G

Guía: Qué ver en Sighisoara

Guía: Qué ver en Sighisoara. Vista panorámica de la ciudad de Sighisoara, Rumania.

Sighisoara se encuentra en el corazón de Transilvania, en pleno centro de Rumania. Simple y bella. En esta guía de qué ver en Sighisoara te contamos que se puede visitar y hacer.

Un poco de historia

Sighisoara se localiza sobre el Río Tarnava en los montes Cárpatos de Transilvania con su casco antiguo sobre la colina Cetatii. La primera fortificación medieval de la ciudad, un castrum real (fortificación militar del Imperio Romano) hecho de tierra y madera, se ubicó en el punto más alto de la colina Cetatii. El castrum fue reemplazado en la segunda mitad del siglo XIII con una fortificación de piedra que surge del asentamiento de los sajones bajo el mando del rey húngaro Géza II.

Durante mucho tiempo, el pueblo estuvo dominado por artesanos y mercaderes de origen alemán y sajón, invitados por el rey de Hungría durante el siglo XII y XIII para construir y defender la fortaleza. Uno de los elementos que jugó un papel decisivo en favorecer el establecimiento de una ciudad en este lugar fue el excelente posicionamiento estratégico. La extensión de esta fortificación a ambos lados de la colina comenzó en la segunda mitad del siglo XIV.

A partir de este período, se han conservado fragmentos de los muros ubicados al noroeste y las torres de diferentes gremios. En su mejor época, los muros se extendían 930 metros de largo, estaban equipados con 5 bastiones y 14 torres y defendidos por los gremios de la ciudad (a excepción de la Torre del Reloj). En lugar de muros de piedra, las defensas de la Ciudad Baja (la zona de la ciudad que se encontraba a los pies de la colina Cetatii) consistían en un ingenioso sistema de empalizadas y puertas que bloqueaban las calles en caso de peligro.

Hoy quedan solo fragmentos de los muros defensivos de piedra del siglo XIII y del sistema de fortificación de los siglos XIV y XVII que rodeaban la colina Cetatii. Por conservar estas construcciones de ciudad medieval, Sighisoara está catalogada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Vistas de Sighisoara desde el Río. Rumania
Sighisoara se localiza sobre el Río Tarnava en los montes Cárpatos de Transilvania.

Cómo llegar

Sighisoara tiene conexiones de tren y autobuses. Desde Bucarest el viaje es un promedio de entre cinco y siete horas. Para llegar en tren hay que comprar un InterRegional a la compañía CFR (Romanian Railways) y el precio varía según vayas en 2ª clase (costará aproximadamente unos 7 USD) o en 1ª clase (el precio se triplica). Hay unos trenes más baratos (los Regio) pero carecen de asientos y no se destacan por su espacio (vas como sardina en lata). Nosotros lo tomamos desde Brasov. Fueron casi tres horas de viaje parados y apretujados. Solo lo recomendamos si salís desde alguna ciudad cercana que sea un viaje de menos de dos horas.

Para llegar en autobus desde Bucarest hay que enlazar dos compañías: TASA Suceava, que te lleva del centro de Bucarest al aeropuerto, y Duda Trans, que te deja en Sighisoara. Cuesta aproximadamente 16 USD.

Comer en Sighisoara

No te vamos a hablar de los bares y restaurantes del casco histórico que, aunque simpáticos para consumir algo puntual, son caros. Si te estas quedando en un lugar donde puedas cocinar, mejor. Hay varios supermercados como Penny Market o Profi, no muy lejos del centro histórico. Si te gustan los mercados vecinales, una buena opción es hacer tus compras en el mercado local de la Plaza Agroalimentaria (Piata Agroalimentara). La opción más económicas es el Kaufland, el supermercado más grande de la ciudad. La única contra es que se encuentra en las afueras, a dos kilómetros del casco antiguo.

Si no tenés opción de cocina, uno de los lugares donde vas a comer muy barato y rico es en el Restaurante Four Seasons, ubicado en la calle Strada Justitiei nº 1. Más que restaurante podríamos decir que es un comedor donde suelen ir los trabajadores. El costo del menú del día (con entrada, plato principal y postre) es de solo 15 lei y como plus son preparaciones 100% locales. Abre de lunes a viernes de 11:00 a 16:00 hs.

En este local probamos el ciorba cu fasole boabe (sopa tradicional de Transilvania hecha de porotos, jamón ahumado y verduras) y el snitel parizian de pui (especie de milanesa de pollo).

Qué ver en Sighisoara

Torre del Reloj y Plaza Central

El ícono de la ciudad es la Torre del Reloj (Turnul cu Ceas) en la Plaza Central (Piața Cetății) de la ciudadela, donde antiguamente se desarrollaban actividades comerciales, hoy es punto de bares y tiendas. La Torre fue erigida en 1360 y, a diferencia del resto de las torres, no fue construida ni pertenecía a ningún gremio artesano. La Torre del Reloj era exclusivamente del Ayuntamiento. Desde su altura dominaba las tres plazas del centro histórico, protegiendo las escaleras que conectaban la Ciudad Alta con la Ciudad Baja.

Hasta 1556, las habitaciones ubicadas en el primer piso acomodaban el Ayuntamiento. La planta baja era de dos puertas abovedadas provistas de pasillos. En el siglo XVIII, una de las puertas fue tapiada y transformada en prisión. El piso superior está equipado con una galería abierta cubierta que ofrece una de las vistas panorámicas más bellas de la ciudad. 

A partir del año 1899, la Torre y el edificio cercano han sido designados para albergar el Museo de Historia de la ciudad. El acceso es pago pero te permite subir sus 64 metros de altura y obtener unas bonitas vistas panorámicas de la ciudad medieval.

