Q

Qué ver en Cataluña – 39 excelentes lugares para visitar

pueblo blanco de Cadaqués, Girona, Catalunya, España

La Comunidad Autónoma de Cataluña se ubica al noreste de España sobre una amplia franja del Mar Mediterráneo y de  los Pirineos. Sumado a su amplio territorio, es un combo perfecto de destinos. Desde preciosas playas hasta montañas de ensueño, impresionantes conjuntos arqueológicos y hermosas construcciones en Barcelona, la «capital del modernismo». Por eso, en este post te resumimos 39 excelentes lugares que ver en Cataluña.

Idioma de Cataluña

Las dos lenguas oficiales de Cataluña son el castellano y el catalán, ambas habladas de manera bilingüe por casi toda la población. Barcelona es la excepción, predominando más el idioma español debido al inmenso número de inmigrantes hispanohablantes. En el resto de la comunidad autónoma hay mayor propensión a hablar en catalán.

Si alguien te conversa en catalán y le pedís que cambie a castellano, lo normal es que lo haga en seguida y sin problema. Sin embargo, se te puede cruzar algún que otro busca pleito empecinado en hablar catalán. Para estos casos respira hondo y no hagas caso, por suerte son pocos. 

Gastronomía de Cataluña

¿Listo para ordenar? Para entrante comenzar con pa amb tomàquet («pan con tomate»), que es pan frotado con tomate y aliñado con aceite de oliva y sal, acompañado de un buen fuet (embutido catalán). De primero hay Calçotadas con salvitxada (de calsots: brotes de cebolleta con salvitxada: salsa de ajo, tomate, almendras, pan, sal, aceite de oliva y morrón), escudella i carn d’olla (sopa de fideos, verdura y carne que se sirven aparte), esqueixada (ensalada con bacalao) y mar y muntanya (versátil plato que combina ingredientes de la montaña con ingredientes del mar).

En la selección de postres tenemos la clásica crema catalana, el mel i mató («miel y Mató», tipo de queso fresco que se sirve con miel), las neulas (similar a los barquillos), los pastissets (empanaditas dulces rellenas de dulce de calabaza), las pastes d’ametlla (galletas de almendras) y variantes del turrón típicas de Jijona. Bajar todo con cava del Penedés y ratafía, licor dulce elaborado con aguardiente, especias, menta y la maceración de nuez verde, cáscara de limón, cerezas y clavel rojo (un mega cóctel concentrado en botella). Claro que estos son solo algunos de los muchos platos típicos de Cataluña.

Graffiti de comida en casco antiguo de barcelona
Buen Provecho!

Qué ver en Cataluña

Cómo no queríamos enfocarnos solo en Barcelona ni marear con un post largo, decidimos resumir en una lista todos los lugares de Cataluña que a nuestra opinión merecen ser visitados. De algunos escribimos artículos aparte a los que podrás acceder cliqueando en su correspondiente título. Los hemos clasificados por zonas o temática para que su lectura sea más sencilla. 

La Costa Brava

1. El Port de la Selva.

Pequeña villa marinera ubicada en el Parque Natural del Cabo de Creus con bonitos paseos costeros hasta El Port de la Vall. Cuenta con un interesante patrimonio prehistórico, como el dolmen de la Taula dels Lladres, e histórico, como el Monasterio de San Pedro de Rodas. 

2. Cadaqués

En plena península del Parque Natural del Cabo de Creus se sitúa esta emblemática villa, ex-pueblo de pescadores, con bellas playas y calas y un precioso casco histórico de casas blancas, inspiración de famosos pintores y artistas como Salvador Dalí. Existe una Casa-Museo de Dalí que está mirando a la Playa de Portlligat.

3. Roses/Rosas

Ciudad portuaria fundada por los griegos en el 333 a.C. Esta colonia, inicialmente bautizada Rhode, acuñaba monedas con una rosa en una de sus caras. Restos arqueológicos datados de ese entonces se pueden visitar en la Ciudadela de Roses, que se encuentra casi que pegada a la larga playa urbana.

