1

12 consejos para hacer dedo / autostop

12 consejos para hacer dedo / autostop. Haciendo dedo en Fujikawaguchiko.

Aunque suene sencillo y obvio, el hacer dedo (o autostop) es todo un arte y mientras mejor lo domines más rápido te pararán. Teniendo la experiencia de ambos lados, como conductores y como pasajeros, te contamos nuestra experiencia y visión para facilitar tu viaje de mochilero con nuestros 12 consejos para hacer dedo/autostop. ¿Estás preparado? ¡Aquí va!

12 Consejos para ser el mejor Hitchhicker de la Galaxia

1) Vístete (y huele) prolijo. Nos sorprende tener que aclarar este punto, pero nos hemos cansado de aceptar autostopistas que además de poco arreglado huelen a que no se bañan desde hace meses. No es necesario que salgas con traje de etiqueta ni vuelas a colonia cara, pero recuerda que los autos no tienen la obligación de llevarte y mientras menos roñoso aparentes más confianza generarás. Evita noquear al conductor con tu aroma. Oler un poco a sudar y vestirse en un estilo más suelto no está mal, pero de ahí a estar todo mugriento y heder hay un salto grande.

2) No uses lentes de sol y trata siempre que tu rostro sea visible. El contacto visual es muy importante para generar confianza. Piénsalo como si fueras tú el conductor. ¿Pararías por alguien a quien apenas se le ve el rostro? Probablemente no, porque automáticamente nos da la idea de que trata de ocultarse y que si trata de ocultarse es porque «no es buena persona».

A dedo por las carreteras de Malasia
A dedo por las carreteras de Malasia

3) Trata de ser compacto con tu equipaje. Puedes llevar poco peso pero si está todo colgando por fuera de la mochila al conductor le hará creer que es un bulto muy grande para su coche. Y en parte tiene razón, pues a veces no van tan sobrados de lugar y si ven que traes mucho no pararán. Guarda todo lo más ordenado y compacto posible.

4) Busca un lugar que al auto le sea cómodo estacionar. Si te sitúas en una curva cerrada es poco probable que paren. Si estás en una recta pero sin zona de descanso a los laterales tampoco les será fácil levantarte. Si no tienes más remedio trata de buscar aunque sea un huequito y algún punto donde el flujo de tráfico no sea muy denso, para que le resulte menos engorroso al conductor detenerse unos minutos en mitad de la vía.

5) Elije puntos donde los coches vayan lento o deban reducir la velocidad y al mismo tiempo les sea cómodo parar. Por ejemplo: un cruce a las afueras del pueblo o a la salida de las estaciones de servicio.

Joana haciendo dedo en Malasia
Mochila compacta para hacer dedo. No hagas dedo sobre la carretera mismo porque es peligroso.
Los coches te verán igual y que no estés sobre la ruta les dará más espacio para aparcar.

6) Lee un poco sobres las leyes de tráfico y carreteras del país al que vas. Es fundamental saber la opinión de la ley referente a los hitchhickers. En algunos países como Singapur está prohibido. En otros países como España o Japón está prohibido que los coches paren en medio de la autovía (excepto por emergencias) así que no es buena idea ponerse ahí a hacer dedo.

Estudia cómo funciona la red de autovías del país que visitas, así te será más fácil seleccionar los puntos clave donde hacer dedo. Averigua cuanta familiaridad tienen los locatarios del país al que vas con el concepto de personas que viajan a dedo. Si no están acostumbrados será más difícil que paren. Una página que puede ayudarte mucho a recabar este tipo de información por país es HitchWiki.

7) Aléjate de la ciudad. Si hay un factor común que hemos notado en cualquier parte del mundo es que dentro de la ciudad es mucho más difícil que te paren. Lo mejor es empezar desde las salidas de la ciudad que van en dirección a tu destino en el casco periférico. Para esto puedes arrimarte con algún transporte público (bus, metro o tren) que suelen ser económicos.

