T

Trazando tu recorrido

Diego pensativo en un bello mural de gamcheon village en su festival anual.

Ahora que ya tenés el o los destinos elegidos, toca marcar el recorrido que vas a hacer. Te contamos cuáles son los puntos claves a tener en cuenta para crear el mejor itinerario de viaje.  

¿Aún no tenés definido a qué lugar querés ir? Lee primero el artículo “Cómo elegir un destino” y guarda este post para después.  

Tiempo  

Para poder realmente disfrutar de un lugar hay que ser conscientes del tiempo que disponemos. No es realista agregar 40 lugares diferentes, cada uno en un punto distinto del país, y pretender visitarlos todos en una semana.  

Medita cuanto tiempo has utilizado en viajes previos para explorar ciudades o naturaleza y qué tan rápido te agotas. De esta manera, tendrás un parámetro para calcular los días necesarios en un sitio específico. 

Playa Bolonia y sus dunas
Plan de viaje: Pasear: Una horita. Descansar en la hamaca frente al mar: Resto del día.

Clima 

Que haga buen tiempo en el país del que salís no debe hacerte olvidar que viajas a otra zona del mundo. Es importante que al planificar el viaje tengas en cuenta el clima. Los lugares que te interesan… 

  • ¿Son accesibles en la época del año que vas?  
  • ¿Necesitas mucho abrigo?  
  • ¿Será época de monzones?  
  • ¿Hace un calor asfixiante?  
  • ¿Cuántas horas de luz hay?  

La respuesta a cada una de estas preguntas marcará la ruta de tu viaje. 

Por ejemplo, al elegir ir en invierno a España deberé tener en cuenta que el norte va a estar muy nevado y que probablemente las rutas secundarias y senderos de alta montaña estén cerrados. Además, voy a tener menos horas de luz para recorrer los sitios elegidos. 

Otro ejemplo, si voy en diciembre a Indonesia es importante que revise las temporadas de lluvia y si resulta que llego en época de monzones entonces el turismo de playa no será lo ideal. 

Sosteniendo la llave de entrada al Templo de Abu Simbel
¿Pensabas que en Egipto hace calor siempre? ¡No en invierno!

Interés 

Es clave definir los intereses de tu viaje. Saber cuál será el enfoque de tu paseo, qué aspecto es en el que más querés profundizar. ¿Gastronomía? ¿Deporte? ¿Arquitectura? ¿Paisajes? ¿Turismo urbano? ¿Playa? No significa que no hagas un poco de todas, pero aquí queremos que analices aquello que más te gusta. Por ejemplo, si sabés que vas a visitar ciudades grandes indaga las actividades que te gustaría realizar: visitar museos, salir de fiesta, profundizar en la cultura local, etc.  

Todos estos datos colaborarán en una mejor selección de sitios a añadir en tu recorrido. Imaginemos que vas a un lugar sin haber leído que hay para hacer allí. Puede ser que te gusten las sorpresas y estes abierto a todo, sin importar que lo que encuentres no sea de especial interés para ti; o puede pasar que estes en un viaje corto al que querés sacarle el máximo provecho y que arribar a un sitio que no se alineé con tus intereses redunde en la pérdida de tu valioso tiempo.  

Mieng Kum, Tailandia
Nuestro interés favorito: la comida 🤤

Distancias y transporte 

A veces caemos en el error de medir las distancias abriendo Google Maps y fijándonos cuantos kilómetros hay desde el punto A al punto B. Puede que no sean muchos y aun así demores una vida en llegar. Dependerá de las condiciones de la carretera, su accesibilidad (por ejemplo, las carreteras de alta montaña no siempre están abiertas), la presencia y frecuencia de transporte público y los accidentes geográficos.  

Si el transporte público es deficiente será necesario que evalúes modos de transporte alternativo para alcanzar el destino. En el caso de las islas, revisá los medios de transporte disponibles (avión, ferry, bote, etc.). Considerá que la frecuencia de ferries y aviones a islas pequeñas están muy sujetos al clima y puede variar según la época del año. Hay islas a las que solo es posible acceder en avión una vez a la semana, a través de una única compañía y a precios altos. 

Haciendo dedo en Fujikawaguchiko.
Lo bueno de ir con mucho tiempo es que siempre está la opción de moverse a dedo 😀

Un ejemplo jerryviajero 

Trazando la ruta de viaje por Marruecos en enero tuvimos que descartar la región alta del Atlas. ¿La razón? El clima. Amamos las montañas y siempre que podemos subimos a una, pero en esas fechas las condiciones climáticas lo hacían inviable para nosotros que no somos ningunos expertos en senderismo de alta montaña. 

Por un tema de distancias y transporte también descartamos zonas agrestes de difícil acceso. Íbamos solo por un mes y no queríamos perder mucho tiempo yendo de un lado a otro. En cambio, decidimos focalizar el paseo sobre la costa atlántica, subiendo de sur a norte y realizando paradas puntuales en pueblos específicos continente adentro, que no requirieran mucho desvío y fueran accesibles en bus o tren.  

Para elegir bien qué paradas queríamos hacer en el recorrido por Marruecos nos enfocamos en elegir zonas urbanas con oferta cultural y gastronómica: pueblos de fácil acceso, ciudades modernas y ciudades históricas.  

Si te interesa conocer cuál fue nuestra ruta por este país del norte africano, te invitamos a leerlo en nuestra guía viajando por Marruecos.

Kasbah tangier, puerto, marruecos
Desde la Kasbah de Tanger, Marruecos. España nos saluda desde la orilla opuesta.

Esperamos que esta guía te resulte útil. Nos encantaría leer en los comentarios qué método utilizas tú para trazar el recorrido de viaje. 

CategoríasPlanificación
Etiquetas
  1. Roberto Serrón dice:

    Muy buenas sugerencias.
    Antes de viajar leo todo lo que puedo sobre el destino al que me dirijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.logo Jerry Viaja - El y Ella Corriendo por el mundo detras de Jerry el gatito.