4. Empuriabrava/Ampuriabrava

La Venecia catalana. Hasta 1967, la entonces Castelló d’Empúries no era más que una zona agrícola y de pastos situada entre el río La Muga y el riego Rec dels Salins junto al mar. Viendo el auge turístico en Costa Brava, la empresa Eurobrava la transformó en Marina residencial, con lujosas casas saliendo a canales en vez de calles y botes en vez de autos. En total tiene 23 km de canales navegables, un puerto, un aeródromo privado (principalmente para el paracaidismo) y varias playas y parques, sin contar la amplia variedad de servicios comerciales, deportivos y de ocio.

pueblo blanco de Cadaqués, Girona, Catalunya, España
Cadaqués.
Ampuriabrava
Canales de Ampuriabava. Los botes son el medio de transporte.
Ciudad de Roses, Catalunya, España
Arte en la costa de Roses.

5. Begur

Famosa por contar con algunas de las playas más prestigiosas de la Costa Brava, como la preciosa playa de Aiguablava. Aquí las montañas de Begur terminan de manera abrupta contra la costa mediterránea, creando calas y pequeñas playas a los pies de sus rocosos acantilados que son separadas por densos bosques de pino que solo se pueden atravesar a pie o por mar. Aprieta aún más el poco espacio disponible las bonitas residencias de los antiguos barrios de pescadores.

6. Palamós

Dotada de excelentes playas y calas de arena fina y aguas claras azul intenso como la Gran Playa, la playa del Castell, la playa de la Fosca, la Cala Margarida, la Cala Canyers o la Cala S’Alguer. Otros atractivos son su puerto pesquero, sus espacios verdes, sus sendas costeras y sus instalaciones náuticas. Se practica mucho el buceo en su Reserva Natural Submarina y para conocer el Boreas, un barco alemán de la Segunda Guerra Mundial que en 1985 fue requisado en Palamós por tráfico de drogas. En 1989, varios centros de buceo compraron el abandonado barco y lo hundieron a propósito para transformarlo en atracción turística.

7. Lloret del Mar

Aunque nosotros no la visitamos personalmente, nos la han recomendado tanto que decidimos incluirla. Se la ensalza por sus bellas playas y calas de aguas transparentes y la riqueza cultural de su casco histórico, destacando sus edificaciones de estilos modernistas y sus casas indianas (pertenecientes a Indianos: españoles que regresaban enriquecidos de América).

8. Blanes

Este bello balneario costero, ubicado en la desembocadura del río Tordera, nos gustó mucho por su ambiente. De sus 4 km de playa se disfruta mucho la playa Blanes, pegada a su puerto, con un paseo a lo largo  acompañado de puestitos ambulantes, cafés, restaurantes, parques, jardines y simpáticas esculturas. A la noche recomendamos subir hasta los restos del castillo de San Joan para apreciar la ciudad toda iluminada. 

  • Monumento paisajistico en el Sendero Pineda d'en Gori, Palamós. Palamos, Catalunya
    Monumento paisajistico en el Sendero Pineda d’en Gori, Palamós.
  • Aiguablava, Begur, Catalunya, Girona
    Playa de Aiguablava, Begur.
  • Blanes, Cataluña
    Blanes, Cataluña

Pueblos Medievales en la Provincia de Girona

9. Pals

Apenas alejándonos de la costa mediterránea se encuentra el pueblo medieval de Pals, declarado Conjunto Histórico Artístico. Preparate para caminar por sus calles empedradas cuesta arriba. Allí está el simpático centro histórico de su recinto amurallado con la Edad Media reflejada en sus torres, en la Plaza Mayor y las sepulturas de su calle, en la iglesia de Sant Pere y en el castillo.

10. Peratallada

Otro pueblito de arquitectura medieval declarado Conjunto Histórico Artístico. A diferencia de Pals, Peratallada es llana. Que su pequeño tamaño no te engañe, es fácil perderse entre sus casas de piedra. Los puntos  que más nos gustaron fueron su castillo-fortaleza (con su torre, murallas, palacio y foso muy bien conservados), la plaza principal del casco viejo y el arroyo Riera de Peratallada. 

11. Besalú

Originalmente bautizada Bisuldunum, nació en el siglo X como una fortaleza-castillo entre los ríos Fluvía y Capellades y es hoy una importante muestra de la urbanización catalana de la Edad Media. Su patrimonio medieval incluye vestigios del barrio judío y sus baños de abluciones, un antiguo hospital de peregrinos, las iglesias de Sant Pere, Santa Maria, Sant Vicenc y Sant Julia y el puente románico del siglo XII que cruza el río Fluvía.