8) Empieza temprano y con metas realistas. Piensa que estás a dedo y por ende tu viaje puede demorar más horas de lo normal. Si un bus local hace un recorrido determinado en 2 horas calcula que a ti te pueda llevar 4 horas. Mejor que te sobre tiempo y no que te falte. Para hacer dedo hay que ser paciente.

Haciendo dedo con carteles en una Estación de Servicio de las Expressways de Japón.
Haciendo dedo con carteles en una Estación de Servicio de las Expressways de Japón.

9) Ten un plan B para todo lo que te genere miedos, como no llegar a destino o sentirte inseguro con el conductor. Recuerda que aunque el auto pare no tienes obligación de subir (siempre puedes fingir que no te sirve su destino o que te equivocaste) y si te subes y te arrepientas luego (porque maneja muy temerario, no te gusta su actitud o parece sospechoso) siempre puedes bajarte con cualquier excusa: «quiero sacar fotos aquí», «me equivoque de dirección», «mi amigo me acaba de decir que me baje antes, que me espera en tal punto». Lo que sea. Lo más importante es que te sientas seguro.

Las primeras veces puedes optar por hacer dedo con amigos hasta tomar confianza. Pero el miedo es la razón número uno para que mucha gente no haga dedo y debes tenerlo controlado. Medita que usualmente las personas que paran al ver un hitchhiker también se sienten en riesgo e indefensos al aceptar un extraño en su coche. Mientras tu puedes hacerles cualquier cosa con total libertad ellos deben estar atentos a la conducción en la carretera y los condiciona a una situación de vulnerabilidad.

10) Si estás en un país con un idioma que no dominas usa una carta explicativa como ayuda. Esta carta puede tener frases básicas en inglés y en el idioma local. Puedes pedirle ayuda a un locatario bilingüe para que te ayude con la traducción (porque según el idioma que sea el Google Translate no siempre es una buena opción). También ayuda el escribir una breve reseña sobre quien eres y la razón de tu viaje, pero lo más resumido posible.

11) ¿Cartel o no cartel? Al contrario de lo que mucha gente cree, el cartel no es un imperativo del autostopista. El cartel resulta más útil en países donde la diferencia idiomática pueda ser muy grande. Lugares como Japón, China o Tailandia. Para estos países, además del clásico cartón con el nombre de tu ciudad destino, es buena idea tener un papel que indique las ciudades intermedias. De esta manera le puedes explicar al conductor por señas que aunque no vaya a tu destino final aun así te sirve alguno de esos puntos intermedios. En cambio, si estás en un país donde se hable tu lengua o una lengua similar a la tuya entonces el cartel es una elección de gusto.

Muchos viajeros a dedo prefieren evitarlo para no condicionar a los conductores. Si tu cartel dice Paris y lo ve un conductor que va hasta mitad de camino puede que no pare. Si no tienes cartel parará y después de un intercambio de palabras le indicarás que igual te sirve, porque medio camino es mucho para un viajero a dedo. En países donde te sea más sencillo comunicarte verbalmente, no tener cartel abre más oportunidades.

12) ¡Tener siempre una sonrisa y mentalidad positiva! Esto es lo más importante. Si empiezas la travesía con mentalidad negativa todo será más difícil y engorroso. Si inicias tu viaje a dedo con ánimo positivo, aunque te suene tonto, los conductores lo notarán y serán más propensos a parar. Además, ante cualquier error o malentendido con una sonrisa de por medio todo se solucionará más fácil y rápido.

Diego disfrutando el viaje junto a texto de Paul Theroux: El turista no sabe donde ha estado. El viajero no sabe donde irá.

Con estos consejos ya estás listo para la carretera. ¡Que los miedos no te detengan!


¿Te quedan dudas? ¿Has hecho dedo alguna vez? ¡Cuéntanos tus experiencia y dudas en los comentarios!

CategoríasOtros Planificacion
    1. Joana dice:

      Sacadas por el experto Diego Serrón 😉 (excepto la última, fruto de la suerte de principiante que obtuvo Joana para sacar la foto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.