G

Guía: Qué ver en Brasov y el Castillo de Drácula

Guía: Qué ver en Brasov y el Castillo de Drácula. Plaza del Consejo y Ayuntamiento de Brasov, hoy Museo de Historia. Brasov, Rumania

La ciudad de Brasov se encuentra en Transilvania, histórica región de Rumania rodeada por los montes Cárpatos. Transilvania significa «la tierra más allá de los bosques» y Brasov deriva del término eslavo barasu, «fortaleza». A través de los siglos, a sido una de las ciudades más importantes y poderosas de la región. Te contamos un poco sobre ella en esta guía de que ver en Brasov y el Castillo de Drácula.

Un poco de historia

Rumania como tal no se formó hasta 1918 al fusionar tres grandes regiones: Transilvania (antes bajo dominio austro-húngaro), Moldavia (bajo dominio ruso) y Tara Romaneasca o Valaquia (bajo dominio otomano). En Transilvania durante la Edad Media bajo dominio de los alemanes es que creció el pueblo de Brasov. Sabían como comerciar, construir ciudadelas y protegerlas. Los rumanos y húngaros se mantenían en las afueras y solo podían entrar al interior para vender previo pago de tasas. Esto permaneció así hasta la entrada del comunismo en 1947.

El 21 de abril de 1689, un gran incendio destruyó casi todo Brasov. Pocos edificios quedaron sin afectar. Como consecuencia de ésta catástrofe, las autoridades de Braşov decidieron prohibir la construcción de casas de madera. La reconstrucción de la ciudad duró más de un siglo y el aspecto arquitectónico de las fachadas cambió totalmente.

Cómo llegar a Brasov

Brasov se encuentra muy bien conectada por autobús y tren. Los trenes en Rumania son muy económicos. Exiten varias compañías que te traen hasta aquí: InterCity, Interregio y Regio (más cheap). Todos los horarios y viajes los encuentras en la página oficial de trenes de Rumania CRF.

Terminal de tren de Brasov, Rumania.
Terminal de tren de Brasov.

Qué ver en Brasov

Fortaleza de Brasov o Colina de la Ciudadela

Viniendo de la estación de tren esta bien podría ser tu primer parada. Cetățuia de pe Strajă, Cetățuia Brașovului o Colina de la Ciudadela, fue una importante fortaleza, punto de defensa fuera de las murallas de Brașov. A principios del siglo XV, solo había una torre de vigilancia aquí, que se completó en 1524 con un bastión de madera con cuatro torres. Destruido en 1529, un cuarto de siglo después se levantaron muros de piedra en su lugar y se cavaron zanjas.

Un incendio en 1618 causó graves daños, por lo que en 1625 la fortaleza fue reconstruida casi por completo. Perdiendo su importancia en el siglo XVII, sirvió como almacén y más tarde como cuartel y refugio para los lugareños durante las ocupaciones de los Habsburgo. Durante un tiempo, la colina se llamó Colina Plăieșilor. Desde el siglo XVIII hasta 1954 sirvió como prisión y también durante la epidemia de la peste se organizó una sección especial para traer a los que sufrían la enfermedad. Luego se utilizó como depósito para los Archivos Estatales de Brașov hasta 1975.

Desde 1981, después de una extensa restauración, pasó a ser un atractivo turístico. Lo recomendamos para disfrutar las vistas panorámicas desde su colina.

Fortaleza de Brasov o Ciudadela de la Colina, Rumania
Fortaleza de Brasov o Ciudadela de la Colina

Plaza del Consejo y Calle Republicii

En la atractiva Plaza del Consejo (Piata Sfatului) encontraras el primer Ayuntamiento de Brasov, construcción del siglo XIII hoy transformado en Museo de Historia (abierto de 9:00 a 17:00hs). Verás que tiene una torre, en el pasado desde ella tocaban una trompeta para advertir de peligros como incendios o ataques enemigos. Antaño en el medio de la plaza solía haber una picota para el castigo público y dos fosas.

Hoy la plaza tiene una moderna fuente en el medio, un bebedero público con una pequeña fuente central, restaurantes, bares y cafés. Los fines de semana se monta un mercado de artesanías, comida, bebida y souvenirs.  ¿Quién diría que ahí mismo un par de siglos atrás se quemaba brujas y se decapitaba gente?