  • Beget, Cataluña
    Beget
  • Pueblo de Pals, Catalunya, España
    Pueblo de Pals.
  • Peratallada, Catalunya, España
    Peratallada

12. Beget

Incluida en la lista de los Pueblos más bonitos de España, Beget es una pintoresca villa medieval de apenas 20 habitantes que ha crecido alrededor de la Iglesia de Sant Cristifol de Beget (s.X-XIII). Caminar por sus escasas casitas de piedra y cruzar el río Llierca por sus dos puentes medievales en ese entorno verde pre-pirenaico te transporta en el tiempo. Buen punto para hacer ciclismo de montaña o senderismo.

13. Girona

Enclavada donde confluyen cuatro ríos en el valle de Ter, uno de ellos (el río Onyar) divide la parte moderna del casco antiguo. Conserva huellas de su fundación romana (siglo I a.C.) en los restos de la primitiva muralla que van desde los Jardines de la Muralla hasta el Paseo Arqueológico. En el recinto amurallado de la Força Vella se conservan en excelentes condiciones construcciones medievales cristianas, árabes y hebreas que han sido escenarios de rodaje para la famosa serie Juego de Trono. Entre ellos se  encuentra la Catedral de Gerona, la calle Obispo José Cartañá, la calle Fernando el Católico, los Baños Árabes de Gerona y el Puente de Galligants. Al otro lado del río destacan las fachadas del caserío de la ciudad, pintadas de diversos colores, y ejemplos del modernismo catalán. 

La Costa del Garraf y Barcelona 

14. Sitges

Con probablemente la mayor playa urbana de Europa, tres puertos deportivos (uno de ellos el más grande de Europa), varios campos de golf y su urbanización de lujo, Sitges está entre los 15 municipio más caros de España. ¿La razón? Su privilegiada ubicación entre el mar y la montaña, sus bellas playas con un agua galardonada «Bandera Azul» y su apretada agenda cultura con eventos como el Festival Internacional de Cine de Cataluña o el Rally Internacional de Coches de Época. Hermoso para visitar, caro para vivir.

15. Garraf

En el espacio verde del Parque Natural del Garraf, el macizo que limita con el mar forma acantilados abruptos que por momentos crea preciosas calas y playas, como la Cala Morisca o la Playa de Garraf. La Playa de Garraf está ubicada en su pequeño pueblo homónimo y lo que nos encantó de ella fueron sus cabañas blancas y verdes de pescadores situadas sobre la arena, ex-hogares de los operadores de la línea ferroviaria. 

Playa del Garraf, Catalunya
Playa del Garraf.

16. Castelldefels

Similar a Sitges pero más barata (razón de peso para que nos gustara más 😹). Ofrece actividades de escalada, deporte acuático en su Canal Olímpico, visitas a su castillo y una playa de más de 5 km de longitud con una rambla costera semejante a la de Montevideo. ¿Extrañas Uruguay? Casteldefels cuenta con la segunda comunidad uruguaya más grande de Cataluña (la primera es Barcelona). Aquí podés comprarte unos ricos bizcochos en la Panadería Uruguaya Zitarrosa y morfar un buen chivito en el restaurante Montevideo, a pie de playa.

17. Barcelona

Metrópoli que no precisa presentación. La capital de Cataluña es un concentrado de cosas para ver y hacer. Presenta kilos de historia, es la cuna de la arquitectura modernista (con Gaudí al frente), destino de la moda, hogar del Barça, espacio  de deportes, litoral con playas y puerto, ciudad de vida nocturna, eventos y fiestas.

Panorámica desde el Tibidabo. Barcelona, Cataluña, España
Panorámica de Barcelona desde el Tibidabo.

La Costa Dorada de la Provincia de Tarragona

18. Comarruga

Tranquila villa costera con un manantial de aguas termales declaradas mineromedicinales que conforman el Estany i Riuet de Coma RugaEstanque y ría de Comarruga«), un relajante espacio de agua cruzado por un puente que desemboca en la playa de Bandera Azul. Tiene un lindo Paseo Marítimo a lo largo de sus 2.3 km de costa. A 3.5 km del centro está Fono del Mata, un encantador lago con patos rodeados por un bosque de pinos al costado del río Fondo de l’Astor. Una de las tantas curiosidades de Comarruga es el haber alojado a Perón unos días durante su exiliación en el histórico hotel de Villa Buenaventura.

