P

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Valle de Ordesa. Parque Nacional de Monte Perdido.

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Parque nacional d’Ordesa y d’as Tres Serols en aragonés) forma parte de la cordillera montañosa de los Pirineos, declarados  Patrimonio Mundial por la UNESCO, y es el segundo parque más antiguo de España. Cuenta con la tercer montaña más alta de los Pirineos, el Monte Perdido (3348 m), solo por detrás del Aneto (3404 m) y el Posets (3371 m). Nosotros estuvimos cuatro días explorando sus alrededores y quedamos encantados. Para compartir nuestras experiencias creamos esta entrada exclusiva del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Geografía de Ordesa y Monte Perdido

Con una superficie de 15.608 ha, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido se hace bastante grandecito de recorrer. Por eso, para elegir bien que zona explorar (especialmente si contas con poco tiempo), es importante tener claro su forma y distribución. 

Podemos decir que el centro es el macizo de Monte Perdido, creado por Las Tres Sorores o Treserols: Monte Perdido, Pico Cilindro y Pico de Añisclo (o Soum de Ramond). Desde este macizo se abren como brazos -de izquierda a derecha- los valles de Ordesa (delineado por el río Arazas), Añisclo (río Bellós), Escuaín (río Yaga) y Pineta (río Cinca). Cada valle cuenta con diferentes rutas de senderismo.

Valle de Ordesa. Parque Nacional de Monte Perdido.
Mapa de la región del parque y reeserva. A la derecha se ve el nucleo central con Monte Perdido al centro y los cuatro valles alrededor.

Del valle de Ordesa la caminata principal es la ruta a la Cola de Caballo, del valle de Pineta la principal es la ruta al Circo de Pineta, por la garganta del valle de Escuaín hay varias caminatas cortas y dos largas (hasta el Puente de Los Mallos y hasta el Refugio de los Pastores) y del valle de Añisclo la senda principal es por su cañón hasta la Cascada de Fuen Blanca. 

Se puede acceder a las caminatas del Parque a través de los pueblos de Torla (valle de Ordesa), Escalona y Fanlo (cañón de Añisclo), Escuaín y Tella-Revilla (garganta de Escuaín) y Bielsa (valle de Pineta). Nosotros realizamos rutas del valle de Ordesa, del Cañón de Añisclo y de la Garganta de Escuaín. Te contamos cuáles y como.

Valle de Ordesa – Broto, Torla-Ordesa, La Pradera y Cola de Caballo

Nuestra primer visita oficial al parque de Monte Perdido fue a su valle más famoso, el valle de Ordesa. Primero paramos en Broto, pueblo pegado al río Ara, donde hicimos una cortita senda (720 m ida y vuelta) por el Barranco del Sorrosal hasta la Cascada de Sorrosal.

La siguiente parada la hicimos en la villa de Torla, que cuenta con el principal centro de visitantes del parque. El centro es bastante grande y presenta muchísima información (y muy interesante) de la historia del parque, su flora y su fauna. Aprovechamos también para caminar por sus calles que te transportan al medioevo. Las construcciones de las casas responden a la arquitectura típica del Alto Aragón y se repite a lo largo de villas y pueblos aledaños al parque. Son casas con paredes de piedra, tejado de losas de arenisca y chimeneas troncocónicas coronadas por piedras de distintas morfología. En el pasado, estas curiosas piedras estaban destinadas a espantar a las brujas para evitar que entraran a los hogares por el único acceso imposible de sellar; por eso se las conoce como “espantabruxas”. 

Ruta desde el Aparcamiento y Pradera de Ordesa al Refugio de Pineta.
Ruta desde el Aparcamiento y Pradera de Ordesa al Refugio de Pineta.

Es momento de caminar hasta la Cascada de Cola de Caballo. Para esta ruta hay varias opciones. En verano y Semana Santa está prohibido el acceso en vehículo privado al valle de Ordesa. Desde el pueblo de Torla, la única forma de llegar al comienzo oficial de la ruta (Parking de La Pradera de Ordesa) es en autobús público o a pie por un sendero de 7.7 km (300 m de desnivel). El sendero va por un paraje natural, acompañando el río Ara hasta doblar en el río Arazas y cruzar varias cascadas, por lo que si no te molesta caminar es una opción muy buena.

Nosotros fuimos en otoño, así que pudimos acceder sin problemas en nuestro auto hasta el parking de La Pradera. Desde aquí la caminata hasta la Cascada de la Cola de Caballo es aprox. de unos 20 km ida y vuelta (dependerá de si la haces circular o lineal y de si agregas desvíos para visitar otras cascadas y miradores por fuera de la ruta principal). La ruta acompaña al río Arazas hasta el final enseñando las bonitas cascadas de Arripas, de la Cueva, del Estrecho y las bellas cascadas escalonadas bautizadas Gradas de Soaso.

Hasta aquí el sendero transcurre por un espeso bosque de pinos, hayas y abetos que cuando fuimos exhibían un espectáculo de colores otoñales: anaranjados, amarillos, rojos, marrones y verdes contrastados por el blanco de la nieve. A partir de las Gradas de Soaso comienza un valle llano y árido, típico de las zonas altas, por una concavidad rocosa semicircular de abruptas montañas. Es el circo de origen glaciar de Soaso. Al fondo del Circo Soaso está la increíble cascada de La Cola de Caballo.