Desde la Plaza Sfatului nace la Calle República (Strada Republicii), una de las principales del casco antiguo. Lleno de locales, restaurantes y tiendas, es un grato paseo que permite ver la vida y el movimiento del lugar. Antiguamente se la conocía como Uldea Căldărarilor (literalmente «Calle de los Caldereros» – artesano que trabaja con latón y cobre -) porque los miembros de este gremio se agrupaban en esta calle. La calle estaba cruzada por un canal que servía para el saneamiento.

Terminaba en una de las antiguas puertas de la fortaleza: Purzengasse («Puerta Calle»). La torre de la puerta estaba equipada con un gran reloj que permitía a los artesanos hacer coincidir con la mayor precisión posible el tiempo de las diversas operaciones de sus productos. Al estar cerca de una entrada, las casas en esta calle tenían paredes macizas y persianas sólidas  de estaño y madera para resistir un posible ataque por si los enemigos lograban atravesar la puerta.

Plaza del Consejo y Ayuntamiento de Brasov, hoy Museo de Historia. Brasov, Rumania
Plaza del Consejo y Ayuntamiento de Brasov.

Iglesia Negra – Biserica Neagra

La Iglesia Negra (Biserica Neagra) se considera un símbolo del estilo gótico de la región. Su construcción comenzó en 1383. El diseño fue influenciado por la arquitectura de la iglesia centroeuropea, como muestra de fé a los pueblos de las fronteras. Las obras cesaron en 1421 por una invasión turca y se finalizaron a mediados del siglo XV. Como en el portal más occidental había una figura de la Virgen María con el infante Jesús mirando a la plaza, se la conocía como la Iglesia de Santa María.

Durante el gran incendio de 1689 que arrasó toda la ciudad, la iglesia ardió por tres semanas, dejando sus paredes de piedra totalmente negras. Cuentan los locales que el retrato de la Virgen María se salvó pero que su vestido azul paso a ser de color negro. Desde entonces se la empezó a llamar la Iglesia Negra.

La iglesia aún conserva fragmentos de una pintura medieval, una fuente de bronce gótica (1492), la campana más grande de Rumania, un órgano de 1836 (de los más grandes de Europa) y la colección más importante de alfombras orientales de Transilvania.

  • Horario de apertura del 17 de Abril al 7 de Octubre: Martes a Sábados de 10:00 a 19:00hs. Domingos de 12:00 a 19:00hs. Lunes cerrado.
  • Horario de apertura del 9 de Octubre al 16 de Abril: Martes a Sábados de 10:00 a 16:00hs. Domingos de 12:00 a 16:00hs. Lunes cerrado.
  • Conciertos de Órgano: En Junio y Septiembre los martes a las 18:00hs y en Julio y Agosto de martes a sábados a las 18:00hs.
Iglesia Negra de Brasov, Rumania
Iglesia Negra – Biserica Neagra

Calle del Hilo – Strada Sforii

Si aprovechas para pasear un poco por las callejuelas peatonales del casco histórico, seguro pasaras por Strada Sforii (literalmente «Calle del Hilo»). Supone ser una de las calles más estrechas de Europa. Se creó como corredor de uso para los bomberos alrededor del siglo XVII. El ancho más pequeño es de 1,11 m.

Puerta de Ecaterina – Poarta Ecaterine

La Puerta de Ecaterine (Poarta Ecaterine) fue construida por la cofradía de los Sastres en el año 1559 para defender la ciudad. Hasta 1820, la Puerta de Ecaterine era el único acceso de la antigua muralla de la ciudad hacia el suburbio de Schei, zona exterior donde se instalaron del siglo XIII al XVII los rumanos durante el dominio sajón. Esto se debía a que a los rumanos no se les permitía tener propiedades dentro de los muros de la fortaleza. Solo podían entrar en determinados horarios y previo pago de un peaje para poder vender dentro sus productos.

La puerta también contaba con un compartimiento secreto para almacenar bienes en caso de peligro, tales como comida o documentos históricos. La Puerta de Ecaterina es el único elemento preservado del antiguo conjunto fortificado medieval. Estaba protegida, al igual que el lado noreste, por fosos con agua.

Su parte superior, un techo puntiagudo rodeado por cuatro torretas redondas, es el símbolo de ius gladii («derecho de espada»). Significaba que las autoridades de la ciudad tenían autonomía judicial para ejecutar la pena de muerte como castigo. Este derecho solo se lo ganaban las ciudades poderosas. En la fachada principal, sobre el acceso, hay tallado en piedra el escudo de armas de Brasov (una corona sobre el tronco y las raíces de un roble), el nombre del regidor Johannes Benkner y el año de su construcción.

