el aviso que actualizan diariamente indicando las tumbas que están cerradas ese día. Esto lo hacen para ayudar a preservarlas más tiempo.

Si alguna de las tumbas de tu lista está cerrada, como fuiste inteligente y elegiste más de 3 opciones siguiendo las sabias recomendaciones de este blog no vas a tener problema. Las tumbas que requieren ticket extra no suelen estar cerradas (el negocio, vió uste’ como es…  – se escuchan toses incómodas-).

La tumba de Tutankhamon (KV62) fue famosa por todos sus tesoros, actualmente todos ellos en el Museo Egipcio. Pero la tumba en sí es una de las más pequeñas y con menos decorado. Como dato curioso,  el británico Howard Carter (su descubridor en 1922) dio pie a la creencia de La Maldición de los Faraones al abrir esta tumba. Se decía que la maldición caía sobre aquellos que perturbaran el eterno sueño de las momias egipcias. Este rumor se originó luego de que Howard Carter y su equipo de arqueólogos contrajeran una enfermedad letal a las pocas semanas de descubrir la tumba. Más tarde se indicó que probablemente murieron al aspirar las esporas de unos hongos mortíferos que habían crecido dentro de la mastaba, pero ya era demasiado tarde, la leyenda de la maldición estaba cómodamente asentada en el imaginario colectivo.

La tumba de Seti I (KV17) es una de las más grandes y al parecer una de las más bellas, con uno de los sarcófagos más hermosos que se encuentra actualmente en un museo en Londres. La veracidad sobre su tumba no la comprobamos, pues su precio actual nos resultó excesivo (1000 LE).

La tumba de Ramses V&VI (KV9) cumple la rareza de actuar como sepulcro de dos faraones. Aunque ninguno de los dos faraones destacó por sus reinados, la tumba se encuentra ricamente decorada y es de las mejor preservadas. No te vamos a describir lo que significa cada dibujo para no agobiarte, pero podemos decirte que toda la tumba te deja con la boca abierta, del suelo al techo  y desde la entrada hasta el final. Fue la única que aceptamos pagar el extra y no nos arrepentimos. Merece la pena desde el minuto uno.

Sobre las demás tumbas, incluidas en la entrada básica, son muchas y es imposible hablar de todas. Te relataremos las que visitamos nosotros y desde nuestra experiencia, pero cada tumba tiene lo suyo y no dejes de descartar una u otra porque a nuestro gusto fuera más linda o fea. Nosotros apenas si conocemos la historia antigua egipcia, definitivamente  sabemos poco y nada de arquitectura, mitología y cultura, por lo que de seguro se nos pasaron por alto muchos detalles.

Nuestras tres elegidas aparte de la KV9 fueron:

Tumba de Ramsés III (KV11). Nuestra segunda favorita luego de KV9. Durante sus 31 años de reinado, Ramsés III buscó seguir los pasos de su glorioso antecesor Ramsés II. Su pueblo lo supo recordar con orgullo por expulsar a los invasores conocidos como Pueblos del Mar (se desconoce a ciencia cierta a quienes se referían) pero su tumba presenció la primera huelga laboral de la humanidad. Su final estuvo lleno de traiciones que lo llevaron a morir solo (un culebrón egipcio). Con huelga y todo, los frescos de sus paredes son de una notable belleza y las decoraciones que presenta a lo largo y ancho nos sorprendieron.

Frescos y jeroglíficos en KV11, tumba de Ramses III en el Valle de los Reyes
Habitación lateral mostrando actividades seculares como la de los cocineros en tumba de Ramses III

Tumba de Merneptah (KV8). Sucesor al trono luego del fallecimiento de Ramses II. Entre su avanzada edad al llegar al trono y la sombra de su padre, le costo dejar huella en la historia. Leímos que era de las tumbas mejor conservadas y por eso la elegimos, pero nosotros no la encontramos tan ricamente decorada como la de Ramsés V&VI o la de Ramsés III. De todas fue la que menos nos gustó. Lo más notable es el sarcófago exterior, que aún se encuentra en su emplazamiento original en la cámara sepulcral. 

Tumba de Ramsés IX (KV6). En época de este faraón, más asentado en el Bajo Egipto (norte del país) su posición se ve debilitada por los sacerdotes de Amón que van silenciosamente usurpando su mando en Tebas. Su pérdida de poder provoca que el Valle de los Reyes se resiente bajo robos y sacrilegios que se comienzan a perpetrar en las tumbas. Por todo esto, su tumba de diseño simple no llegó a ser finalizada a su muerte y los pintores se vieron apurados para finalizar los frescos del interior antes que trajeran el cuerpo. La tumba de Ramses IX fue la última del valle en ser completamente pintada y de las que mejor se mantiene. La parte más bella es la cámara sepulcral pero no está permitido el acceso. Una valla de madera obliga a verlo desde el final de la antecámara para enlentecer la pérdida de pigmentos por la afluencia de turistas.