19. Tarragona

Declarada Patrimonio de la Humanidad UNESCO por sus yacimientos romanos, te transporta a la que fue una de las principales ciudades de su Imperio: Tarraco. Hay que empezar por el Centro de Información del Ayuntamiento, que cuenta con una excelentísima maqueta e info de Tarraco. La info del Centro te permitirá apreciar mejor el Anfiteatro Romano a las orillas del Mediterráneo, el Circo Romano, las torres y tramos que se conservan de la antigua muralla, los restos del Foro, la Necrópolis Romana y Paleocristiana y el caminable Acueducto Pont del Diable («Puente del Diablo»). Además, todo los años se celebra el festival Tarraco Viva para la divulgación de su pasado a través de diversas actividades que incluye recreaciones históricas en vivo de la antigua Roma.

Los pueblos de la Cataluña interior

20. Miravet

A orillas del río Ebro, perdida en un agreste entorno, se encuentra la hechizante villa de Miravet. Sus lares, alfarerías e iglesias, que penden de la ladera mirando a la ribera, son custodiadas desde la colina por el Castillo Templario. Este paisaje sacado de fábula nos enamoró al instante. A falta de puente, una amplia barca sujetada por cables aéreos permite a peatones y vehículos cruzar el río a fuerza de corriente, sin motor. Hay muchas actividades para disfrutar del agua y los bosques: paseos en kayak y en barca, senderismo y observación de la fauna y flora de la Reserva Natural del meandro del Tamarigar. 

21. Montblanc

El amurallado recinto medieval de Montblanch es simple pero simpático y cuenta con un gran número de construcciones góticas del siglo XIV al XVI. En abril, el casco histórico se decora y sus pobladores se disfrazan para celebrar la Semana Medieval. La teatralización más esperada es la leyenda de San Jorge y el dragón. Narra que el santo (Sant Jordi en catalán) mató al dragón frente al Portal de Sant Jordi. Sobran elementos decorativos representando el mito. Los que más nos gustaron fueron las esculturas en hierro de Plaza Sant Francesc.

22. Rupit y Pruit

Entre montañas, montes y ríos se encuentran los pueblos de Pruit y Rupit. Pruit es sencillita, con una iglesia románica de principios del siglo XII (Sant Andreu de Pruit) y poco más. A solo 2 km está Rupit, mucho más viva. Rupit es preciosa, con sus iglesias y casas de origen románico, sus calles de piedra y su puente colgante para cruzar la riera. Saliendo del pueblo en dirección a la Ermita de Santa Magdalena por un sendero aledaño a la Riera de Rupit se llega al Salto de Sallent, una cascada con 115 m de caída libre desde el borde de un precipicio. Bajo el Salto se forma la Garganta del Diablo. El paisaje asemeja a la película de Up, inspirada en el Salto del Ángel de Venezuela pero que perfectamente podría haber sido tomado de aquí.

  • Rupit, Catalunya, España
    Pueblo de Rupit.
  • Miravet, Catalunya
    Villa de Miravet.
  • Montblanc, catalunya
    Montblanc.

Los Pirineos y otras montañas de Cataluña

23. Congost de Mont-rebei

Atravesando la Sierra del Montsec existe una impresionante garganta conocida como Desfiladero de Monrebey (o Congost de Mont-Rebei en catalán). Las aguas esmeraldas del río Noguera Ribargozana actúan de límite natural entre Aragón y Cataluña, separando con sus 20 metros de ancho dos enormes acantilados de 500 metros de altura. Uno de sus atractivos es la imposibilidad de acceder en vehículo, otorgándole un carácter de territorio natural virgen. Un espectacular sendero permite recorrer los 15km de cañón entre pasarelas y puentes. Disfruta también de zambullidas en el río y navegarlo en kayak. Más info por acá.

24. Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici

Es uno de los 15 Parques Nacionales de España y se ubica en el Alto Pirineo. El enorme parque se expande por 4 comarcas -la Alta Ribagorza, el Valle de Arán, Pallars Sobirá y Pallars Jussá-, cada una repleta de encantadores pueblitos que describimos más abajo. Su pico más alto es el Comaloforno (3.030 metros de altura). De sus más de 200 lagos el más conocido es el Estany de Sant Mauirici, que junto a los característicos meandros de alta montaña (aigüestortes en catalán) le da su nombre al parque. El diverso paisaje sumado a su fauna autóctona (con la marmota como nuestro favorito) y a sus pintorescos pueblos lo transforman en un destino imprescindibles de Cataluña. Descubrí más en la guía particular que armamos del Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.

Desfiladero de Monrebey o Congost de Mont-Rebei. Aragon, Cataluña
Las vertiginosas escalera en zigzag del Desfiladero de Monrebey.
Estany de Llebreta, Ruta de la ribera de San Nicolau - Excursión hasta el Estany Llong Parque Nacional de Aiguas Tortas y Lago de San Mauricio, o Parc Nacional d​'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici Catalunya, Espana
Estany de Llebreta, Ruta de la ribera de San Nicolau – Excursión hasta el Estany Llong en el rtes i Estany de Sant Maurici.

Alta Ribagorça – La Vall de Boí / El Valle de Bohí

25. Pont de Suert

Capital de la Alta Ribagorza, se ubica a un lado del río Noguera Ribagorçana. Es el más grande y con más facilidades en todo el Vall de Boí. Su centro histórico, alrededor de la Plaza Mayor y la Plaza del Mercadal, refleja su pasado medieval. Al igual que el resto de pueblos del Vall de Boí, su cercanía al Parque Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici le otorga múltiples caminatas por los bosques y los pueblos cercanos.

26. Tahull/Taüll

A 1.482 metros de altura sobre el nivel del mar y con menos de 300 habitantes está el pirenaico pueblo de Tahull. Cuenta con dos tesoros Unesco Patrimonio de la Humanidad: las Iglesias románicas de San Clemente y de Santa María. Ambas fueron erigidas y consagradas en el año 1123. Se valoran mucho los frescos de su interior, exponentes del románico catalán, aunque para nosotros lo más bello son sus campanarios. Los alrededores del pueblo están repletos de senderos para hacer a pie, a caballo o en bici.

27. Boí/Bohí

Apenas a unos metros de altura por debajo de Tahull se encuentra el vecino pueblito de Bohí. También cuenta con una de estas Iglesias románicas Patrimonio Unesco, la Iglesia de San Juan de Bohí. Su casco antiguo es precioso, con sus jardines-huerto y sus construcciones en piedra con techo de pizarra.   

Taull, Catalunya, España
Pueblo de Taull.

28. Pla de l’Ermita

Nacido como una urbanización de hoteles y comercios para el turismo que con el tiempo agregó viviendas privadas. Es el último y más alto del valle de Bohí (a 2.750 m de altura) y el más cercano a la Estación de esquí Boí-Taüll (10 km). El pueblo ofrece de todo, desde bares, parques infantiles y excursiones hasta rutas en bicicleta, tiro al arco y clases de esquí.

29. Durro

Aunque todos los pueblos del Vall de Boí presenten arquitecturas similares, en los más turísticos (como Taüll, Bohí o Pla de l’Ermita) se nota el desarrollo urbano. Durro en cambio está congelada en el tiempo y algo menos mantenida. Será porque se encuentra en un desvío poco visitado. De alguna manera, permite ver la cara más real de como eran antaño las villas. Sus dos ermitas románicas, Iglesia de San Quirce de Durro e Iglesia de la Nativitat de Durro, también están declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

30. Barruera

Otro pueblo más del alto Pirineo leridano cuyo templo, Iglesia de Sant Feliú, está incluido en el conjunto de iglesias romanas Unesco Patrimonio de la Humanidad. Las actividades de montaña permiten disfrutar al máximo su entorno paisajístico. De las 6 villas del Vall de Bohí que hemos enumerado, esta es la más sencilla de acceder.

CONSEJO
Para más información del Valle de Boí, de sus pueblos ¡ y sus senderos te recomendamos visitar la página oficial del valle.

valle del Vall de boí, catalunya, espana
Vall de Boí

Vall de Arán / Valle de Arán

31. Viella/Vielha

La capital del Valle de Arán. Emplazada en la confluencia del Río Garona y el Arriu Nere y rodeada por montañas de más de 2.000 m de altura. Es el lugar perfecto para conseguir equipo de montaña y nieve y una ciudad encantadora para pasear, repleta de estatuas temáticas (ciervos, osos y esquiadores).