Puerta de Ecaterine, Brasov, Rumania
Puerta de Ecaterine. Al medio el Escudo de Armas.

Puerta Schei – Poarta Schei

Prácticamente al lado de la Puerta Ecaterina se encuentra la Puerta Schei (Poarta Șchei). Fue construida en 1827 para aliviar el flujo de tráfico entre la gente del barrio Schei y la fortaleza. También se le llamaba Puerta Valaquia (Poarta Valachia). Una inscripción en latín en su parte superior indica que fue construida por orden el Emperador de Austria Francisco I después de su visita en 1817. Está compuesta de tres arcos, el del medio para el paso de vehículos grandes y los dos laterales para peatones. Al igual que la Puerta Ecaterina, también se la utilizaba como almacén.

Torre Negra – Turnul Negru

La Torre Negra (Turnul Negru) era una de las cuatro torres de observación de la ciudad fortificada de Brasov ubicada fuera del muro y funcionaba para alertar a los pobladores en caso de ataque o de incendio. La torre de once metros de altura y terminación de techo puntiagudo fue construida durante el siglo XV. En el año 1559, un incendio provocado por un trueno la quemó. Después de este desafortunado evento en que se tiñó de negro pasó a conocerse como Torre Negra.

El acceso a la torre era por una puerta situada a 2 metros del suelo. Para llegar a ella se utilizaba un puente levadizo y un túnel proveniente de la ciudadela fortificada de Brasov. El puente desapareció con el tiempo. La torre se utilizó por última vez en 1756 durante la peste negra. Después de su abandono, fue restaurada en 1995, momento en que se le añadió un techo de cristal. Hoy alberga en su interior un museo con exposiciones temporales.

  • Precio de entrada: Adulto 7 lei – Estudiante 1,5 lei
  • Horario de apertura: 9:00 a 17:00 hs

Torre Blanca – Turnul Alb

Ubicada sobre la ladera de la colina Romurilor se encuentra la Torre Blanca (Turnul Alb) con 20 metros de altura divididos en cinco niveles defensivos. Fue erigida por el Gremio de los Hojalateros y los Caldereros durante el siglo XV (1460 o 1494) para defender la ciudad y para protegerlos durante su labor. Tiene una forma particular, una planta semicircular con el lado cilíndrico orinetado hacia la colina y el lado recto hacia la ciudad.

Se accedía a la torre por una escalera de mano a través de una pequeña puerta. Durante el gran incendio de 1689 la torre se quemó, pero fue reparada en 1723, borrando las huellas de fuego en 1725. En 2003 la Torre Blanca se abrió al público, incorporándole un techo de cristal. Desde ella, la vista a Brasov es hermosa. Es posible acceder a su interior.

  • Precio de entrada: Adultos 7 lei – Estudiantes 1,5 lei
  • Horario de apertura: 9:00 a 17:00hs.

El Callejón de las Murallas y El Bastión Graft

Entre lo que era la antigua muralla y el arroyo Graft, al pie de la colina con las torres, se formaba un callejón (Dupa Zidur) que estaba lleno de bastiones de los diferentes gremios . Bajando la colina desde la Torre Blanca se encuentra el Bastión Graft (Die Graftbastei), nombre otorgado por el canal que le pasa por debajo y que también servía de defensa.

El bastión fue construido entre 1515 y 1521 por el Gremio de la Talabartería (artesanos que trabajaban con el cuero para las guarniciones de la caballería, produciendo sillas de montar, correas, etc.). Estaba destinado a ser la unión entre la Torre Blanca y los defensores de la fortaleza. La conexión se realizaba a través de un puente que subía hasta un saliente de la Torre, donde los soldados lanzaban una escalera que permitía el acceso a la misma. El Bastión Graft se puede visitar por dentro.

  • Precio de entrada: Adultos 5 lei – Estudiantes 1 lei
  • Horario de apertura: 9:00 a 17:00hs

Otros Bastiones

Como te comentábamos recién, la ciudad medieval de Brasov tenía muchos bastiones. Algunos, como el de Graft, han sido restaurados y se pueden visitar. Otras son todavía un edificio en ruinas pero que se mantiene en pie.

El Bastión de los Herreros. Construida en 1521 y después de varias inundaciones reconstruida en 1668. Posteriormente pasó de uso militar a almacén de cereales y luego como hogar y sucursal de los Archivos de Estado de Brasov.