  • Precio entrada básica para tres tumbas: 240 LE
  • Precio aparte: Tutankamón 300 LE – Ramses V y VI 100 LE – Seti I 1.000 LE
  • Cámara de fotos profesional (GoPro o símil también cuenta): 300 LE (si no pagas hay que dejarla en boletería) – Trípode se paga extra
  • Horario de apertura: 6:00 a 16:00 hs
Tumba de Ramses V y VI o KV9 en el Valle de los Reyes. Libro de las Puertas.
Barca llevando a los dioses. Libro de las Puertas. Tumba KV9.

Valle de las Reinas

En este valle se encuentran las tumbas de las esposas de los faraones, las princesas y los príncipes. Por ser menos suntuosas que las tumbas reales, reciben muchas menos visitas. Al igual que el Valle de los Reyes, el de las reinas tiene una figurita estrella que es la tumba de Nefertari, con un costo de 1400 LE la entrada. El mapa utiliza el mismo estilo de referencia: Queen’s Valley (QV) + nº según orden de descubrimiento. Contando la de Nefertari, son cuatro las tumbas abiertas al público.

  • Precio entrada general: 100 LE
  • Tumba de Nefertari: 1400 LE
  • Horario de apertura: 6:00 a 17:00 hs

Valle de los Nobles

Comprenden tumbas de importantes nobles de la época que, aunque menos ostentosas y suntuosas que la de reyes y reinas, presentan en sus pequeñas mastabas representaciones sobre la vida cotidiana de las personas por ese entonces. Las entradas a las tumbas que elijas se deben comprar en boletería. Su código de identificación es TT (por Tumba Tebana o Teban tomb) + nº de inventario. El precio del ticket incluye solo las tumbas de lo descrito en cartel (ej. Sennofer y Rekhmire se venden en un mismo ticket por 40 LE).

Precio por tumbas

  1. Amenemopet, Menna y Nakht – 60 LE
  2. Sennofer y Rekhmire – 40 LE
  3. Ramose, Userhet y Khaemhet – 60 LE
  4. Khonsu, Userhet, Benia – 40 LE
  5. Tumbas de Roy, Shroy y Amenemopt – 40 LE
  6. Tumba de Pashedo – 30 LE
  7. Khokha (Nefer-Ronpet, Nefer-Sekheru, Dhutmosi) – 40 LE
  8. Complejo de tumbas de Qurnet Murei – 40 LE
  • Fotos con cámara profesional – 300 LE

Valle de los Artesanos  (Deir el-Medina)

En boletería lo verás como Dir el Madin Temple and Tombs, o Deir el-Medina. Extrañamente, un lugar UNESCO que no recibe toneladas de visitantes. Fue un poblado egipcio de artesanos y obreros fundado por el rey Tutmosis I. Su nombre original era Set Maat («el lugar de la verdad»). Al ver Tutmosis como las pirámides y tumbas de sus antepasados eran saqueadas en el norte, decidió construir su mastaba de forma oculta en donde se encuentra hoy el Valle de los Reyes. Fomentó la construcción de este poblado de forma tal que los trabajadores estuvieran cerca de la zona de labor (hay que recordar que las tumbas reales se construían bastante lejos de los poblados y tener que trasladarse cada día para allí consumía mucho tiempo).

  • Precio para entrar al valle: 100 LE
  • Horario de apertura: 6:00 a 17:00 hs

Templo Funerario de Hatshepsut  (at Deir El Bahari)

También conocida como Djeser-Djeseru («el sublime de los sublimes»). La reina Hatshepsut mandó levantar su templo en honor al dios Amon-Ra. Fue una de las pocas féminas que reinó como faraón del 1490 al 1468 a.C. Ayudada por el brillante arquitecto (y posible amante) Senemut, construyó su templo escarbando en la roca y lo compuso de tres pisos y una rampa escalonada. El estilo del antiguo Templo Funerario de Montuhotep II fue su inspiración y decidió situar el suyo al lado.

La parte baja se divide en dos zonas, a la derecha de la rampa los jeroglíficos narran el embarazo de su madre por el dios Amon-Ra y su nacimiento divino. Del lado izquierdo relata la exitosa expedición al Punt (podría referirse a la costa de lo que es hoy Somalia) durante su reinado, del que se retornó con exóticas especias como mirra e incienso y dos árboles que fueron plantados al inicio de las escalinatas del templo (hoy apenas unos tocones casi inexistentes). En el piso superior verás estatuas de ella representada como faraón. El edificio actual es en gran parte una restauración, sin embargo fue de los templos en los que más sentimos fluir la carga histórica y cultural en nuestros huesos.

Dato curioso: En 1881 fueron descubiertas más de 40 momias, en su mayoría de grandes faraones como Ramses II o Tutmosis III, en un escondrijo de este templo.