32. Arties

Dominada por el pico Montarto, Arties destaca por su iglesia románica del siglo XI, sus casas coloridas, la presencia continua del río Garona y su colección de vacas pintadas esparcidas por doquier.

33. Baqueira

Si lo que querés es esquiar en el Vall de Arán, Baqueira es el mejor lugar. Su pista de esquí fue inaugurada en 1964 y desde entonces recibe cada año a miles de esquiadores. Las vistas a los Pirineos desde su estación son imponentes.

34. Bagergue

Bagergue está dentro de los pueblos más bonitos de España y se lo merece. Este pueblo de cuento tiene una temática florar a la que le agregan arte de todo tipo, desde piedras pintadas con animalitos hasta macetas super decoradas y fachadas de madera con animales. La iglesia románica termina de darle el toque místico. Según en que época del año vengas, estará vestida de blanco o de verde.

  • Vielha, Catalunya
    Vielha, capital del Valle de Arán.
  • Baguergue, Pueblos más bonitos de España, Catalunya
    Baguergue.
  • Artíes, Catalunya, España
    Pueblo de Ariíes.

El Pallars Sobirá (Valle de Aneu, Valle de la Noguera Pallaresa y Valle de Asúa)

35. Esterri de Aneu

Un sencillo pueblo próximo al río Noguera Pallaresa en el que abunda la arquitectura rural de los Altos Pirineos.

36. La Guingueta

Esta minúscula villa que apenas cuenta con un par de casas y hoteles nos encantó por su alargado lago artificial, el Embalse de la Torrassa, alimentado por las aguas del río La Noguera Pallaresa. Sus transparentes aguas son surcadas por kayaks y barcas. La Guingueta está rodeadas de relajantes espacios verde que la gente aprovecha para picnics u otras actividades al aire libre.

37. Espot

Espot es una de las puertas de entrada al Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Desde allí sale la que probablemente sea la ruta más trillada, la caminata al Estany Maurici. A nuestro parecer, es bonita aunque no tan bella como la senda que la continúa o la ruta al Estany Llong. Está también al lado de la estación de Espot Esquí.

38. Sort

Lo divino de Sort es la cantidad de opciones que ofrece. Como capital de la comarca del Pallars Sobirá cuenta con muchas facilidades: buen transporte, presencia de empresas privadas y de oficinas públicas, oferta de cafés y bares y repleto de tiendas para conseguir artículos de montaña. Hay para hacer todo tipo de actividades: senderos en los alrededores, rutas por el Parque nacional de Aigüestortes y lago de San Mauricio, deportes de nieve en invierno y rafting en el río Noguera Pallaresa para verano-primavera. Definitivamente una ciudad-pueblo en el que podríamos vivir.

39. Gerri de la Sal

Como pueblo no ofrece mucho. Lo que más nos atrajo es la salina que le da el nombre. Hay constancia de su existencia desde el siglo IX, vinculada al monasterio benedictino de Sta. María. Se alimentaba de un manantial de agua subterránea salada al que se le extraía el agua y se dejaba evaporándose a la intemperie en unas piscinas que hoy todavía pueden verse. En este proceso la sal precipitaba y cristalizaba. Cuando el agua había evaporado por completo, se recogía la sal. La visita a este conjunto de piletas y construcciones denominado «Casa de la Sal» brinda una buena imagen de como era todo el proceso.

  • Gerri de la Sal. Pallars Sobirá, Catalunya, España
    Gerri de la Sal.
  • Sort, Pallars Sobirá, Catalunya, España
    Sort
  • Pallars Sobira La Guingueta, Embalse de la Torrassa Parque Nacional de Aiguas Tortas y Lago de San Mauricio, o Parc Nacional d​'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici Catalunya, Espana
    La Guingueta, Embalse de la Torrassa

Por aquí se termina nuestro mega-resumen de lugares para visitar en Cataluña. ¿Has estado en alguno? ¿Te gustaría visitar alguno en especial? Contanos en los comentarios.

CategoríasEspaña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.