El Bastión de los Sogueros. Construida en 1416 con muros de piedra y ladrillo que alcanzaron un grosor de dos metros. Situada al pie del Monte Tampa.  Sufrió dos incendios, después de los cuales pasó a ser almacén. En 1794 el Gremio de los Sogueros le construyó una casa en su techo que hasta hoy continua habitada.

El Bastión de los Pañeros. Fue construida por el Gremio de los Orfebres en los años 1450 – 1455 y en 1640 pasó a manos del Gremio de los Pañeros. Consta de cuatro pisos y muros de dos metros de grosor. El primer museo virtual de Rumania fue instalado dentro de este Bastión. 

El Bastión de los Curtidores. Construido en 1452 con una galería que permitía la comunicación con la fortaleza del Bastión de los Pañeros.  En 1525 funcionaba como puerta de la ciudadela de Brasov. Con el desuso como puerta y fortaleza, se realizaron renovaciones y hoy alberga un parque infantil.

El Bastión de los Costureros. Construido durante 1412 y 1436 a los pies del Monte Tampa. Contaba con dos torres de vigilancia. En 1710 colapsó y tuvo que ser reconstruido. Además de su papel defensivo, servía de almacén de documentos, era lugar de reuniones y se utilizaba para el entrenamiento militar o para aprendices de artesanía. Desde 1910 funciona como museo (Museo Barsa) de objetos de valor, armas y grabados antiguos y como salón de espectáculos y conciertos.

Barrio Schei

El antiguo barrio Barrio Scheii (Şcheii Braşovului), del que ya te hemos comentado un poco, estaba compuesto  por pequeñas casas construidas a lo largo del camino y pequeños campos. Los habitantes de Scheii, etnias búlgaras y rumanas, tenían prohibido poseer propiedades dentro de la ciudad amurallada hasta el siglo XVII.

Para vender sus productos solo podían ingresar en ciertos momentos y pagando un peaje. Tan solo podían entrar por la Puerta de Ecaterina (no se les permitía usar las otras cuatro entradas). A pesar de ésta discriminación, es en éste barrio que se estableció la primera escuela rumana de Braşov, junto a la iglesia ortodoxa rumana de San Nicolás, y la Plaza de la Unión.

Plaza Unirii e Iglesia de San Nicolás

La Plaza de la Unión (Piata Unirii) es otra importante plaza del casco antiguo que te transporta a la Edad Media. Inicialmente se llamaba Plaza de la Grava y contaba con un molino de aceite. Verás una estatua de un soldado rumano. Fue erigida por la Asamblea de las Mujeres Romanas de Brasov en memoria de los soldados caídos en la primer guerra mundial.

Plaza Unión de Brasov, Rumania
Antiguos edificios en la Plaza Unión

A pocos metros de la plaza está el Museo de la Primera Escuela Rumana (Muzeul Prima Şcoala Românească), la Iglesia de San Nicolás (Biserica Sfântul Nicolae din Brașov) y la estatua del Diácono Coresi. La iglesia fue construida en 1495 para los habitantes del barrio Scheii y con la llegada del Diácono Coresi los primeros libros en lengua rumana se imprimieron en ella. Su construcción con torretas terminadas en punta obliga a sacarle una foto.

Museo de la Primer Escuela Rumana

Durante el período de prosperidad económica en la época medieval, y debido a las relaciones de Braşov con Moldavia y Valaquia, se volvió una necesidad fundar una escuela donde formar al populacho en una educación cristiana-ortodoxa.

No se conoce el año exacto de su fundación, pero se cree  que la primer escuela de Brasov y de una Rumania aún no unificada comenzó a partir del siglo XI dentro de un edificio de madera. Más adelante, el príncipe rumano de Valaquia y gobernador de Brasov, Neagoe Basarab, manda construir en 1495 en el mismo sitio una escuela mejorada.

La Primera Escuela Rumana funcionaba bajo la égida de la antigua Iglesia de San Nicolás (recordemos que en esa época los sacerdotes también eran maestro). El Diácono Coresi trajo a ella la primer impresora para imprimir libros religiosos y laicos en rumano y en eslavo. Se puede ver un monumento en su honor al lado de la antigua Escuela, hoy museo.

Hoy la escuela ha sido transformada en el Museo de la Primer Escuela Rumana (Muzeul Prima Şcoala Românească).