Torre del Reloj o Turnul Cu ceas de Sighisoara, Rumania.
Torre del Reloj.

Verás que desde la plaza central todo está al lado, como la Iglesia Luterana Manastirii (Biserica Mânăstirii Dominicane) de estilo gótico, construida en 1289 por la orden Dominicana.  El monasterio funcionaba como una red planificada por Paulus Hungarus (Paul El Húngaro) del Reino de Hungría para actuar como baluarte contra la herejía.

En la plaza también está el Museo de Armas Medievales y la casa donde nació Vlad Tepes Draculea (o Vlad «El Empalador»), con una estatua de él en la explanda adyacente a la Iglesia Luterana. Su padre, Vlad Dracul gobernante de Valaquia, y su madre fueron acogidos en esta casa por el alcalde de de la ciudad durante la invasión turca de Valaquia. Vlad nació en 1431 y vivió allí hasta 1436.

Plaza Central y antigua Casa de Vlad Dracul o Vlad Tepes, Sighisoara, Rumania
Plaza Central y antigua Casa de Vlad Dracul (esa amarilla con un dragón a la entrada).

Las Torres de la Ciudadela Fortificada

Caminando por la explanda de la Iglesia Luterana, además de tener unas increíbles vistas de la Ciudad Baja de Sighisoara, verás la Torre de los Herreros (Turnul Fierarilor). Fue construido en 1631 sobre los cimientos de la antigua Torre del Barbero. Desde la Ciudad Alta parece pequeña, pero vista desde la Ciudad Baja se nota su gran tamaño. Su papel principal era proteger a la iglesia en caso de asedio.

Si bordeas el antiguo perímetro de la muralla, irás descubriendo otras torres. La Torre de los Zapateros (Turnul Cizmarilor), al noreste de la antigua ciudadela, aparenta más una casa rectangular alta con una torreta puntiaguda que una torre de vigilancia. Puedes reconocerla porque una placa al costado de su entrada la identifica e indica su fecha de construcción (1681).

La Torre de los Carniceros (Turnul Măcelarilor) se encuentra sobresaliendo la antigua muralla. Fue construida en el siglo XV en forma hegaxonal con el propósito de ampliar el campo de visión. Frente a ella está la cuadrada Torre de los Peleteros (Turnul Cojocarilor) de principos del siglo XIV. A pocos metros está la Torre de los Hojalateros (Turnul Cositorilor) con un piso superior octogonal y una fachada que aún tiene marcas de las balas disparadas por los húngaros durante el asedio del año 1704.

Paseando por la calle Strada Zidul Cetatii en el casco antiguo seguramente pases por debajo de la Torre de los Sastres (Turnul Croitorilor), construida en el siglo XIV para vigilar la segunda puerta de entrada que tenía la ciudadela.

La Iglesia y la Escuela en la Colina

En la cima más alta de la colina de la ciudadela, además de unas vistas privilegiadas, se encuentra una iglesia, un cementerio y una escuela. Se asciende por una pasarela de madera de 176 escalones conocida como Escalera Cubierta (Scara Şcolarilor) hecha en el año 1642 que servía para proteger a los estudiantes de la intemperie durante su asistencia a clases. Lleva directo a la iglesia.

La Iglesia en la Colina (Biserica din Deal) es el monumento arquitectónico más importante de Sighisoara y se considera la tercer iglesia gótica más grande de Transilvania. La Torre y el bastión de los Cerrajeros originalmente estaban al lado izquierdo de la Iglesia Católica, pero fue demolida en 1896 dando paso a la construcción de la Iglesia actual.

Al pasar la iglesia y justo antes de llegar al Cementerio de la Iglesia (Iglesia Cimitirul Bisericii Din Deal) se ve la Torre de los Fabricantes de Cuerda o Cordeleros (Turnul Frânghierilor), hoy convertida en casa de guardia del camposanto. Al llegar a las puertas del cementerio puede girar a la izquierda hacia la Escuela en la Colina, formalmente Joseph Haltrich High School en honor a un ex-rector, compuesta de dos edificios.

La construcción del edificio más pequeño se finalizó en 1619 y se conocía en ese momento como «Naye Schull» (La Escuela Nueva). El edificio principal se levantó en 1793. Algo que nos llamó la atención es que en la escuela suelen enseñarse la mayoría de las materias en alemán. ¿Será para no olvidar sus antiguas raíces alemanas?

¿Y QUÉ MÁS EN SIGHISOARA?

  • Tomar un café en la Plaza Hermann Oberth y chusmear los escaparates de las tiendas sobre la calle Strada Ilarie Chendi.
  • Cruzar el río Tarnava por el puente peatonal que lleva a la Iglesia Ortodoxa Rumana de la Santa Trinidad (Biserica Sfânta Treime din Sighişoara) para visitarla y conocer un área más moderna de la ciudad.
  • Realizar senderismo por la Reserva Breite (Platoul Breite). Un bosque de robles centenarios con especímenes que llegan a los 800 años de edad. En ella habitan gatos monteses, osos y lobos (pero pocos, no te creas que por dar un paseito cerca del pueblo te va a atacar una jauría lobuna).
  • Visitar la Villa Franka, un puñado de casas en la cima de un cerro donde se puede obtener unas impresionantes vistas panorámicas de Sighisoara. Caminando por sus alrededores es posible que veas ciervos y ardillas.
Vistas a Sighisoara desde Villa Franca, Rumania
Vistas a Sighisoara desde Villa Franca

Mapa

Para ayudarte en tu visita te dejamos nuestro mapa. Haciendo zoom en Sighisoara aparecen todos los puntos mencionados.


Esperamos que hayas disfrutado esta entrada.
¡Sigue descubriendo más sitios en Rumania con nosotros!

CategoriesRumania

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.