Cascada Cola de Caballo. Valle de Ordesa. Parque Nacional de Monte Perdido.
Cascada Cola de Caballo.

Para los que desean cruzar desde el Valle de Ordesa hasta los otros valles del Parque o incluso trekkear a los Pirineos franceses por el macizo de Monte Perdido, se puede continuar hasta el Refugio de Góriz y pernoctar allí. Para los que solo vamos por el día, hechas las fotos a la cascada hay varias opciones de retorno:

  • si queremos hacer una ruta 100% circular se puede volver por el Sendero de los Cazadores que va por la ribera opuesta del río Arazas (esta opción es la más larga);
  • si queremos hacer una ruta semi-circular se puede regresar por el mismo camino hasta la Cascada de la Cueva y de allí cruzar el río Arazas por un puente y seguir por el margen izquierdo hasta el parking (esta ruta es diferente a la del Sendero de los Cazadores que también va por el margen izquierdo pero más alejado del río);
  • o retornar por exactamente la misma senda.

La caminata hasta La Cola de Caballo es maravillosa y recomendamos hacerla al menos semi-circular para ver diferentes paisajes. Otoño probablemente sea la mejor época por los contrastes de colores y la presencia de nieve en cantidad suficiente para embellecer pero no tanta como para dificultar el paso.

Cascadas de la Cueva. Valle de Ordesa. Parque Nacional de Monte Perdido.
Cascadas de la Cueva.

Cañón de Añisclo

Después de una merecida noche de descanso tras la paliza del Valle de Ordesa tomamos ruta por el Valle de Vió dirección al este. Paramos en Fanlo a visitar el minúsculo pueblito y continuamos hasta el aparcamiento de acceso de la Ereta de Biés. De él salen dos caminatas lineales paralelas al río Bellós que se introducen bien adentro del Cañón de Añisclo y dos caminatas circulares. Nosotros optamos por la circular.

El comienzo de todas es el mismo, cruzar el río Aso por el puente y caminar por el margen derecho del río Bellós hasta la Ermita de San Úrbez. La ermita está incrustada dentro de una cueva, mirando al acantilado, otorgándole una apariencia muy peculiar. Fue erigida en honor a Santo Úrbez, un pastor que vivió en esta cueva en el siglo VIII.

Después de la ermita se dividen las cuatro rutas. La circular más amplia va hacia el pueblo deshabitado de Sercué. Nosotros optamos por la circular pequeña que es de solo 1.5 km. Para esta hay que descender por una senda a la izquierda hasta el lecho del río Bellós, donde se forman unas cascadas increíbles, y cruzarlo por un puente. De a poco recupera uno altura hasta la impresionante cascada del río Aso. Finalmente, seguimos el río hasta el aparcamiento con miradores en el camino que permiten excelentes vistas panorámicas al Cañón de Añisclo, su río y la Ermita de San Úrbez.

Ermita de San Úrbez Cañon de Añisclo, Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido
Ermita de San Úrbez , Cañón de Añisclo.

Garganta de Escuaín – Mirador Revilla

Estamos listos para explorar el Valle de Escuaín. Metemos ruta con vistas al río Bellos y no paramos hasta el siguiente punto. Tanto la villa de Revilla como la de Escuaín se ubican sobre la garganta del valle pero en riscos opuestos, separados por el cañón. Para llegar a cada uno hay que tomar pistas totalmente distintas que van zigzagueando por la montaña y eso consume mucho tiempo, por eso nos decantamos solo por una y vamos al pueblo de Revilla.

Desde Revilla hay dos sendas lineales. Una es de 11 km ida y vuelta y se mete todo por el barranco hasta el refugio Foratarruego. La otra también es lineal pero de solo 3 km ida y vuelta y fue por la que optamos. Comienza en el Parking-Mirador de Revilla y va siguiendo una faja del río Yaga con espectaculares vistas a la Garganta de Escuaín. Casi al final se puede ver del otro lado del acantilado el pueblo de Escuaín y al terminar hay un mirador a la cascada de la Fuente de Escuaín. 

Garganta del Escuaín. Valle de Ordesa. Parque Nacional de Monte Perdido.
Garganta del Escuaín.

Resumiendo, nuestra experiencia en el Parque de Ordesa y Monte Perdido fue genial y lo recomendamos a todo buen amante de la naturaleza. Para los más duchos en ornitología, es sitio ideal para avistar quebrantahuesos (especie amenazada en grave peligro de extinción), gorriones y buitres leonados. Nosotros vimos varias aves bastante grandes pero nuestra falta de conocimiento nos hizo imposible distinguir que especie era.

Si no sos de las caminatas largas, hay muchas otras opciones cortas y a veces ni es necesario caminar. Solo los paisajes del aparcamiento ya son de cuento. Es ideal hasta para ir con niños y en invierno para realizar deportes de nieve.


¿Conocías este Parque Nacional de Aragón? ¿Qué caminata te pareció más interesante?

CategoríasEspaña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.