  • Precio de entrada: Adultos 10 lei – Estudiantes 5 lei
  • Horario de apertura: 9:00 a 17:00hs.
Plaza de la Unión e Iglesia de San Nicolás, Brasov, Rumania.
Plaza Unirii con pasaje a la Iglesia de San Nicolás y a la Primera Escuela Rumana.

¿Y QUÉ MÁS EN BRASOV?

  • Pasear por el Parque Central Nicolae Titulescu (Parcul Nicolae Titulescu). Seguramente lo cruces de camino al casco histórico. Presenta paseos, tableros de ajedrez fijos, zona infantil y estatuas representando los valores de Brasov.
  • Caminar por los senderos del Monte Tâmpa. Este monte es el que domina el fondo del paisaje de Brasov con sus 960 metros de altura. Se puede acceder a pie o en funicular, pero asegúrate de  volver antes que anochezca. En Rumanía, y especialmente en los bosques pertenecientes a la Reserva Natural de Brasov, existe una gran población de osos pardos salvajes.
  • Si vas en invierno no te pierdas esquiar en la Estación de Esquí Poiana Brasov. El costo es aproximadamente de unos 150 lei y usualmente abre de Diciembre a Abril de 9:00 a 16:00hs.
  • Arrimarte a visitar la Iglesia Fortificada de Prejmer, a unos 17 km de Brasov. Existe constancia de la construcción de esta iglesia por los Caballeros Teutónicos alrededor del año 1213. Su forma híbrida entre iglesia y fortificación lo hacía un refugio seguro durante las invasiones enemigas y su supervivencia al tiempo le ha permitido obtener el título de Patrimonio UNESCO. Abre todos los días de 9:00 a 16:00hs. Precio de entrada: 10 lei.
Parque Central Nicolae Titulescu

El Castillo de Drácula / Bran

Seguro que cuando empezaste a planificar tu viaje por Rumania y más específicamente por Transilvania una de las primeras cosas que te saltó fue la curiosidad por conocer el Castillo de Drácula. Está claro que de hacerlo tu ciudad base perfectamente puede ser Brasov, a tan solo 30 kilómetros y con alojamiento barato.

Cómo llegar al Castillo

Si venís de Bucarest es necesario que te tomes un bus o tren hasta Brasov. Una vez en Brasov, existe un bus público que sale desde la propia estación, terminal dos, cada una hora los fines de semana y cada media hora entre semana. Demora unos 45 minutos en llegar al castillo y cuesta 7 lei.

Bar Dracula Feast en Brasov, Rumania

Horario de visita y precios

HORARIOS DE VISITA

En temporada alta (abril a septiembre): lunes de 12:00 al 18:00hs, martes a domingos de 9:00 a 18:00hs. Precio entrada general adultos (sin tour) 45 lei.
En temporada baja (octubre a marzo): lunes de 12:00 al 16:00hs, martes a domingos de 9:00 a 16:00hs. Precio entrada general adultos (sin tour) 40 lei.

PRECIO DE ENTRADA

Los precios varían según muchos factores (temporada, edad, con o sin guía, niños, etc.). Por ejemplo, con tarjeta estudiante el costo se reduce a la mitad. Para más detalles puedes visitar la página oficial. La entrada se puede comprar online o en el mismo castillo.

Historia del Castillo

Para que puedas entender un poco la historia de este castillo vamos a empezar por su lado menos histórico pero que le hizo saltar a la fama. Dejemos algo bien claro, Bram Stoker no solo nunca visitó Rumania, tampoco fue muy preciso con la biografía de Vlad Tepes, su musa inspiradora.

Drácula: La historia ficticia

La creencia en vampiros existía mucho antes que el escritor irlandés Bram Stoker escribiera su libro en 1897, pero fue su  mano la que provocó que estos seres ficticios del terror saltaran a la fama. Gracias a sus charlas intelectuales con el húngaro Arminius Vámbéry que le introdujo al personaje de Vlad Tepes y a la lectura asidua de libros como Transilvania de Charles Boner y Alrededor de los Cárpatos de A. F. Crosse, es que se inspiró para escribir su novela sin haber pisado ni una sola vez en su vida Rumania.