  • Precio de entrada: 140 LE (fotos con cámara profesional permitidas gratis)
  • Horario de apertura: 6:00 a 17:00 hs
Templo de Hatshepsut o at Deir el Bahari
Templo de Hatshepsut

Otros Templos Funerarios

Algunos otros templos en la ribera oeste del Nilo en la ciudad de Luxor son: 

  • El Templo Medinet Habu (incluye Templo funerario de Ramses III y de Amenhotep I) – 100 LE (destaca por sus ilustraciones en relieve representando la caída de los Pueblos del Mar a manos de Ramses III)
  • El Templo funerario de Seti I – 40 LE
  • El Templo  funerario de Merenptah – 40 LE
  • El Templo funerario de Ramses II (Ramesseum) – 80 LE
  • El Templo de Isis (Dair Shelweet) – 40 LE

También se puede visitar la casa en la que residió el arqueólogo británico Howard Carter durante sus investigaciones en el Valle de los Reyes por 80 LE.

Colosos de Memnón

Dos colosos enormes de 14 metros y 700 toneladas en posición sentada que representan al faraón Amenhotep III. Estos colosos presidian la entrada al complejo funerario del faraón, hoy apenas unas piedras sueltas que aún están desenterrando e investigando. Al parecer, el templo era aún mayor que el de Karnak, pero pereció casi al completo bajo un fuerte terremoto en el año 1200 a.C. Solo sobrevivieron los colosos. El nombre de Memnón se lo adjudicaron los griegos  y aludía a un héroe de la guerra de Troya. Al parecer era lo que entendían a los lugareños cuando les preguntaban por el nombre de las dos estatuas. La parada para ver los colosos no lleva más de 10 minutos y no se cobra entrada.

Colosos de Memnon
Colosos de Memnon

¡¡QUIERO ENTRAR A TODO!!

¿Te enloquece el Antiguo Egipto? ¿Te sabes la historia de cada faraón y dinastía de memoria? ¿Querés visitar cada templo, museo y piedra de Luxor? ¿Le prometiste a tu familia/novi@/colega un viaje didáctico 100% completo? ¡No gastes más dinero de a puchitos y tiempo en boleterías! Luxor te ofrece dos pases especiales:

Luxor Premium Pass: Precio 200USD o 180€. Brinda acceso a todos los museos y sitios arqueológicos en los siguientes 5 días.

Luxor Standard Pass: Precio 100UDS o 90€. Brinda acceso a todos los museos y sitios arqueológicos en los siguientes 5 días a excepción de la tumba de Nefertari y la tumba de Seti I.

Y si contás con tarjeta internacional de estudiante (ISIC) cualquier entrada,  incluido los pases especiales, se reduce a mitad de precio.

MAPA DE LUXOR

Probablemente sea poco claro visualizar donde esta cada templo, especialmente los de la ribera oeste. Para que resulte menos engorroso te compartimos este mapa con la ubicación de los templos y valles principales.

Plano de los templos, valles y tumbas de Luxor

¿Y QUÉ MÁS EN LUXOR?

Volar en Globo Aerostático por 60 USD. ¡¡De las mejores experiencias que tuvimos!! Te pasan a buscar por tu hostal a las 4.00 a.m. para llevarte al bote (esto si estás en la ribera este) donde te invitan con té o café y twinkies como snack mientras esperan la autorización de un superior de que el clima y los vientos de ese día son seguros para volar (por debajo de los 2km/h). En cuanto tienen la confirmación cruzas el río y te llevan en otra camioneta hasta el punto donde se inflan los globos. Mientras esperas a que terminen de inflarlos, puedes sacar foto pero solo con celular, nada de cámara profesional (la policía no lo permite), pero una vez estés en el aire no hay ningún problema. La experiencia en el aire es de una hora y alucinas sobrevolando los templos y plantíos con el Nilo y el amanecer al Este.

Sobrevolando Luxor en un globo aerostático.
Sobrevolando el templo de Hatshepsut en globo aerostático.

Visitar el Museo de la Momificación por 100 LE.  Dentro explica como los antiguos egipcios realizaban la momificación y muestra los utensilios que usaban. La única momia humana es la de Masaharta, un Alto Sacerdote de Amón de alrededor del 1050 a.C.

Entrar al Museo Arqueológico de Luxor por 140 LE. Incluye alguno de los ajuares encontrados en la tumba de Tutankamón.

Pasear por la bella rambla costanera de la ciudad contra el río Nilo sin dejarse apabullar por los locales ofreciéndote todo tipo de cosas.

Paseo costanero en Luxor
Rambla de Luxor

Caminar por el pequeño y prolijo zoco de Luxor. Su entrada se encuentra en la rotonda donde se unen dos importantes calles: la de Mabad Al Karnak (detrás del templo de Luxor) y la de Al Mahata (que va desde el Templo de Luxor hasta la Estación de Tren).

Bazar, mercado de luxor
Pequeño bazar/zoco de Luxor

Visitar las tiendas de alabastro en Qurna (ribera oeste). Esta piedra se utilizaba mucho para tallar los vasos canopos egipcios que eran vasijas donde introducían los órganos extraídos del faraón fallecido previo a su momificación.

Conocer El-Mekashkesh, la mezquita más antigua de Luxor. Se dice que guarda los restos de un santo islámico del siglo X.


Después de esta guía seguro que ya estás más que listo para recorrer Luxor. ¿Te gustaría que aportáramos algún otro dato útil? ¡Escríbelo en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.