¿Y quién era Vlad Tepes? Vlad III Drăculea, hijo de Vlad Dracul, fue un príncipe de Valaquia del 1456 al 1462. Nació en Sighisoara, un pequeño pueblo de Transilvania. El apodo «Dracul» lo había heredado de su padre que a su vez lo ganó por pertenecer a la Órden del Dragón, una órden religiosa de la Edad Media que tenía la función de luchar contra los enemigos de la Iglesia Católica.

Vlad, aunque se considera un importante gobernante de la historia de Valaquia (hoy parte de la actual Rumania) y héroe nacional por luchar contra los invasores húngaros y otomanos, tenía tendencias sanguinarias. Para castigar a sus enemigos solía empalarlos, naciendo su apodo de Vlad Tepes o Vlad «El Empalador» en español. Como ésta, existen mil historias sangrientas en las que no ahondaremos sobre este personaje y de las que no se sabe cuan ciertas o exageradas son.

Bram tenía la combinación perfecta para inspirar su vampiro. Un ser cruel y sanguinario con el nombre de un feroz animal mitológico (pues los dragones suelen ser malvados en Europa) y que nació y vivió en la mística Transilvania: Drácula. Agregó a la receta un castillo de aspecto siniestro y salió un plato delicioso.

Bran: La historia verdadera

Aunque la existencia de Vlad Draculea en Transilvania y su crueldad sean ciertas, la relación con el castillo es mentira. Se especula que Vlad solo estuvo en el castillo dos días como prisionero y ni siquiera hay seguridad en esta afirmación. Además, aunque todo apunta a que fue éste castillo la fuente de inspiración para Bram Stoker, la realidad es que nunca confirmó que esta afirmación fuera veraz.

Lo que si sabemos es que el Castillo de Bran fue una fortaleza medieval fundada en el 1212 por la Órden Teutónica en la frontera de Transilvania con Valaquia. Tiempo después sufrió daños por un ataque de tártaros y fue reconstruida con su estructura actual en 1377 por órden del rey húngaro Luis I para utilizarla como punto comercial y de control.

Al finalizar la 1ª Guerra Mundial, el castillo pasó a manos de la reina Marie quién decidió hacerle un lavado de cara al entonces abandonado castillo para transformarlo en su residencia de verano. Reformaron el edificio moderinzándolo (se instaló electricidad, agua corriente, central telefónica, ascensor, etc.) pero manteniendo su aspecto externo de castillo medieval.

El heredero legal del castillo, el Archiduque Dominico de Austria-Toscana (nieto de la Reina Maria), vive hoy en Nueva York y tiene arreglos con las autoridades para mantener el castillo abierto al público. El nombre Bran, aunque parecería referirse a Bram Stoker, en realidad es el nombre del pueblo donde se construyó el castillo.

¿Vale la pena visitar el Castillo de Bran?

Si tu deseo era visitar el castillo por tu afición a Drácula debes entender que el castillo en sí no tiene ninguna conexión con el personaje de inspiración, Vlad Tepes, y que te podes llevar una decepción. Si lo que te interesa es ver su construcción medieval, entonces podría merecer la visita. Pero no piensens que es el único, hay más castillos del estilo en Rumania y menos turísticos.

Nosotros cuando visitamos Rumania teníamos poco tiempo (solo diez días) y al final preferimos visitar otros castillos que nos quedaban más de paso y eran menos turísticos, además que nos boicoteó la fantasía descubrir que el castillo no guardaba ningún tipo de leyenda extraña ni de manera remota con nuestro querido vampiro. Pero el bicho de la curiosidad está ahí y no vamos a engañar a nadie, de habernos sobrado el tiempo habríamos ido igual a ver que tal se veía de afuera. Utilizando estos criterios dejamos que tu tomes la decisión final.

Mapa

No queremos que te nos pierdas buscando las atracciones. Agrandando en la zona de Brasov podrás ver en detalle donde están ubicados todos los puntos de esta guía, incluido el Castillo de Bran 😉


Esperamos que hayas disfrutado esta entrada.
¡Sigue descubriendo más sitios en Rumania con nosotros!

CategoríasRumania
  1. Vicky dice:

    Muy buena la entrada sobre estos lugares de Rumanía para conocer aún sin haber ido.
    De paso les comento que la herramienta del mapa me pareció excelente y muy útil para cuando efectivamente uno está en el lugar y tratando de conocer lugares realmente de interés en poco tiempo.
    Sigan escribiendo!

    1. Joana dice:

      ¡Gracias Vicky! Estamos tratando de acompañar nuestras guías siempre con mapas para facilitar la tarea del viajero 😉
      Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.